Consejo de Gobierno

El Consejo de Gobierno aborda un Plan de gestión de la chirla en el Golfo de Cádiz

La Junta da luz verde a las actuaciones de mejora de los puertos pesqueros de de Barbate y Bonanza, en Sanlúcar de Barrameda

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha elevado un informe al Consejo de Gobierno sobre la situación del sector de la chirla en el Golfo de Cádiz en el que ha informado de que va a trabajar de la mano del sector para adoptar un Plan de Gestión que asegure la sostenibilidad económica a largo plazo de la pesca de la chirla en el Golfo de Cádiz, sobre las bases del asesoramiento científico, del conocimiento y de la experiencia de los propios pescadores.

La Administración analizará con las Cofradías de Pescadores y Asociaciones de Armadores aspectos técnicos como los horarios de pesca, topes de capturas o descansos biológicos para alcanzar el mayor consenso y contar con un plan que asegure un futuro de estabilidad y rentabilidad para el sector.

En los puertos pesqueros situados entre Ayamonte y Sanlúcar de Barrameda tienen su base un total de 96 embarcaciones que se dedican de forma exclusiva a la pesca de la chirla en el Golfo de Cádiz. Después de un amarre forzoso de la flota desde enero a septiembre de 2018, el caladero se abrió el 1 de octubre con una limitación de capturas de 1.100 toneladas del 1 de octubre al 1 de febrero de 2019. Una vez alcanzado el 90%, la normativa obligaba a un cierre preventivo para comprobar las capturas reales. Además, se incluía en el acuerdo una veda anual de dos meses para la recuperación de la chirla entre los meses de mayo y junio.

La intervención de la Consejería, a través de una resolución de la Dirección General publicada en BOJA, permitió que la flota siguiese faenando más allá del 1 de febrero, a pesar de los condicionantes antes referidos. Además, se atendió la petición unánime del sector, pasando de 1.100 a 1.300 toneladas el tope de Rendimiento Máximo Sostenible (RMS), teniendo en cuenta los informes científicos del Instituto Español de Oceanografía, de la Inspección Pesquera y de los servicios de inspección control y seguimiento efectuados por la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera (Agapa), como base para aumentar el tope de capturas. De esta forma, se ha dado un respiro a la flota para que pueda trabajar hasta acercarse la veda establecida para mayo y junio. La Consejería, además, ha optado por retirar el cierre obligatorio cuando se alcance el 90% del cupo, pasando a ser opcional.

Gracias a estas medidas, fruto del compromiso del nuevo Gobierno andaluz con el empleo y el apoyo a los sectores económicos y productivos, un total de 22 barcos con base en el puerto de Bonanza, trabajan con normalidad, descargando cerca de 2.500 kilos de chirla al día, con un valor en lonja próximo a los diez mil euros, y generando empleo e ingresos de manera directa a cerca de 70 familias de pescadores de Sanlúcar y su entorno.

Mejoras en los puertos de Barbate y Bonanza

Por otro lado, el Consejo de Gobierno, celebrado en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), ha acordado la puesta en marcha de las medidas necesarias para la mejora de la seguridad en el acceso al dique exento de Bonanza y para agilizar la ejecución de un dragado en el Puerto de Barbate, por parte de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio.

 

Vista aérea del puerto de Bonanza, en la desembocadura del Guadalquivir.

 

La Consejería, a través de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA), estudia fórmulas para relanzar el puerto de Bonanza, en Sanlúcar de Barrameda, que cuenta con una de las flotas más importantes de la comunidad autónoma con más de 115 embarcaciones. Actualmente, existe una zona de muelle situado en la ribera de apenas 120 metros, lo que obliga al cuerpo principal de la flota a utilizar un muelle exento, que no dispone de conexión con tierra, de 480 metros. Cada día, las tripulaciones deben cruzar los 136 metros que separan el dique exento del muelle de ribera en sus pequeños barcos, afrontando las corrientes propias del Guadalquivir o las condiciones meteorológicas, tanto en el embarque como en el desembarque, durante el día o la noche.

A pesar de que recientemente se ha realizado una actuación de iluminación y de mejora de las condiciones de seguridad en el dique exento, es también cierto que su posición y aislamiento de tierra obliga diariamente a todas sus tripulaciones a realizar una difícil travesía para poder llegar a las embarcaciones.

El puerto de Bonanza de Sanlúcar de Barrameda descargó 3.840 toneladas de pesca fresca en 2018, lo que supuso un récord de ventas en la lonja, con un valor en primera venta de 17,49 millones de euros. Eso supone un aumento del volumen de capturas del 13,55%, así como un 8,14% respecto al valor de su primera venta con respecto al año 2017.

La complejidad de la solución técnica a adoptar por las especiales singularidades de Bonanza hace aconsejable partir de un estudio previo que sirva, en primer lugar, para plantear diversas alternativas al sector pesquero al objeto de conocer su valoración sobre aspectos de eficacia y operatividad para la flota, y seguidamente para iniciar las consultas necesarias a aquellas administraciones con competencias concurrentes en esta actuación.

Los aspectos medioambientales, paisajísticos y los posibles efectos en la dinámica de litoral que la solución prevista pueda tener aconsejan realizar primeramente una serie de estudios que confirmen las alternativas propuestas. Por todo ello, el Consejo de Gobierno ha encargado a la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio iniciar la contratación, por el sistema de pública concurrencia, de un estudio que pueda dar respuesta a las cuestiones y dudas que se plantean y aporte seguridad a la solución que finalmente se decida.

Dragado del puerto de Barbate

El puerto de Barbate, por otro lado, ha presentado recientemente problemas de aterramiento en el canal de acceso a las instalaciones que ponen en riesgo su actividad pesquera en un momento clave, debido a la renovación del acuerdo pesquero con Marruecos. La firma de este acuerdo representa que 20 embarcaciones pertenecientes a las flotas de Barbate, Málaga y Huelva utilicen el puerto de Barbate para desembarcar sus pesquerías. Para mejorar la operatividad de la flota es necesario agilizar la ejecución de un dragado que solucione el problema de aterramiento.

Puerto de Barbate.

La Agencia Pública de Puertos de Andalucía cuenta ya con una batimetría actualizada donde se aprecian los aterramientos producidos, lo que permite contabilizar la necesidad de dragar unos 150.000 metros cúbicos y estimar el coste de la actuación en 850.000 euros.

Tras el acuerdo de Consejo de Gobierno, APPA está en disposición de iniciar el proyecto para la realización del dragado. Actualmente, el puerto de Barbate cuenta con más de 72 embarcaciones pesqueras, 10 embarcaciones dedicas a la almadraba más las barcazas de apoyo, y un total de 316 embarcaciones deportivas de base en el puerto.

Oficina de Comunicación de la Junta de Andalucía
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla
informacion@juntadeandalucia.es | Teléfono de atención a la ciudadanía: 955 062 627 | Accesibilidad