Tierra y Mar

Vino Naranja, tradición onubense para nuevos paladares

Elaborado a partir de bebidas amparadas por la DOP ‘Condado de Huelva’, la calidad de este producto vitivinícola aromatizado también cuenta con el aval de la UE

El 'Vino Naranja del Condado de Huelva' es un ejemplo de la excelencia agroalimentaria de Andalucía. Esta bebida que tradicionalmente se ha elaborado en la provincia onubense ha traspasado las fronteras no sólo de la Comunidad Autónoma, sino de España, para llegar hasta el registro europeo de indicaciones geográficas de productos vitivinícolas aromatizados.

Este vino singular está, además, ligado estrechamente a la Denominación de Origen Protegida (DOP) 'Condado de Huelva' cuya calidad diferenciada y vinculada al territorio cuenta también con el aval comunitario.

Precisamente, la elaboración del 'Vino Naranja del Condado de Huelva' comienza a partir de vinos blancos con una graduación alcohólica adquirida que no supera el 14,5% del volumen o a partir de mostos de uva fresca 'apagados' con alcohol de variedades blancas procedentes de la zona geográfica delimitada para la elaboración de los productos de la DOP.

Asimismo, el área de elaboración y envejecimiento del Vino Naranja coincide con la de los caldos que ostentan en su etiquetado el logotipo de 'Condado de Huelva'. En total, el proceso de obtención de estos productos vínicos se puede realizar en diez términos municipales de esta provincia: Almonte, Bollullos Par del Condado, Chucena, Gibraleón, La Palma del Condado, Manzanilla, Moguer, Rociana del Condado, San Juan del Puerto y Villalba del Alcor.

En cuanto a las características que permiten reconocer al 'Vino Naranja del Condado de Huelva' se encuentra, principalmente, su color. Éste puede variar entre una gama rojiza que abarcaría desde la coloración de las tejas hasta el caoba. Por otro lado, su olor presenta claramente aromas cítricos a los que se suman matices de envejecimiento, y su sabor, aunque dulce, incluye también un toque retronasal a cítricos.

Estas peculiaridades derivan de un el proceso de aromatización que emplea un preparado natural obtenido a partir de alcohol vínico. En él se maceran cortezas de naranja, concretamente un mínimo de 200 gramos de cortezas por cada litro de alcohol, durante al menos seis meses en unos recipientes que contienen menos de 1.000 litros del preparado.

Una vez concluido el tiempo de maceración, se procede a separar las cortezas de naranja y someter el preparado final a clarificación por decantación y filtrado. Por último, se añade este líquido resultante al mismo producto vitivinícola de partida del proceso.

La ficha técnica de elaboración del 'Vino Naranja del Condado de Huelva' contempla la posibilidad de edulcorar esta bebida empleando mosto de uva, si bien éste debe proceder de la misma zona de elaboración delimitada para la DOP vínica.

Con respecto al envejecimiento, es imprescindible un período mínimo de dos años, contando a partir de la adición del preparado aromatizante, en botas o bocoyes de roble de capacidad inferior a 650 litros.

Oficina de Comunicación de la Junta de Andalucía
Palacio de San Telmo. Avda. de Roma, s/n 41071 Sevilla
informacion@juntadeandalucia.es | Teléfono de atención a la ciudadanía: 955 062 627 | Accesibilidad