Economía y Empleo

Servicios al empleo, formación, autónomos y economía social, áreas que más crecen

Los presupuestos de Empleo, 1.151,58 millones de euros, apuestan por la modernización del SAE y una ejecución real y efectiva de los recursos

Rocío Blanco, durante su intervención.

Rocío Blanco, durante su intervención.

La consejera de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, Rocío Blanco, ha expuesto este lunes en el Parlamento de Andalucía las principales líneas del proyecto de Presupuesto para 2020 de su departamento, que ascienden a 1.151,58 millones de euros, un 1,9% más que en 2019. La consejera ha aclarado que el presupuesto de gastos aumenta en realidad un 8,6%, si se tiene en cuenta el importante capítulo destinado a nuevos cursos de formación.

Durante su comparecencia en comisión parlamentaria, Rocío Blanco ha detallado que las cuentas públicas de la Consejería recogen un mayor incremento de los recursos en el área de servicios al empleo (31,7% más), en políticas de formación (33,9% más, teniendo en cuenta las nuevas convocatorias de cursos), en políticas de apoyo a los autónomos (21% más) y en economía social (82,4% más).

La consejera ha explicado que estos presupuestos parten de un contexto nacional e internacional de desaceleración de la actividad, pese al que la economía andaluza se prevé que crezca un 1,9%, y que se marcan como objetivo prioritario la creación de empleo de calidad y la continuación de las reformas en empleo, educación, economía e industria y el apoyo a los sectores productivos.

Mejor uso de recursos

Con respecto a los objetivos concretos del presupuesto de empleo, Rocío Blanco ha asegurado que responden a una apuesta por mejorar los servicios públicos y las políticas activas de empleo y el mejor uso de los recursos disponibles dentro del Plan Director de Ordenación de la Consejería.

El presupuesto contempla un mejor uso de los recursos. Desde la perspectiva de la fuente de financiación, crece un 3,3% el componente autofinanciado, que supone un 49,8% del presupuesto, mientras se quiere impulsar el uso de los recursos estatales procedentes de la Conferencia Sectorial de Empleo, que suponen un 30,3% (evitando la pérdida que se produjo entre 2012 y 2018 de hasta 1.300 millones para formación), y se reprogramarán los fondos europeos (FEDER y Fondo Social Europeo), que supondrán un 19,9% para garantizar su uso.

Ordenación y evaluación

Igualmente, se apuesta por la ordenación frente al "caos" anterior en la gestión e los recursos humanos, materiales y económicos, y se incorpora un proceso de evaluación continua que sirva para mejorar y diseñar nuevas políticas activas de empleo más eficaces.

Capítulos

Por capítulos, además de un aumento del 1,7% en capítulo 1 destinado a gastos de personal, destaca el incremento del 106% en capítulo 2 de gastos corrientes en bienes y servicios, debido al cambio de modelo de gestión de la formación que se va a acometer, que pasará a ser adjudicado a través de licitación pública.

Por políticas, los servicios al empleo concentran el mayor porcentaje de gasto, un 55,8%, el mismo porcentaje que supone sobre el total el presupuesto del Servicio Andaluz de Empleo, mientras que las políticas activas de empleo suponen 651 millones.

Programas

En el desglose por programas y centros directivos, la consejera ha empezado destacando la implantación del modelo de perfilado, la piedra angular de la reforma total del SAE, al que se destinan 30,75 millones, y que es una de las novedades de los 262,31 millones dirigidos a encuadramiento, orientación e intermediación. El perfilado asignará a cada desempleado un indicador de empleabilidad que le relacionará directamente con las necesidades específicas de las empresas, una labor que se desarrollará con nuevas herramientas informáticas. También destaca en global la modernización de los servicios públicos de empleo, con 55 millones.

Las políticas de intermediación cuentan con 23,82 millones, con la novedad del desarrollo de políticas de colaboración público-privada, para lo que se destinan 1,7 millones

Políticas activas

Los 651,31 millones destinados a políticas activas de empleo tienen como referente la Formación, con 213,19 millones, que incluirán los cursos a desempleados y ocupados por valor de 80 millones, muy superior a los 19 millones presupuestados en 2019 y, sobre todo, a los 8 millones ejecutados en 2018.

Este objetivo se quiere conseguir a través de cambios en el modelo de gestión, desde las anteriores convocatorias de subvenciones, que mantienen un atasco de 1.700 expedientes pendientes del anterior gobierno, a la licitación pública. La consejera ha aclarado que, excluyendo el gasto que supone desbloquear la gestión atrasada, el porcentaje de incremento de la formación aumentaría un 33,9% en el presupuesto.

La puesta en marcha de los planes de trabajo para los nuevos centros de referencia nacional de formación, a los que se quiere sumar el CIO Mijas, son otros de los objetivos de una programación propia en las Escuelas del SAE de la que se beneficiarán 1.054 alumnos en 56 acciones formativas, un aumento del 21%.

Nuevos incentivos contratación

Rocío Blanco ha anunciado la puesta en marcha de nuevos incentivos a la contratación, destinados a desempleados que hayan participado en el programa de prácticas no laborales, con 4 millones de euros de presupuestos y ayudas de hasta 8.800 euros por contrato, un 10% más si la beneficiaria es mujer. También está prevista una ayuda de 10.000 euros por contrato indefinido a personas residentes en Zonas de Inversión Territorial Integrada.

Con respecto a los planes locales de empleo, para la contratación de desempleados en proyectos de los ayuntamientos, se han presupuestado 159 millones de euros y se introducirán novedades como el refuerzo de la igualdad de oportunidades; del componente medioambiental en los proyectos; de la reserva para la discapacidad; aumentar fondos para localidades con problemas de despoblación; o aumentar hasta 700 los orientadores del programa.

En el ámbito de los colectivos con dificultades de inserción, destacan los proyectos integrales para la inserción, con 10 millones, o los 64,12 millones (8,3 millones más) para el empleo de personas con discapacidad en los centros especiales de empleo.

Autónomos

Las políticas de apoyo al trabajo autónomo, con 44,64 millones de euros, aumentan un 21%, con partidas destacadas como los 13,3 millones para ayudas a la ampliación e la tarifa plana, o 29,74 millones destinadas a incentivos como la ceración de empleo por parte del colectivo, o la consolidación de sus negocios.

Andalucía Emprende, por su parte, contará con 38,4 millones, un 1,7% más, y la Fundación destinada a apoyar a los emprendedores afrontará la configuración de su nuevo Plan Estratégico y la elaboración de una nueva carta de servicios.

Economía Social es una de las áreas de mayor incremento, un 82,4%, con 13,6 millones destinados a fomentar el empleo en estas empresas y la intercooperación y el asociacionismo.

Salud Laboral

El área de relaciones laborales y salud laboral cuenta con 108 millones de euros en 2020, con protagonismo en el desarrollo de la Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud en el Trabajo, con medidas como las ayudas a pymes para la mejora de las medidas de prevención, o la labor del Instituto Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales o las campañas de difusión. En esta área, como novedad está prevista la publicación de una orden de ayudas a la conciliación, de 6,62 millones.

Por último, la consejera se ha referido al Consejo Andaluz de Relaciones laborales, que cuenta con 3,58 millones de euros en 2020, un 4,9% más, mientras que el Consejo Económico y Social, con 1,81 millones también se incrementa un 0,2%.

Oficina de Comunicación de la Junta de Andalucía
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla
informacion@juntadeandalucia.es | Teléfono de atención a la ciudadanía: 955 062 627 | Accesibilidad