Portal de la Junta de Andalucía

Políticas sociales

07/11/2012
Vista impresión Aumentar fuente Fuente normal Disminuir fuente

El objetivo fundamental de la Consejería de Salud y Bienestar Social es continuar avanzando en la igualdad efectiva en el acceso a los servicios de protección y en el desarrollo de políticas para la inclusión social, así como de la erradicación de la marginación y desigualdad. Estas actuaciones están marcadas por la situación económica actual que demanda nuevos retos para sostener los derechos sociales.

Para ello, la Agencia de la Dependencia tiene un presupuesto de 1.108 millones, lo que supone un 4,8% menos que se justifica con las medidas de eficiencia que se están implantando en este ámbito. Los servicios de atención residencial y diurno y las prestaciones económicas superan los 751 millones de euros y los servicios de atención a domicilio cuentan con 287 millones de euros. Esta política es una de las que más ha sufrido los recortes del Gobierno central, dado que se dejarán de percibir en torno a 120 millones de euros que le correspondía a Andalucía.

La inversión destinada en 2013 para servicios y prestaciones con carácter finalista para los ayuntamientos asciende a 415 millones de euros, de los que 34 millones de euros se destinan al Plan Concertado, que ha sufrido un recorte de más del 67% en su cantidad destinada por el Ejecutivo central.

Por su parte, el apoyo a las personas más necesitadas se reforzará, además, con un plan extraordinario de acción social, dotado con 60 millones de euros, destinado a personas desempleadas con problemas económicos y mujeres víctimas de violencia machista en riesgo de exclusión social. Se continuará potenciando el trabajo intensivo en las Zonas con Necesidades de Transformación Social, en estrecha colaboración con las entidades locales y el resto de consejerías de la Junta de Andalucía, con el objetivo de reducir las desigualdades que afectan a las personas residentes en estas áreas.

Se mantendrá, incluso creciendo en un 12,2%, la partida destinada al denominado salario social, que reciben las personas que se encuentran en una situación familiar y económica más delicada, que asciende a 70 millones de euros. Y, junto a esto, e incidiendo en el apoyo a las personas con menor renta, se incrementarán las ayudas extraordinarias a las pensiones asistenciales, un 2%, en la línea del año 2012. En este ámbito, la Consejería de Salud y Bienestar Social va a estudiar la extensión de la filosofía de la garantía de plazos que funciona ya en salud a los derechos y prestaciones sociales.

Por otra parte, se va a crear un grupo de trabajo que profundice en un nuevo derecho, como es el de la renta básica de ciudadanía, del que ya se dispone en algunos países europeos y que pretende preservar a la población más vulnerable de los riesgos de exclusión social.

Nueva cartera de servicios

A lo largo del próximo año, y con el objetivo de favorecer la coordinación y promover la movilización de todos los agentes sociales, se diseñará la cartera de servicios de las prestaciones sociales en Andalucía, en la que se acotarán las prioridades que corresponde prestar a cada una de las instituciones y los esfuerzos que tiene que asumir cada administración. De esta forma, se abordará la totalidad de prestaciones y servicios con un modelo equitativo, eficiente, integrador e inclusivo.

El objetivo de la Consejería es lograr un espacio sociosanitario integrado, en el que cada ciudadano ocupe una posición central en las políticas públicas que le proporcionen una cobertura óptima de sus necesidades sociales y sanitarias, de forma equitativa, ágil, eficiente y satisfactoria en relación con las expectativas ciudadanas.

En este contexto, se va a realizar un esfuerzo sin precedentes en la formación continuada de los profesionales, sobre las nuevas necesidades del entorno social así como a las expectativas profesionales y corporativas.

Además, se va a emprender la actualización de la Ley de Servicios Sociales de Andalucía, con el fin de que avance hacia la integración y la cohesión social garantizando los principios de universalidad y equidad en la prestación. La nueva Ley redefinirá un nuevo modelo de colaboración con las entidades que prestan estos servicios, a través de comisiones de seguimiento, que permitan acreditar la calidad del servicio que ofrecen a las personas en situación de dependencia.

Asimismo, la defensa del modelo de protección social alcanzado será uno de los puntos fuertes de la lucha de este año, en que se perseguirá rigurosamente el fraude y las irregularidades en materia de prestaciones sociales.
Paralelamente, se comenzará la elaboración del Plan de Servicios Sociales, que definirá un nuevo mapa para las zonas de trabajo social.

Drogodependencia y adicciones

En cuanto al trabajo contra el abuso de las drogodependencias y adicciones, se avanzará en tres ejes fundamentales: la prevención, la atención sociosanitaria y la incorporación social, que se verán reforzados con la aprobación del III Plan Andaluz sobre Drogas y Adicciones 2013-2018. El plan, ampliamente consensuado con los sectores implicados, impulsará una mayor coordinación e integración de los recursos sociales y sanitarios; priorizará las actuaciones en situaciones de mayor vulnerabilidad; y pondrá el acento en la prevención e incorporación social. En el ámbito de  drogas, la aportación del Gobierno Central al Plan sobre Drogodependencias se ha reducido un 50%.

La calidad, evaluación de resultados, investigación epidemiológica y social y la formación de los profesionales y agentes implicados serán elementos esenciales. Además, se pondrá especial atención en adolescentes y jóvenes a través de programas específicos para dar respuesta a la presencia de conductas aditivas en edades cada vez más tempranas. En esta línea, se impulsarán numerosas iniciativas a través de las tecnologías de la información y comunicación persiguiendo un modelo interactivo.

Infancia

Respecto a las actuaciones relacionadas con la infancia, en el ejercicio 2013 se ampliará la red residencial con un nuevo modelo de centro, diseñado para fomentar la inserción social y laboral de menores del sistema de protección con edades comprendidas entre los 16 y los 18 años. Se trata de unos equipamientos específicos, con personal preparado para dotar a los jóvenes de herramientas y formación que le permita, una vez que cesa el acogimiento al cumplir la mayoría de edad, integrarse en la sociedad y en el mercado laboral sin dificultades.

Además, se elaborará el Plan Andaluz de Atención a la Infancia frente a la crisis que potenciará el rol activo de los menores. En Andalucía, uno de cada tres menores está en riesgo de pobreza, lo que pone de manifiesto la fragilidad de este colectivo, que puede ser el más perjudicado en la situación de crisis actual y de ahí la importancia de avanzar en estrategias de protección de esta población.

La Consejería continuará apostando por el acogimiento familiar, con el objetivo de que ningún menor de tres años se encuentre en acogimiento residencial, especialmente si se trata de situaciones de urgencia. En este ámbito, se reforzará el Consejo Andaluz de Asuntos Menores, dentro del que se creará un Foro Permanente de Participación Infantil y se diseñará una estrategia de cooperación entre servicios públicos y asociaciones –denominada Al Lado Infancia- para prestar apoyo a menores con problemas crónicos de salud y sus familias.

Personas mayores

En la atención a personas mayores, se fomentará un proceso participativo para la elaboración del Plan Estratégico de Envejecimiento Activo como estrategia a desarrollar a lo largo de la vida, con especial atención a la promoción de una vida físicamente activa y socialmente participativa. Este plan se basará en el Libro Blanco de Envejecimiento Activo de Andalucía, el primero de estas características editado en Europa.

Precisamente, la Comisión Europea acaba de designar a Andalucía como referente en envejecimiento activo, de manera que la comunidad cuenta con el respaldo de Europa para implantar aquellas dinámicas innovadores que ayuden a las personas mayores a continuar contribuyendo a la sociedad.

La participación real de las personas mayores se materializará además en el Consejo de Participación de las Personas Mayores en los Municipios, que se impulsará en colaboración con la Federación Andaluza de Municipios y Provincias. Otro paso importante será la modernización tecnológica en los centros de participación activa, junto con los distintos talleres y actividades, de forma que se fomente el uso de las tecnologías de información y comunicación en las personas mayores y favorezca su inclusión en la sociedad digital.

Personas en situación de dependencia

Los presupuestos de 2013 vuelven a poner de manifiesto la apuesta del Gobierno andaluz por consolidar los derechos de las personas en situación de dependencia, priorizando la atención a las personas valoradas como gran dependencia o dependencia severa, a pesar del recorte impuesto por el Gobierno de España. En este sentido, Andalucía invertirá una partida de 2,6 millones de euros más cada año para amortiguar los perjuicios ocasionados a cerca de 111.000 personas cuidadoras tras los recortes implantados mediante el Real Decreto-Ley 20/2012.

Estas personas han visto reducido en un 15% el importe recibido, además de tener que asumir íntegramente la cotización correspondiente a la seguridad social. Esta medida afecta negativamente a todas las personas cuidadoras, pero especialmente a las mujeres, ya que son ellas, la que en mayor proporción realizan esta tarea.

Además, se elaborará un Modelo de Integración Sociosanitaria, con el objetivo de mejorar la continuidad en la atención a la población más frágil, reduciendo duplicidades y mejorando el rendimiento de los servicios.

Igualmente, se van a impulsar los Servicios para la Prevención de la Dependencia y la Promoción de la Autonomía Personal de manera que, con los apoyos precisos, las personas puedan mantener la autonomía a lo largo del itinerario vital completo, preferentemente en su entorno familiar y social. Para ello, se realizará una nueva oferta de prestaciones.

Atención a la discapacidad

En cuanto a las políticas dirigidas a las personas con discapacidad, se mantendrá su carácter transversal que abarca todos los aspectos de la acción de gobierno. Actualmente, ya se está trabajando en el anteproyecto de la nueva Ley de Atención a las Personas con Discapacidad en Andalucía y se consolidarán las líneas de trabajo ya avanzadas en los tres planes integrales actualmente vigentes y cuyos resultados se evaluarán este año: el de Personas con Discapacidad, Mujeres con Discapacidad y Empleabilidad. En ambos proyectos se contará con la colaboración imprescindible y el diálogo permanente con el movimiento asociativo.

Oficina del Portavoz del Gobierno
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla | 955 035 546 ó 955 035 548
portavoz@juntadeandalucia.es