En construcción

La construcción del metropolitano ha supuesto una inversión de 558 millones de euros y una importante generación de empleo, cuantificada en un promedio de hasta 1.200 trabajadores directos e indirectos. La fase de trabajos comenzó en 2007 en el tramo comprendido entre las poblaciones de Albolote y Maracena y, posteriormente, la Junta fue extendiendo los trabajos en toda la traza. En 2016 se concluyeron los 16 kilómetros del trazado completo con la soldadura de vía en Andaluces para dar paso a la implantación de las instalaciones y sistemas y las pruebas dinámicas con trenes, que en 2017 han llegado a todo el recorrido.

Durante las obras se han llevado a cabo intervenciones de arquitectura y urbanismo singulares, entre las que destaca el túnel que discurre por el Camino de Ronda y la Avenida de América, una galería que pasa bajo el río Genil de casi tres kilómetros, que alberga las estaciones subterráneas de Méndez Núñez, Recogidas y Alcázar Genil. Otras estructuras construidas son el paso inferior bajo la A-44 en Maracena y en Armilla o el paso inferior bajo las vías del ferrocarril también en Maracena. Por otro lado, la Junta ha optado por la ejecución de una plataforma compartida en la calle Real de Armilla debido al poco espacio existente entre fachada y fachada. A estas actuaciones se suma la huella visible que ha dejado el metro en la trama urbana, con la construcción de más de 718.984 metros cuadrados de viario reurbanizados de manera integral, y la ejecución de 9 kilómetros de vías ciclistas.

Pero, sin duda, uno de los hitos más relevantes ha sido la localización en Camino de Ronda de los restos arqueológicos de una antigua alberca del siglo XIII convertida en naumaquia, espacio destinado a recrear batallas navales a escala casi real para la distracción de los reyes almohades. Este hallazgo ha conllevado la puesta en valor de los restos arqueológicos hallados, catalogados como Bien de Interés Cultural.

El desarrollo de esta infraestructura ha supuesto la utilización de diferentes sistemas constructivos en función de si la obra se desarrollaba en superficie o bajo tierra. En el primer caso se ha usado para la plataforma reservada la denominada vía en placa, que se acomete con hormigón, para guardar la máxima integración con el viario urbano, y la vía se inserta embebida en la misma. Para la construcción del túnel se ha optado por el sistema 'Cut&Cover', consistente en la ejecución de pantallas de pilotes que delimitan longitudinalmente el túnel y el recinto de las estaciones. Tanto en un caso como en otro, la máxima ha sido la seguridad teniendo en cuenta que se ha llevado a cabo en un ámbito preferentemente urbano.

Volver a Portada

Oficina de Comunicación de la Junta de Andalucía
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla
informacion@juntadeandalucia.es | Teléfono de atención a la ciudadanía: 955 062 627 | Accesibilidad