Consejería de Salud / Ciudadanía / Información General - Equipos de enfriamiento evaporativos de agua perdida pulverizada mediante boquillas (Nebulizadores)

Equipos de enfriamiento evaporativos de agua perdida pulverizada mediante boquillas (Nebulizadores)

Compartir este contenido:

Los equipos de enfriamiento evaporativo son instalaciones que ponen en contacto una corriente de aire con otra de agua para disminuir la temperatura del aire aprovechando la energía absorbida por el agua en su proceso de evaporación. Con este fenómeno se consiguen dos efectos, refrigerar el aire y humidificarlo.

nebulizadores

Los equipos de agua nebulizada pulverizada mediante boquillas, también llamados popularmente instalaciones de microclima, nebulizadores, humidificadores ambientales o estufas frías, son sistemas de pulverización de agua que generan microgotas directamente en las zonas en las que se desea conseguir el efecto de refrigeración, humidificación o incluso a veces un efecto de tipo estético.

Desde un punto de vista de transmisión de Legionella, estos equipos suponen un riesgo importante, ya que la distancia entre las personas y el punto de pulverización es muy escasa y el tamaño de las gotas es muy pequeño. Estas instalaciones cumplen, por tanto, todos los requisitos para convertirse en instalaciones de riesgo de transmisión de Legionella.

Requisitos legales y estándares de referencia

nebulizadores

Estas instalaciones se encuentran definidas como de menor probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella en la normativa vigente. Es por ello que a estas instalaciones les es de aplicación, principalmente, el Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis.

Además les son también de aplicación otras normas y recomendaciones, como la Guía técnica del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para la prevención y control de la legionelosis en instalaciones objeto del ámbito de aplicación del RD 865/2003.

Obligaciones de los titulares de las instalaciones según el Real Decreto 865/2003

Según el  Real Decreto 865/2003 de 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis

  • Artículo 4: Los titulares de las instalaciones a las que les es de aplicación el Real Decreto serán los responsables del cumplimiento de lo dispuesto en el mismo y de que se lleven a cabo los programas de mantenimiento periódico, las mejoras estructurales y funcionales de las instalaciones, así como del control de la calidad microbiológica y físico-química del agua, con el fin de que no representen un riesgo para la salud pública.

    La contratación de un servicio de mantenimiento externo no exime al titular de la instalación de su responsabilidad.

  • Artículo 5: Los titulares de las instalaciones a las que les es de aplicación el Real Decreto deberán disponer de un registro de mantenimiento. El titular de la instalación podrá delegar la gestión de este registro en personas físicas o jurídicas designadas al efecto. El registro de mantenimiento estará siempre a disposición de las autoridades sanitarias responsables de la inspección de las instalaciones.

  • Artículo 6: La utilización de agua que no proceda de una red de distribución pública o privada requerirá la preceptiva concesión administrativa de aprovechamiento del recurso, emitida por la autoridad competente en materia de gestión del dominio público hidráulico.

  • Artículo 8: Para las instalaciones recogidas en el artículo 2.2.2 (entre las que se encuentran este tipo de equipos de enfriamiento evaporativo que pulverizan agua) se elaborarán y aplicarán programas de mantenimiento higiénico sanitario adecuados a sus características.

Criterios básicos de actuación para el control de la Legionella en las instalaciones de enfriamiento evaporativo de agua perdida pulverizada mediante boquillas

Los criterios básicos de actuación se tienen que basar en:

  • Controlar y garantizar la calidad microbiológica en el agua de consumo:
  • Conservar en perfecto estado el circuito de distribución del agua evitando procesos de incrustaciones calcáreas y/o de corrosión
  • Realizar un mantenimiento de la instalación que incluya limpieza y, si es el caso, la desinfección de las partes más susceptibles de contaminación

Todo el personal (propio o contratado) que realice operaciones de mantenimiento higiénico sanitario de la instalación deberá haber realizado los cursos autorizados.

Se recomienda que la periodicidad de limpieza de estas instalaciones sea de, al menos, una vez al año, y se realice siempre una limpieza y desinfección previa a su puesta en marcha, teniendo en cuenta el principio básico de limpieza exhaustiva antes de desinfectar.

Líneas generales del Programa de mantenimiento higiénico sanitario

  • Aspectos generales y medidas preventivas
  • Esquema de funcionamiento hidráulico
  • Programa de revisión y mantenimiento de equipos
  • Programa de limpieza y desinfección
  • Programa de control de agua
  • Registro de las operaciones de mantenimiento

Para redactar su propio programa puede utilizar el guión que, a titulo de ejemplo, se incluye en el documento: Guía

'Guía orientativa para el Control de la Legionella en las instalaciones con sistemas de pulverización/ nebulización de agua mediante boquillas'

Última revisión:  23/05/2013

Avenida de la Innovación, Edificio Arena 1, 41020- Sevilla (España)
Telf: +34 95 5006300 FAX: +34 95 5006328
Suscribir a RSS Nivel Doble-A de Conformidad con las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 (WCAG 1.0)