EnglishFrenchGermanItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishSwedish
Con la tecnología de traductor googleTraductor de Google
Seleccionar página

La prueba, que detectó 144 lesiones premalignas o malignas en sus fases iniciales, es un procedimiento sencillo, indoloro, que no precisa de ningún tipo de anestesia ni preparación previa

El Área de Gestión Sanitaria Este de Málaga-Axarquia realizó durante el 2010 un total de 7.775 citologías a mujeres de entre 25 y 65 años, con el objetivo de detectar precozmente el cáncer de cérvix, que se sitúa como el tercero más común en la población femenina, después del cáncer de mama y el cáncer colorrectal. Del total de pruebas realizadas, el 74% se llevaron a cabo en los centros de atención primaria del Área, con una gran accesibilidad para la usuaria de este cribado y el resto (26%), en la Unidad de Obstetricia y Ginecología del Hospital Comarcal de la Axarquía, en pacientes que consultan por patología ginecológica. El 98,15% de las citologías resultaron negativas, y solo el 1,85%, es decir 144 pruebas, requirieron un tratamiento o seguimiento especial.

Esta prueba, que se enmarca en el Programa de Prevención del Cáncer de Cuello de Útero, desarrollado por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, permite diagnosticar precozmente el cáncer de cuello uterino, mediante la identificación de lesiones premalignas o malignas en estadios iniciales; con ello se contribuye a disminuir la incidencia de esta patología y su mortalidad; al tiempo que se facilita un abordaje terapéutico precoz y un tratamiento menos agresivo de esta enfermedad cuando se produce.

Es un procedimiento sencillo, indoloro, que no precisa de ningún tipo de anestesia ni preparación previa y que está enmarcado dentro de los programas de prevención dirigidos a la mujer sana. En caso de mujeres sin factores de riesgo, se realiza una citología inicial a partir de los 25 años o a los 3 años de inicio de relaciones sexuales, que se repite al año; si en ambas pruebas el resultado es normal, se continúa con una citología cada tres años, hasta que la mujer cumple los 65 años, momento en el que podrá interrumpirse tras dos citologías con resultados normales. En aquellas mujeres con factores de riesgo por tener una lesión premaligna o estar infectada por el virus del papiloma humano (HPV), la frecuencia de la prueba será anual.

La prevención del cáncer de cuello se complementa con la inclusión en el calendario vacunal de la vacuna frente a la infección del papiloma humano a las niñas de entre 11 y 14 años. El Área Sanitaria Axarquía suministro durante el año pasado, 1.113 vacunas para el Papiloma.

El cáncer de cuello de útero

El cáncer de cuello uterino se desarrolla en el cérvix o cuello del útero y sucede cuando las células de esta zona empiezan a crecer de manera descontrolada. El proceso por el que las células anormales de las fases precancerosas progresan a cáncer de cérvix pueden llevar muchos años, y las fases precancerosas son fáciles de tratar. Sin embargo, no producen ni signos ni síntomas evidentes, por lo que un cribado mediante citología es actualmente el arma más eficaz para detectarlas.

Última actualización: noviembre 30, 2015

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR