Portal de la Junta de Andalucía

Intervención del presidente de la Junta en la entrega de los XI Premios Andaluces al Voluntariado

01/12/2011
Vista impresión Aumentar fuente Fuente normal Disminuir fuente

Es un placer acompañarles en esta jornada festiva en torno a los valores que sustentan la democracia: tolerancia, respeto y solidaridad. Estos alumnos que acaban de recibir el premio por sus relatos solidarios han reflejado muy bien el compromiso cívico de los voluntarios.

Sebastián, en una conmovedora historia sobre niños inmigrantes que se sienten perdidos a su llegada a España, describe la imprescindible figura del voluntario. Esa persona que, en palabras de este estudiante de sexto de primaria, con "su comprensión, su calor y su tiempo" consigue lo más complicado, que los inmigrantes tengan "una nueva familia, unos amigos, una escuela... una vida".

La cercanía, las palabras de acogida, el tiempo dedicado a los demás son recursos muy sencillos, al alcance de cualquiera, que se convierten en poderosas herramientas para ofrecer oportunidades para todos. Y permítanme que cite también a Clara, la ganadora del premio de secundaria: "Si no estamos todos unidos, no seremos tan buenos". Toda una lección de ciudadanía.

Ser voluntario es una actitud ante la vida, una forma solidaria de relacionarse con el entorno y con los demás. El voluntario aporta sus valores y su trabajo para mejorar la realidad. Es una figura de la que no podemos  prescindir porque crea lazos insustituibles de convivencia, genera conciencia colectiva, educa y cohesiona la sociedad.

Los voluntarios conjugan los verbos más hermosos que anudan el lazo social: cuidan, acompañan, apoyan, escuchan, juegan, orientan.... Ayudan, en definitiva, a fortalecer Andalucía, a hacer más Andalucía y a proyectarla hacia un futuro más justo y equitativo. Hoy celebramos en Andalucía el Día Internacional de los Voluntarios, una ocasión para reflexionar sobre los problemas que acucian a la humanidad y amenazan el planeta.

Son muchos los logros que se han conseguido gracias a vuestra entrega desinteresada. Y esto es un aliciente para continuar desarrollando propuestas solidarias e innovadoras que nos permitan hacer frente a los retos demográficos, de pobreza y exclusión.

En Andalucía aprovechamos esta celebración para hacer visible el compromiso de nuestros voluntarios. Los premios que hemos entregado reconocen la vocación y la movilización de personas que saben que la sociedad solo se construye con el compromiso con los otros. Quisiera agradeceros a todos vuestra dedicación y solidaridad.

Tenemos que ahondar en la promoción y el reconocimiento del voluntariado en la sociedad, para que vuestro ejemplo cunda y el movimiento crezca en número y calidad de servicios. La sociedad civil organizada tiene mucho que decir en la promoción de los derechos humanos y en la construcción de un modelo de desarrollo sostenible. También en la salida de la crisis y en la lucha contra los individualismos y egoísmos que están en su origen.

Las dificultades tienen que verse acompañadas de iniciativas para superarlas. La más urgente de ellas es mejorar las condiciones de vida de quienes han visto aplazados sus proyectos personales y familiares por la pérdida de empleo. El momento actual exige al movimiento solidario mayor creatividad, implicación y entrega si cabe.

Las necesidades de los ciudadanos requieren de la acción conjunta de voluntarios, asociaciones y de los servicios públicos. Compartimos objetivos comunes en áreas como la intervención social, la sanitaria, educativa, cultural o medioambiental. Tenemos una buena muestra en las personas y entidades de voluntariado que hoy hemos premiado. Tenemos que crear alianzas que sumen esfuerzos y provoquen sinergias.

La iniciativa social es una valiosa herramienta al servicio del desarrollo económico, social y cultural. La experiencia de nuestra Ley de Voluntariado, que este año cumple diez años, así lo confirma. Este marco legal nos ha permitido aunar lazos de colaboración entre el Gobierno andaluz y el movimiento asociativo y voluntario.

Hemos generado una infraestructura de apoyo al voluntariado, con figuras tan relevantes como la Agencia Andaluza del Voluntariado o la Red de Observatorios para la Participación Ciudadana y el Voluntariado, que han permitido fortalecer el tercer sector en Andalucía.

Un apoyo que responde a un convencimiento: el progreso está determinado, entre otros factores, por la fortaleza de la sociedad civil. Por ello, con más oportunidades para la participación, seremos capaces de crear más igualdad de oportunidades.

En Andalucía atesoramos una valiosa experiencia de cooperación en el diseño y desarrollo de políticas sociales. El movimiento del voluntariado y la Administración hemos sabido promover una nueva cultura cooperativa, basada en la corresponsabilidad, el diálogo y el trabajo en equipo.

Una experiencia de colaboración que se extiende al plano europeo. La semana pasada, Córdoba se convertía en el centro de reflexión sobre el voluntariado juvenil en Europa.

Voluntarios de 12 países europeos y responsables de estas políticas participaron en este seminario. Entre las conclusiones extraídas conviene subrayar la importancia del trabajo en red, que nos va a permitir el intercambio de buenas prácticas, así como la mejora de la cualificación de los voluntarios.

Dos variables que aseguran la calidad en la prestación de servicios y la imbricación del movimiento asociativo en nuestra sociedad.

El movimiento andaluz abre caminos con propuestas de futuro que inspiran confianza. Los voluntarios sois valiosos aliados para que la sociedad andaluza pueda sacar adelante los retos colectivos que tenemos planteados. Porque es mucho lo que nos jugamos, no podemos concentrar nuestros esfuerzos en dar sólo respuestas a los problemas inmediatos. Los voluntarios sois ciudadanía activa que promueve actitudes y valores que han de llevarnos a un cambio de cultura.

Quiero animaros a seguir en esta línea de participación y compromiso social, que es la esencia de nuestra vida en democracia.

Y concluyo con mi más sincera felicitación a los premiados y a todos los voluntarios, al tejido asociativo y a los trabajadores del tercer sector por vuestro excelente trabajo y vuestra contribución a hacer de Andalucía una tierra más justa y comprometida.

Oficina del Portavoz del Gobierno
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla | 955 035 546 ó 955 035 548
portavoz@juntadeandalucia.es