Portal de la Junta de Andalucía

Intervención del presidente de la Junta en su visita al parque Científico Tecnológico de Almería

02/02/2011
Vista impresión Aumentar fuente Fuente normal Disminuir fuente

El Parque Científico Tecnológico de Almería cobra hoy un nuevo impulso. Este es un proyecto de futuro para Andalucía, que va a contribuir a dinamizar la economía almeriense para ganar competitividad ante las nuevas exigencias de la economía globalizada. Se trata de una iniciativa de colaboración público privada, que cuenta con el respaldo de los mejores socios, tanto institucionales como empresariales, financieros y del campo del conocimiento.

Un referente de excelencia a disposición de todas aquellas empresas que apuesten por la I+D+i. Un Parque con una ubicación estratégica, cuyo objetivo es potenciar el desarrollo de la innovación y de los negocios en Almería.

Algo que ya es una realidad en la Sede Científica del PITA en la Universidad de Almería, donde se hace posible que la ciencia y la investigación que surge del mundo universitario, se transfiera a las empresas. En concreto me estoy refiriendo a la integración entre el mundo científico y empresarial, en la que ya trabajan 17 Empresas de Base Tecnológica (EBT), 3 Centros Tecnológicos y 5 entidades públicas.

PITA funciona como un acelerador de los procesos de innovación. Cuando tenga plena ocupación, con 255 empresas, generará una actividad económica de 1.000 millones de euros y más de 12.400 empleos, lo que supondrá el 4,7% del Valor Añadido Bruto de la provincia y el 4,2% del empleo. Innovar es crear empresa, es crecer en la empresa, es adaptarse a los cambios, buscar nuevos horizontes, construir sinergias y llevar nuevas ideas al mercado. Valores, todos ellos, que representa PITA.

Esta es una forma de hacer empresa que está en la base del modelo de crecimiento sostenible con el que podemos mejorar la competitividad de Andalucía, para ganar un futuro mejor. Y Almería puede competir con alto valor añadido en innovación: en los nuevos sectores emergentes, como el de las energías renovables, y en la transformación de sectores tradicionales, como ya viene haciendo en el agroalimentario, locomotora de la economía de la provincia en las últimas décadas.

El sector hortofrutícola es una pieza clave de un importante tejido empresarial en Almería. Un ejemplo de innovación en tecnologías para la agricultura intensiva de vanguardia, donde ha alcanzado un elevado grado de tecnificación y desarrollo de servicios auxiliares. Sus avances en Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación hacen de Andalucía un referente internacional en este ámbito.

Un modelo que se identifica con la calidad, con su capacidad para generar valor añadido y su vocación de apertura a otros mercados. El sector exterior es la señal más inequívoca de la competitividad de una economía.

Almería es la tercera provincia exportadora de frutas y hortalizas de España, con una cuarta parte del total nacional. El año pasado las exportaciones del sector en la provincia crecieron casi un 14% entre enero y noviembre, generando, un año más, una balanza comercial positiva. El turismo y la industria del mármol, son también señas de identidad de Almería, con una importante proyección de futuro.

Una realidad que hemos de extender a otros sectores de actividad a través de la diversificación económica de la provincia. Porque el PITA es un proyecto de todos y para todos. Desde las empresas vinculadas a la agricultura, hasta tecnologías medioambientales, pasando por la biotecnología, las energías renovables, el diseño industrial, o las TIC. Todo tipo de actividades innovadoras que promuevan la I+D+i, con argumentos para que Andalucía sea un territorio más dinámico.

Son, además, áreas de actividad que ya identifican a Andalucía y que están llamadas a protagonizar el liderazgo andaluz. Todos ellos sectores que tendrán en el PITA un espacio de encuentro en el que se van a generar también sinergias a través de redes de colaboración y transferencia de conocimientos entre la Universidad, el empresariado andaluz y Centros de I+D+i (como el de Tecnologías Auxiliares de la Agricultura –Tecnova-, el Avanzado de Energías Renovables –CTAER- o el de la Piedra -CTAP-).

Alianzas que ofrecen nuevas oportunidades económicas, que nos permiten aprovechar la complementariedad de los diversos sectores productivos y la integración y transmisión de valores y conocimiento entre el mundo científico y el empresarial. Con todo ello, el PITA va a contribuir al crecimiento y diversificación del PIB de la provincia.

Nos encontramos en un mundo globalizado, donde lo que realmente nos hace diferentes, y nos permite superar las dificultades, es la competitividad. La base de todo ello es la formación de los recursos humanos. Por eso nuestro mayor valor es el capital humano, su capacitación y su competencia. La educación sigue estando en el centro de todas las políticas de este Gobierno. Un buen ejemplo de ello es que en un contexto de contención los recursos que destinamos a la formación crecen.

Este es un camino de largo recorrido, pero todos somos conscientes de que es el único que nos permitirá superar el momento actual. Y también ganar en estabilidad, para dar un salto cualitativo en todos los niveles: en el empresarial, el tecnológico, el económico y el social.

Es responsabilidad de nuestras empresas ser competitivas y rentables; y es compromiso de este Gobierno propiciar el marco normativo y las estructuras que permitan su desarrollo. En esta línea se enmarca el proyecto del Parque Científico y Tecnológico de Almería, que constituye un elemento clave en la estrategia económica de Andalucía.

Oficina del Portavoz del Gobierno
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla | 955 035 546 ó 955 035 548
portavoz@juntadeandalucia.es