Portal de la Junta de Andalucía

Intervención del presidente de la Junta en la comparecencia informativa de inicio del curso político 2011 en Andalucía

04/01/2011
Vista impresión Aumentar fuente Fuente normal Disminuir fuente

2011 va a ser un año muy importante para Andalucía. Estamos viviendo una encrucijada histórica que afecta a muchas de las políticas, e incluso de las convicciones, que nos han venido acompañando en los últimos tiempos.

De ahí la importancia que tiene en estos momentos la forma en que abordemos la salida de esta crisis. Una crisis sin precedentes históricos que se ha traducido en un aumento del desempleo y en dificultades para empresas y familias.

Les he convocado hoy, aquí en San Telmo, para informarles de la hoja de ruta que se marca el Gobierno andaluz en el arranque de un año decisivo para la economía europea, en general, y para la de nuestra comunidad, en particular. Un año decisivo para la recuperación económica.

En el año 2010 se ha empezado a frenar la destrucción de empleo. Mientras en 2009 se perdieron más de 200.000 empleos, el pasado año, a falta de cerrar los datos, podemos decir que se han cumplido con creces las previsiones y que el aumento del desempleo se ha debido fundamentalmente a los aumentos de población activa.

Es decir, el aumento del paro no se ha debido tanto a la destrucción de empleo como a la incorporación de nuevas personas al mercado laboral.

Los datos de paro registrado y de afiliación indican que hemos empezado un nuevo camino, y que nuestras medidas comienzan a dar resultados.

En estos momentos es imprescindible fortalecer la confianza y hacer que los elementos que indican una mejoría (aumento del consumo, del número de empresas o de las exportaciones) se consoliden y podamos terminar 2011 con creación de empleo.

Este, el empleo, es, desde luego, el primero, y más importante, de nuestros objetivos como gobierno.

No se puede salir de cualquier forma de esta crisis económica, sino preservando nuestro modelo social, apostando por lo público como elemento regulador. Hemos hecho frente a reformas y ajustes muy complicados, apostando por lo público, incluso en los momentos más difíciles.

Por ello, cuatro de cada cinco euros del presupuesto para 2011 está destinado a gasto social, a apoyar a las familias andaluzas; lo que implica gratuidad de los libros de texto, becas, más centros de salud, más investigación, aumento de las pensiones mínimas, amplia cobertura de la dependencia. Todo ello en un contexto de austeridad y reforma de la administración, que la hará más moderna y eficiente.

Es fundamental la forma en que salgamos de la crisis. Al mantenimiento de la cohesión y del gasto social, hay que sumar esfuerzos en la consolidación del nuevo modelo económico basado en la educación, el conocimiento, la innovación, la sostenibilidad y, sobre todo, la igualdad de oportunidades. Sólo así estaremos sentando las bases para ganar el futuro. En estos momentos, es, además, imprescindible mantener la estabilidad presupuestaria.

La estabilidad es siempre un valor y más en los momentos actuales; evidencia nuestra voluntad de recuperación económica. Lo contrario sería una huída hacia delante y no sería sostenible. Trataremos de cumplir nuestros compromisos, conscientes de que Andalucía sigue siendo una de las CCAA con un menor nivel de endeudamiento, en términos de población (per cápita) y de PIB.

Me han oído decir que, en estos momentos, todos debemos apoyar el valor España. Debemos hacerlo mediante una cooperación autonómica que trate de hacerse fuerte en el cumplimiento de tres objetivos:

-La consolidación fiscal de España.
-La cohesión territorial y
-La unidad de mercado.

La cooperación autonómica ha de partir de un claro apoyo a la España de las autonomías, la forma de Estado que forma parte del consenso constitucional y, se ha demostrado, la más eficaz en términos históricos. La historia más reciente de nuestro país ha demostrado no solo la solidez del modelo sino además su fortaleza económica.

Debemos seguir avanzando, en la coordinación de las políticas activas de empleo, como elemento nuclear que puede adaptar la oferta y la demanda a la realidad del mercado laboral. Un mercado único en España. En 2011, como dije antes, una vez contenido el proceso de destrucción de empleo, nuestra prioridad más absoluta, la mía y la de mi Gobierno, es crear empleo.

Con este objetivo, este mismo mes de enero, convocaré a los agentes económicos y sociales, empresarios y sindicatos. Con ellos analizaremos el momento económico y las reformas que estamos llevando a cabo, en el contexto del VII ACSA. Con diálogo no sólo se pueden llevar a cabo mejores iniciativas, sino que éstas serán mejor entendidas por los andaluces y andaluzas.

