Portal de la Junta de Andalucía

Intervención del presidente de la Junta en el acto de entrega de los III Premios al Trabajo Autónomo de Andalucía

29/11/2011
Vista impresión Aumentar fuente Fuente normal Disminuir fuente

Es un honor para mí compartir con ustedes este acto de entrega de los III Premios al Trabajo Autónomo en Andalucía. Unos galardones que reconocen la iniciativa de las emprendedoras y emprendedores andaluces. También de las personas e instituciones que han contribuido a la defensa y promoción del trabajo por cuenta propia en nuestra tierra.

Mi enhorabuena a los premiados por esta forma de generar actividad económica y crear empleo que es un ejemplo de lucha, motivación y constancia. También de destreza para identificar la oportunidad donde otros sólo ven confusión. El autónomo es una persona con capacidad para llevar adelante sus ideas, asumir riesgos, enfrentar problemas, y aportar soluciones con su trabajo.

La autonomía implica, sobre todo, responsabilidad. Por eso el autónomo es una persona que trabaja desde el compromiso con la innovación, la calidad y la profesionalidad. Todos ellos valores clave para mejorar nuestra competencia ante los nuevos desafíos de la economía globalizada.

Actualmente los autónomos y la pequeña empresa son un pilar fundamental de la economía andaluza. Un sector dinámico que vertebra nuestro tejido empresarial y contribuye al desarrollo de los sectores económicos emergentes. Su papel estratégico en nuestra tierra se hace patente en la generación y mantenimiento de empleo. Con cerca de 470.000 trabajadores, los autónomos representan el 17% de nuestra riqueza.

Éste es un momento especialmente difícil para todos. Los autónomos estáis haciendo frente a muchas dificultades. La mayor es, sin duda, la falta de crédito.

Si no abordamos el problema financiero, no encontraremos solución a la crisis. Y esto pasa necesariamente por completar la reforma financiera y regular la actividad de los mercados financieros internacionales.

Para paliar esta falta de crédito y facilitar la financiación de los emprendedores en Andalucía hemos puesto a disposición de los autónomos préstamos y microcréditos, a través del Fondo para el Fomento y la Promoción del Trabajo Autónomo, que contará en 2012 con 50 millones de euros, de carácter retornable.

Con estos activos se podrán financiar tanto inversiones como operaciones de circulante que contribuyan a la sostenibilidad social, económica y medioambiental y a la creación y mantenimiento de empleo en Andalucía. Los Gobiernos socialistas han estado en todo momento al lado de los autónomos.

Hablar de la apuesta por estos trabajadores significa hablar del Estatuto del Trabajo Autónomo. Su aprobación en 2007 supuso un antes y un después en el reconocimiento a su labor económica y social. Y mucho más que eso. Con él hemos recuperado la dignidad de los autónomos al equipararlos con el trabajador por cuenta ajena en el ámbito de la protección social. Porque nada hay más importante que la seguridad en una sociedad que quiere prosperar sin dejar a nadie atrás.

Por primera vez se regulan las bajas por enfermedad; los accidentes de trabajo y enfermedad profesional; el cobro de una prestación por cese de actividad; la cotización a tiempo parcial; la jubilación anticipada o el permiso por paternidad. Hoy el trabajo autónomo ha alcanzado una visibilidad y presencia institucional como nunca había conocido.

Este año los andaluces celebramos el treinta aniversario de la aprobación de nuestro primer Estatuto. Una norma que se ha ido adaptando a las necesidades sociales.

Así, en 2007, el nuevo Estatuto reconoce la importancia de la figura del trabajador autónomo, y garantiza la promoción de una ley específica de apoyo y fomento de su actividad. En estos momentos la Cámara andaluza tramita la Ley de Promoción del Trabajo Autónomo, que será un hecho antes de que se acabe la legislatura.

Andalucía es la primera Comunidad Autónoma que eleva a rango de Ley las políticas en esta materia. La nueva norma servirá para ampliar la seguridad laboral de los trabajadores y las oportunidades del sector. También para los autónomos dependientes, que contarán con el nuevo Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos.

Es una Ley que potencia el diálogo con las organizaciones profesionales, a través de la creación del Consejo Andaluz del Trabajo Autónomo.

Con ella movilizaremos más de 380 millones de euros hasta 2014, para poner en marcha, entre otras, medidas para la mejora de la innovación y la competitividad de los emprendedores, que faciliten la formación y reciclaje profesional de los autónomos, la prevención de los riesgos laborales, y el desarrollo empresarial.

Nuestra firme apuesta por los autónomos en Andalucía se materializa año a año en nuestro presupuesto. En 2012 dedicaremos a la promoción del empleo autónomo más de 55 millones de euros. Y, muy importante, menos burocracia. Para ello estamos impulsando diversas medidas que nos hacen avanzar en una administración cada vez más ágil y eficaz, que responda a las necesidades de los emprendedores.

Con el fin de fomentar la cultura emprendedora y la generación de empresas y empleo en Andalucía, contamos con la Red Territorial de Apoyo a Emprendedores.

Quiero agradecer a CEMPE el reconocimiento que hoy hace al trabajo que realiza este destacado equipo humano. Su actividad en toda Andalucía supone un verdadero impulso a la confianza y la iniciativa de los emprendedores andaluces.

Muchos de ellos se han apoyado en los servicios de asesoramiento, formación y tutorización, o han podido iniciar su actividad a través de la fórmula de alojamiento empresarial gratuito. El espíritu emprendedor es una de las competencias básicas que se deben promover en los diferentes sistemas educativos, como competencia transversal. Porque, además de adquirir conocimientos, hay que aprender a aplicarlos para generar riqueza con ellos.

En esta dirección apunta el Plan de Fomento de la Cultura Emprendedora, dirigido a todos los niveles educativos.

Todas las leyes y las medidas que he destacado hasta ahora están destinadas a impulsar el espíritu emprendedor y la capacidad de innovación en Andalucía. Esa es la mejor forma para contribuir a la recuperación económica y también para acelerar los cambios ya iniciados en nuestro modelo productivo.

Un modelo basado en la educación, la formación, la innovación y el desarrollo empresarial. Y en esta estrategia son claves las pymes y los autónomos. Estamos convencidos de que la fortaleza de los autónomos será un motor económico esencial. Y en esta tarea, el Gobierno andaluz seguirá apoyando su trabajo.

Los autónomos representan nuestra mejor economía productiva. Con la nueva Ley andaluza de Promoción del Trabajo Autónomo su voz se escuchará aún más.

Este es un momento singular para creer en el saber hacer de los andaluces. Juntos podemos alcanzar los objetivos que marcan una recuperación sostenible: la creación de empleo, el impulso al crecimiento económico y el mantenimiento del modelo de protección social en Andalucía.

Reitero mi enhorabuena a los premiados y a todos los emprendedores y emprendedoras andaluces. Mi felicitación por su trabajo y el reconocimiento de todos nosotros por contribuir al desarrollo de nuestra sociedad.

Oficina del Portavoz del Gobierno
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla | 955 035 546 ó 955 035 548
portavoz@juntadeandalucia.es