Consejería de Igualdad, Salud y Políticas sociales / Información General - Lactancia Artificial

Lactancia Artificial

Atención Sanitaria 24 horas

Compartir este contenido:
biberón

La lactancia materna es siempre el mejor alimento del bebé durante los primeros meses de vida, cuando las circunstancias desaconsejen la lactancia natural o ésta deba suspenderse prematuramente se utiliza un sucedáneo de la leche materna, la leche artificial o fórmula adaptada, que generalmente es un derivado de la leche de vaca.

Tipos de leche artificial o fórmula adaptada

Leche de inicio, leche de continuación

Cuando no es posible la lactancia materna entre los 0-6 meses o las circunstancias aconsejan una lactancia mixta, se recomiendan las fórmulas de inicio (tipo 1).

Tradicionalmente entre los 6-15 meses se usan las leches de continuación (tipo 2)

Si bien Cuando no sea posible la lactancia materna entre los 6 y 12 meses de edad, se puede administrar también la fórmula de inicio tipo 1. La introducción de nuevos alimentos a los 6 meses de edad, tanto si la lactancia es materna como mixta, proporcionan las proteínas y el hierro necesarios como complemento de la leche de inicio que hace innecesaria la leche de continuación (tipo 2).

A partir del año el bebé puede consumir leche de vaca entera sin ninguna transición.

Leche de crecimiento

La leche de crecimiento es una leche de vaca entera pasteurizada con un poco más de hierro, un poco menos de grasa. Las leches de crecimiento son iguales de buenas que la leche normal pero más cara.

Leches especiales: Leches antirreflujo.

Existen en el mercado diversos tipos de fórmulas adaptadas especiales que se consumen bajo la prescripción del pediatra en casos de regurgitación, alergias, intolerancia a la lactosa, diarreas, etc.

La regurgitación o pequeños vómitos tras las tomas son normales y disminuyen a medida que crece el bebé, entre los 9 meses y los 2 años. Las leches antirreflujo no han demostrado su eficacia en la reducción del a regurgitación y sólo deben utilizarse si lo aconseja el pediatra. En general la regurgitación no requiere ningún tratamiento si el bebé se desarrolla bien y coge peso.

Recomendaciones para reducir las regurgitaciones y los vómitos del bebé

  • Dar menos cantidad de alimento en cada toma pero más veces al día.
  • Evitar la presión abdominal, teniendo el mayor tiempo posible al bebé en posición semisentada.
  • A partir de los 4-6 meses de edad, se puede espesar la leche con cereales sin gluten. Al estar el alimento más espeso, dificulta esos pequeños vómitos.

El biberón

El agua para la preparación del biberón

Agua puede ser del grifo o embotellada. No es necesaria ningún tipo de agua especial para bebés. Si se consume agua corriente se recomienda hervirla hasta que el niño o la niña tenga 6-8 meses pero no más de 2 minutos para que no se concentren los minerales. El agua embotellada, sin embargo, puede utilizarse sin hervir.

La esterilización y limpieza del biberón

No es necesario esterilizar el biberón con agua ni con elementos comerciales, siempre que el agua esté garantizada para el consumo humano y se prepare con la higiene adecuada. Si quiere esterilizar el biberón por primera vez, hiérvalo cinco minutos. Si utiliza desinfectantes, aclárelo bien. Es fundamental una buena limpieza de biberones y tetinas.

La tetina se limpia con agua caliente, detergente (jabón de lavavajillas) y un cepillo o escobilla adecuado para llegar bien al fondo del biberón. Es importante que no queden restos de leche en las tetinas, por lo que se recomienda darles la vuelta después de lavarlas.

Última revisión:  23/10/2012

Avenida de Hytasa nº 14, 41071 - Sevilla (España)
Telf: +34 95 5006300 FAX: +34 95 5006328
Suscribir a RSS Nivel Doble-A de Conformidad con las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 (WCAG 1.0)