Portal de la Junta de Andalucía

Discurso del presidente de la Junta en la presentación de Andalucía 10

15/12/2010
Vista impresión Aumentar fuente Fuente normal Disminuir fuente

Les hemos convocado para invitarles a participar activamente en la consecución de un doble objetivo:

-a los empresarios: para que hagan visible y refuercen la marca Andalucía.

-a los demás ciudadanos: para que proyecten una imagen de Andalucía alejada de los tópicos y más cercana a su realidad.

Todo lo que hemos podido ver y escuchar se corresponde con una imagen poco conocida de Andalucía. Sin embargo es la que más se parece a la Andalucía de hoy.

Tener un conocimiento profundo de esta realidad, de su exacta dimensión, exige, en primer lugar, tener memoria. Lo primero que hemos de hacer es partir de una idea clara de Andalucía, de una percepción ajustada de lo que realmente ha sido y es. De ahí la necesidad de mostrar y explicar toda la riqueza y diversidad de Andalucía, en su circunstancia histórica.

Defender lo que somos es una garantía para conseguir lo que queremos ser. La obligación del Gobierno es defender lo que somos, tan lejos del tópico como de la autocomplacencia. Ésa es la razón de ser del proyecto que nos convoca hoy aquí: Andalucía 10 es una iniciativa para mostrar la realidad andaluza en todas sus dimensiones.

Un proyecto que aúna conocimiento y comunicación, para hacer visible el valor de Andalucía en investigación, innovación, cultura, igualdad y sostenibilidad.

Y a partir de todo ello fortalecer la marca Andalucía. Conseguir que la amplia oferta andaluza en sectores de actividad tan diversos como el agroalimentario, las energías renovables, la biomedicina, la aeronáutica, la construcción, la cultura o el turismo, se identifiquen con calidad y respeto por el medio ambiente.

La marca permite diferenciar un producto de otras alternativas de consumo y de otros fabricantes, y garantiza notoriedad y prestigio, aspectos fundamentales en una economía y unos mercados altamente competitivos.

Disponer de una imagen acorde a la realidad andaluza es un elemento clave para nuestro impulso económico. Por eso Andalucía 10 es una iniciativa pensada para las empresas, y puesta en marcha de forma conjunta con las empresas. Con empresas que invierten en más innovación, en nuevas tecnologías, en formación de los recursos humanos, en comercialización e internacionalización.

Empresas que establecen alianzas estratégicas, con centros de investigación y universidades. Empresas que eligen el recorrido más largo, el más apasionante también. El único que garantiza ganancias en competencia y que incrementa la competitividad de la economía a largo plazo. Andalucía 10 es presente y futuro. Un presente fruto de una gran transformación social. Un futuro sostenible para el territorio y sus gentes.

* * *

Como dije antes, la Andalucía de hoy no se comprende sin atender a su bagaje histórico, al conjunto de experiencias, conocimientos y visiones del mundo que han modelado una forma de ser y de llegar hasta aquí.

A lo largo de los siglos, esta tierra ha sido espacio de convivencia entre culturas; de mestizaje; de reconocimiento de la diferencia y de enriquecimiento mutuo.

Su posición estratégica entre dos mares ha conferido, además, a los andaluces un espíritu emprendedor que ha modelado una sociedad abierta al mundo. Fue encrucijada entre el Mediterráneo y la Europa atlántica en la Edad Media; fue punto de encuentro entre Occidente y América en el primer capitalismo; fue baluarte de la democracia y la libertad en el despertar del liberalismo. Y en todos estos desafíos históricos, Andalucía se hizo continente. Andalucía se ha construido con la creatividad y las aportaciones de hombres y mujeres de la ciencia, el arte, la política, la cultura y el pensamiento.

Andalucía son los empresarios, los investigadores, los creadores, la sociedad andaluza en su conjunto. Ellos son los que pueden explicar cabalmente qué es hoy Andalucía, porque ellos hacen Andalucía. Ellos han sido los protagonistas de los profundos cambios estructurales que ha experimentado esta tierra en las últimas décadas.

Andalucía ha sido capaz de modificar tendencias seculares: hemos cambiado de la emigración a la inmigración, se ha producido una igualdad de oportunidad entre hombres y mujeres que nunca tuvo esta tierra, hemos transformado nuestras estructuras productivas, avanzamos en investigación y tenemos una destacada presencia en sectores de vanguardia.

Pero también es verdad que Andalucía se ha visto obligada a realizar una gran transformación cualitativa más tarde y más deprisa que muchas otras regiones y países europeos.

Por ello, en Andalucía conviven aún realidades muy distintas. Somos espacio de contrastes y claroscuros, y todavía hay realidades que debemos y queremos superar. En la Andalucía de hoy hay huellas claras del ayer.

En la actual situación de crisis, el desempleo nos castiga con dureza. Pero es cierto que como sociedad la afrontamos en mejores condiciones, con más formación y más preparados que en cualquier momento de nuestra historia.

La creación de riqueza y empleo está determinada por lo que hacemos en Andalucía. Pero en una medida muy importante también, con lo que se piensa de Andalucía. La atracción de inversiones y profesionales será más fácil cuanto mejor se conozca una tierra que hoy lo ofrece todo para invertir, para vivir y convivir.

* * *

Uno de los principales obstáculos, tal vez el principal, para avanzar son los tópicos.

La imagen tópica simplifica, constriñe, empobrece la realidad. Y a veces cala hasta el punto de mimetizarla en nuestros propios comportamientos. Y por eso tenemos que combatirla sin descanso. No existe una Andalucía única, del mismo modo que no existe un modo único de ser andaluz. Sin embargo, demasiadas veces se nos ha juzgado y encorsetado en clichés falsos.

Andalucía no es, nunca fue, una tierra inmovilista. Se equivocan quienes defienden a ultranza las esencias eternas de lo andaluz. Estamos abiertos a los cambios, es más, somos capaces de impulsarlos como lo hemos demostrado tantas veces en nuestra historia.

Incluso con nuestras propias raíces culturales. Con lo que se trató de convertir en un cliché como lo fue el flamenco. Hoy lloramos a Enrique Morente, un artista que, desde las raíces más hondas del cante, supo innovar, crear un universo nuevo, hacer nuevo lo tradicional y hacer de la tradición un impulso creativo. Y eso fue romper un cliché, un tópico, un callejón repetitivo sin salida. Enrique innovó.

Lejos del tópico de la Andalucía autocomplaciente, indolente, o subsidiada, somos una comunidad que ha sabido proyectar su futuro. Y somos serios y solventes. Lo hemos demostrado en Europa con la buena gestión de los fondos estructurales, y ahora con nuestro camino innegociable hacia la consolidación fiscal.

Desde la estabilidad, desde la cohesión queremos también contribuir a hacer fortalecer el valor España. Lejos del tópico hemos aportado valor al conjunto. En todos los sectores.

En lo agroalimentario, en la aeronáutica y en el turismo, por citar tres sectores tradicionales. Pero también en sectores nuevos como las energías renovables, la acuicultura o las TIC. Nuestra economía ha avanzado considerablemente en la última década.

El principal logro colectivo ha sido la formación del capital humano. Universalizamos el acceso a la educación y hemos de universalizar el éxito y el conocimiento. Hoy una tercera parte de la población empleada es titulada superior.

El gasto en I+D se ha triplicado en este periodo, creciendo el doble que en la Unión europea. Por mucho que nos acucie la crisis, esta inversión no puede reducirse. Nuestras universidades tienen un claro compromiso por la excelencia. Así lo avala el sello Campus de Excelencia internacional.

Disponemos de una industria de alto valor tecnológico en sectores estratégicos como el aeronáutico, las tecnologías de la información o la biotecnología.

La investigación biomédica es nuestro pequeño orgullo, una de nuestras señas de identidad. Con investigadores de prestigio, y un importante tejido empresarial en el sector biotecnológico. Y con la capacidad suficiente para atraer hasta nuestro territorio a empresas biotecnológicas y expertos internacionales. Éste es un escenario de oportunidades para convertirnos en una Biorregión.

La gran diversidad biológica y paisajística de Andalucía la convierten en una de las regiones más ricas y mejor conservadas de Europa. Andalucía es uno de los veinte espacios de diversidad biológica del planeta. Los Planes de Desarrollo Sostenible de nuestros parques naturales son un referente de compatibilidad entre desarrollo económico bienestar social y conservación medioambiental.

Y aquí también hemos desarrollado distintivos que certifican la calidad de nuestros bienes y servicios como la marca Parque Natural de Andalucía y Etiqueta Doñana 21.

Nuestra importante red de infraestructuras, ha experimentado un fuerte avance. Y ha hecho de Andalucía una sociedad cohesionada, desde la equidad y el equilibrio territo-rial. Contamos con los recursos necesarios: humanos, tecnológicos, físicos y naturales. Y con la capacidad para aprovecharlos.

Andalucía es un territorio atractivo para vivir y para trabajar. Un territorio con oportunidades para la inversión y el desarrollo de proyectos futuros.

* * *
Andalucía 10 es la vía de comunicación de un proyecto que tiene en el mérito, la capacidad y la responsabilidad las claves de su desarrollo. Que son también las claves de futuro.

El proyecto Andalucía 10 parte de un análisis de la percepción social de Andalucía en España.

Hay tres rasgos que destacan los españoles cuando definen culturalmente a Andalucía: son la alegría, la sociabilidad y la hospitalidad.

Andalucía es ciertamente un pueblo alegre. Y es también serio y trabajador y responsable. Ése es el proyecto que queremos compartir y aportar desde Andalucía.

Un proyecto que quiere reunir a toda la sociedad andaluza. Un proyecto de impulso colectivo. Convocarla a trasladar su realidad al resto del mundo para aportar lo que somos y establecer alianzas estratégicas en todos aquellos ámbitos de actividad en los que Andalucía tiene hoy mucho que decir.

Con Andalucía 10 queremos mostrar lo que somos y también lo que somos capaces de hacer. No debemos conformarnos con desterrar para siempre el tópico injusto o la concepción absurdamente peyorativa que algunos tienen sobre Andalucía.

Nuestra ambición es que Andalucía se asocie a conocimiento, convivencia, desarrollo, igualdad de oportunidades, competitividad y dinamismo.

Y para eso trabaja la inmensa mayoría de los andaluces y andaluzas que creen en sus posibilidades. Esa es la Andalucía cuya imagen, alejada del tópico, queremos que coincida con la voluntad y la capacidad de nuestro pueblo.

Invito a nuestras empresas a sumarse a Andalucía 10. Y a los andaluces, en general, a proyectar una imagen de nuestra comunidad sin el lastre de los tópicos.

Por eso termino agradeciéndoles su presencia y su compromiso.

Oficina del Portavoz del Gobierno
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla | 955 035 546 ó 955 035 548
portavoz@juntadeandalucia.es