Debemos aprovechar el actual momento para intensificar todos nuestros esfuerzos en pos de la creación de empleo. Gobierno, empresas y sindicatos debemos liderar ese impulso único, trabajando conjuntamente, como hemos venido haciendo desde 1994. Estos esfuerzos se sumarán además a los planes del Gobierno andaluz que ahora entran en vigor:

-El Plan Proyecta, destinado a las personas más castigadas por el desempleo, jóvenes y parados de larga duración. A este plan se destinará este año 510 millones de euros.

-Por un lado beneficiará a jóvenes de entre 18 y 29 años, una población estimada en unas 150.000 personas.

-Por otro, a personas de más de 45 años que son parados de larga duración, es decir, más de 65.000 beneficiarios.

-El plan contempla la creación de becas de unos 440 euros mensuales para formación de desempleados.

-También integra el Programa Contrata, dotado con 25 millones de euros, para fomentar el empleo en pymes y autónomos.

Todo ello unido a los distintos planes estratégicos e incentivos a empresas puestos en marcha por mi Gobierno, y que forman parte del VII ACSA.

2011 va a ser también un año crucial para el futuro de la Unión Europea y, por supuesto, para el futuro inmediato de Andalucía. El momento es decisivo, porque los acontecimientos están demostrando que, sólo desde la unión política y desde una política económica común, podemos hacer frente con solvencia a las distintas ofensivas especulativas de los mercados financieros.

Como ustedes saben, será en 2011 cuando la UE realice su propuesta presupuestaria para el futuro inmediato. Las Perspectivas Financieras para el periodo 2014-2020 verán este año la luz, empezarán a debatirse. Y lo van a hacer en un ambiente difícil para el fortalecimiento de las políticas comunes.

Un momento en que Europa debe hacerse más Europa para salir fortalecida de la crisis.

Nosotros apostamos por un presupuesto suficiente para mantener las políticas de cohesión, como viene defendiendo el Gobierno de España. Un presupuesto que suponga más Europa. Precisamente de lo que haya de ser el presupuesto van a depender muchas de las ayudas que anualmente concede la UE para la política agraria y para los fondos estructurales que tan importantes han venido siendo para España y Andalucía.

Andalucía se ha beneficiado de ambos. Ahora las circunstancias han cambiado y hemos pasado (lo hicimos en 2007) de ser región de convergencia (antes objetivo I) a ser región de competitividad. Por eso, es necesario articular un periodo de transición ordenado, para ajustarnos a la nueva situación. Pero también para poder consolidar los avances que nos ha permitido la Política de Cohesión europea.

También es crucial la Política Agraria Común. El Gobierno andaluz defenderá los intereses de Andalucía en la negociación de la nueva PAC, centrados en tres objetivos fundamentales:

-Que la nueva PAC cuente con presupuesto suficiente para mantener la renta de los agricultores andaluces y para mejorar la competitividad del sector;

-Que se preserve el principio de subsidiariedad. Las regiones son las que deben tener un mayor protagonismo en esta política;

-Y que se favorezca el apoyo a la producción, la conservación del medio ambiente y el empleo.

Los próximos 26 y 27 de enero, viajaré a Bruselas. Allí mantendré una entrevista con el presidente de la Comisión Europea y otros comisarios, previa a la reunión del Comité de las Regiones.

Antes de este viaje me voy a reunir con los líderes de las distintas fuerzas políticas andaluzas para compartir los objetivos del Gobierno en la defensa de los intereses de Andalucía en Europa. De igual forma, haremos llegar al Gobierno de España nuestra posición, que sin duda será coincidente con los intereses generales del país. Es la hora de que todos empujemos en la misma dirección y creo que de esta forma Andalucía saldrá ganando.

Termino como empecé, reiterando mi compromiso con el empleo, con las políticas sociales y con la consolidación fiscal. Mi apoyo y el de mi gobierno al valor España.

Las líneas principales del Gobierno andaluz para el inicio de 2011 están claras:

-La creación de empleo como máxima prioridad, en el marco de la Concertación Social, y con la colaboración de los agentes económicos y sociales, empresarios y sindicatos.

-El mantenimiento de las políticas sociales, tal y como lo reflejan nuestros presupuestos. Porque, sin duda, estas políticas generan derechos.

-Así como la defensa firme de los intereses de Andalucía en Europa.

Para terminar, quiero reafirmarme también en el compromiso de Andalucía con los objetivos de estabilidad para fortalecer el valor España. Y lo hago consciente de que el Estado de las Autonomías es una historia de éxito. Desde esta premisa seguiremos trabajando con el Gobierno de España para hacer más fácil el camino reformista emprendido y más rápida y eficaz la salida de la crisis económica.

Oficina del Portavoz del Gobierno
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla | 955 035 546 ó 955 035 548
portavoz@juntadeandalucia.es