EnglishFrenchGermanItalianNorwegianPortugueseRomanianRussianSpanishSwedish
Con la tecnología de traductor googleTraductor de Google

La trabajadora social, Adela Ortega, y las médicos residentes, Silvia García e Inmaculada Pérez, de la Unidad de Gestión Clínica de Torre del Mar, perteneciente al Área de Gestión Sanitaria Este de Málaga-Axarquía, en colaboración con Asociación Promoción e Investigación Gitana de la Axarquía (APIGA), imparten una actividad formativa sobre protección solar en la infancia a las madres, padres, niños y niñas del campamento de verano del Colegio Blas Infante.

El objetivo de esta actividad es concienciarles sobre los peligros que conlleva la sobreexposiciones solares y la importancia de la prevención, informarles sobre la correcta aplicación de los fotoprotectores, así como otras medidas de protección, y desmitificar creencias erróneas.

¿Qué deben saber?

  • La piel tiene memoria, recuerda cada quemadura y efecto de la radiación solar desde la infancia.
  • Prevenir en la infancia es vital para evitar el cáncer de piel.
  • Es importante utilizar el fotoprotector adecuado junto con otras medidas (ropa, gorro, gafas de sol, sombra, hidratación…)
  • Evitar la exposición solar directa durante las horas centrales del día, de 12 a 14 horas.

Falsos mitos y creencias

  • No te puedes quemar en un día nublado.
  • Los niños y adolescentes son inmunes a la radiación solar.
  • El uso de filtros y cremas solares nos permiten estar más tiempo tumbados al sol.
  • Si no siento calor cuando estoy al sol, no me quemaré.
  • El bronceado es saludable y protege de las radiaciones.
  • La sombra protege de los rayos directos del sol. Es un verdad a medias, porque de todos modos hay que protegerse de la radiación difusa.

¿Cómo hay que aplicar los protectores solares?

  • La efectividad de los protectores solares depende de su correcta aplicación.
  • Deben aplicarse 30 minutos antes de salir de casa, ya que no actúan inmediatamente. Por lo tanto, no es correcto exponer al niño/a al sol hasta 20 minutos después de haberle aplicado el protector….También en los días nublados.
  • La frecuencia de renovación habitual de los protectores es cada dos horas. Sin embargo, el niño/a está todo el día al aire libre y/o se baña frecuentemente, la renovación deberá ser más frecuente.
  • Deben extenderse bien. Es importante asegurarse de que se cubren todas las áreas corporales expuestas, especialmente la cara, los pies, las manos, así como partes de las piernas y brazos no cubiertos por la ropa.
  • No descuidar la nariz, los labios y las orejas, pero no aplicar sobre los párpados (esta parte delicada del cuerpo se protegerá con el gorro y el suso de gafas).

Protección solar en menores de 3 años

Se recomienda una protección alta, de más de 50.

Protección solar en menores de 1 año

Los lactantes de menos de 6 meses no deben exponerse a la luz del sol directa. En esta edad se deben extremar las medidas de protección. Además es conveniente vestirlos con ropa confortable de colores no muy oscuros, suelta y ligera. Es muy recomendable el uso de gorritos con el reborde amplio que deje bajo sombra la carita y orejas.

En cuanto a fotoprotector, se utilizará una protección alta, de más de 50.

Los niños mayores

Se recomienda uso de fotoprotectores de línea infantil, preferentemente resistentes al agua, así como ropas no transparentes y de algodón, gafas de sol y gorras.

Última actualización: julio 7, 2017

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR