Consejería de Igualdad, Salud y Políticas sociales / Ciudadanía / Noticias - Profesionales del hospital de Montilla entrenan sus habilidades para atender con éxito un parada cardiorrespiratoria

Noticias

Profesionales del hospital de Montilla entrenan sus habilidades para atender con éxito un parada cardiorrespiratoria

Dentro del centro se ha realizado un simulacro para adquirir la experiencia necesaria a la hora de asistir este tipo de episodios graves que requieren una rápida coordinación entre distintas áreas

Compartir esta noticia:
Profesionales del hospital de Montilla entrenan sus habilidades para atender con éxito un parada cardiorrespiratoria

Los profesionales del Hospital de Montilla han realizado este miércoles un simulacro para entrenar sus habilidades y coordinar sus actuaciones en caso de que un paciente sufra una parada cardiorrespiratoria en cualquiera de las áreas del centro. El objetivo de la actividad ha sido recordar a todos los profesionales el papel que desempeñan en la resucitación de un paciente en este tipo de episodios de gravedad extrema, de forma que la cadena de supervivencia funcione totalmente coordinada y en el menor plazo de tiempo posible.

Este ejercicio forma parte de las acciones que se están llevando a cabo en el centro para mantener las competencias de sus profesionales en la aplicación del Protocolo de Reanimación Cardiopulmonar y Soporte Vital común para todas las áreas del mismo, elaborado de acuerdo con las recomendaciones aprobadas por ‘The European Resuscitation Council’.

En este sentido, cabe destacar en el Hospital de Montilla se realizan todos los años cursos de soporte vital básico y avanzado dirigidos a sus profesionales -tanto sanitarios como no sanitarios- con idea de capacitarlos para saber actuar ante situaciones de emergencia de estas características.

Según ha indicado el facultativo especialista en Medicina intensiva del Hospital de Montilla, José Antonio Guzmán: “la parada cardiorrespiratoria es una interrupción brusca, inesperada y potencialmente reversible de la circulación y respiración espontáneas. Es una situación de muerte clínica, susceptible de recuperación, si se interviene en los primeros minutos de su presentación. El tiempo es vital para conseguir la resucitación; por ello, el tratamiento no puede improvisarse ni demorarse, debiendo conocer perfectamente todos los profesionales lo que se debe y lo que no se debe hacer en cada momento”.

La respuesta asistencial a una parada cardiorrespiratoria se organiza de acuerdo a un plan de acción que sigue una metodología específica y universal, con una serie de actuaciones y maniobras estandarizadas, coordinadas y de aplicación secuencial, llamadas de Reanimación Cardiopulmonar y Soporte Vital.

Éstas están encaminadas a revertir el estado de parada cardiorrespiratoria en unos plazos de tiempo prefijados. En el caso de la primera, sus actuaciones evitan la aparición de procesos celulares irreversibles, especialmente cerebrales, impidiendo la muerte o el daño neurológico irreparable. En cuanto al Soporte Vital, incluye la prevención de las situaciones críticas, el manejo de las emergencias en el escenario donde se producen y los cuidados intensivos iniciales.

Cadena de supervivencia

Los profesionales están entrenados para actuar según unos eslabones fundamentales, que son los que constituyen la cadena de socorro. Así, el primer paso una vez que se ha diagnosticado e identificado la gravedad del caso, es avisar sin demora del episodio de parada cardiorrespiratoria al equipo encargado de su resucitación. Para ello, en el centro montillano existe un número de teléfono interno específico y fácil de recordar al que los profesionales, asistenciales y no asistenciales, pueden avisar si presencian una parada cardiorrespiratoria, permitiendo así una atención sanitaria más rápida y eficaz.

Posteriormente, y mientras este equipo llega, los profesionales sanitarios más cercanos al paciente le efectuarán una reanimación cardiopulmonar básica, consistente en un masaje cardíaco externo y la aplicación de ventilación pulmonar. Serán los profesionales del equipo de Soporte Vital Avanzado los que le realicen en menos de cuatro minutos una desfibrilación temprana y una ventilación con mascarilla y balón autoinsuflable con oxígeno. En los siguientes cuatro minutos, se le realizará al paciente una intubación traqueal, la administración de fármacos y el traslado a un área de vigilancia monitorizada, una vez que se haya recuperado al paciente.

Para hacer viable la tarea de resucitación al equipo de Soporte Vital Avanzado, el hospital dispone de dispositivos equipados con el material necesario para atender este tipo de casos, llamados carros de parada. Éstos se encuentran ubicados en todas las zonas de riesgo susceptibles de producirse una parada cardiorrespiratoria: Urgencias, Unidad Especial, Unidad de Hospitalización, Quirófanos, Área de Consultas Externas -incluida la sala de ergometría y endoscopias-, Área de Radiología y gimnasio de Rehabilitación.

Asimismo, el personal está preparado para atender una situación de estas características en el entorno del hospital, mediante la activación del equipo profesional que se denomina ESVA (Equipo de Soporte Vital Avanzado).

El Equipo de Soporte Vital Avanzado en el Hospital de Montilla está compuesto por un médico intensivista, dos enfermeras/os cualificados en este tipo de intervención y un celador. Junto a este equipo básico, si el enfermo es un paciente que está siendo atendido en el hospital, actúan sus profesionales responsables de referencia en ese momento.

El simulacro se ha realizado con éxito según la planificación, habiendo obtenido unos tiempos de respuesta satisfactorios, e identificando algunos puntos de mejora para la implementación de este procedimiento.

Última revisión:  22/11/2012

Avenida de Hytasa nº 14, 41071 - Sevilla (España)
Telf: +34 95 5006300 FAX: +34 95 5006328
Suscribir a RSS Nivel Doble-A de Conformidad con las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 (WCAG 1.0)