Control de la Legionelosis

Compartir este contenido:

¿Qué es?

Legionela

La Legionella es una bacteria que habitualmente vive en aguas estancadas, tanto en el medio natural como artificial (conducciones de agua, depósitos asociados al abastecimiento urbano o a diversos usos industriales…).

Existen 48 especies dentro del género Legionella y es la Legionella pneumophila la que produce la Legionelosis o enfermedad del Legionario, que suele presentarse como una neumonía con fiebre alta.

¿Cómo se multiplica la bacteria?

En general, en su medio natural, la bacteria se encuentra en bajas concentraciones, pero en número suficiente para contaminar circuitos de agua artificiales, en los cuales puede encontrar condiciones favorables para su multiplicación y diseminación.

Estas instalaciones, en ocasiones, favorecen el estancamiento de agua y la acumulación de productos que sirven de nutrientes para la bacteria, como lodos, materia orgánica, material de corrosión y amebas, formando una biocapa, que además, dificulta la acción de los desinfectantes. La presencia de esta biocapa, junto con una temperatura propicia, explica la multiplicación de Legionella hasta concentraciones infectantes para el ser humano.

Condiciones favorables a la proliferación de Legionella
Temperatura:

Con un rango entre 25 y 45ºC. Mayor entre 35 y 37ºC.

Estancamiento agua:

Existencia de zonas muertas, baja velocidad de circulación.

Calidad del agua:

Presencia de nutrientes, depósito de sólidos en suspensión, conductividad, turbidez, etc.

Tipo de superficie en contacto agua:

Tipo material (celulosa, madera, etc.), rugosidad, depósitos cálcicos, corrosión.

Depósitos biológicos (biocapa):

Protozoos, algas, bacterias.

¿Cómo se contrae la enfermedad?

Si existe en la instalación un mecanismo productor de aerosoles (nebulización), la bacteria puede dispersarse al aire. Las microgotas de agua que contienen la bacteria pueden permanecer suspendidas en el aire y penetrar por inhalación en nuestro aparato respiratorio, pudiendo contagiar la enfermedad a todo aquel que las inhale.

Factores que se deben producir secuencialmente:

  1. Que el microorganismo tenga una vía de entrada a la red de abastecimiento de agua.
  2. Que las condiciones ambientales en dicha red permitan su supervivencia.
  3. Que se multiplique en el agua hasta que alcance un número tal que pueda constituir un riesgo para la salud de las personas.
  4. Que pueda dispersarse en forma de aerosol desde alguna instalación abastecida por agua del sistema.
  5. Que los aerosoles contaminados puedan llegar a ser inhalados por personas.

Forma habitual de contacto

Más Información

Última revisión:  28/05/2013

Avenida de la Innovación, Edificio Arena 1, 41020- Sevilla (España)
Telf: +34 95 5006300 FAX: +34 95 5006328
Suscribir a RSS Nivel Doble-A de Conformidad con las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 (WCAG 1.0)