Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - El servicio de alergia del Reina Sofía ha realizado 1.000 test de alergia a medicamentos en el primer semestre del año

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< La nueva unidad de pruebas funcionales de urología del Hospital Reina Sofía ofrece mayor confort y accesibilidad a los pacientes
21 septiembre 2006 20:23 Antiguedad: 13 yrs

El servicio de alergia del Reina Sofía ha realizado 1.000 test de alergia a medicamentos en el primer semestre del año

Este problema es poco frecuente entre la población y sólo entre el 10 y el 15% de los estudios de alergia a penicilina y antiiflamatorios que se practica en el complejo sanitario resultan positivos


El servicio de Alergia del Hospital Universitario Reina Sofía ha llevado a cabo durante la primera mitad de 2006 alrededor de mil estudios con el fin de detectar posibles alergias a medicamentos entre pacientes que previamente habían sufrido alguna reacción adversa o que por otras circunstancias planteaban dudas de tolerancia a los antinflamatorios y a la penicilina.

Pacientes sometiendose a una prueba de alergia

Concretamente, se ha practicado en estos seis primeros meses un total de 991 test, de los cuales en el 65% (644) se estudió la posible alergia a antiinflamatorios y en los 347 restantes (35%) a la penicilina, por ser éstos los fármacos que pueden presentar problemas de resistencia con mayor frecuencia.

Moreno apunta que “las reacciones adversas a los medicamentos son infrecuentes, bastante menos de lo que considera la población general. La primera vez que se usa un medicamento no hay que tener miedo, pues hace falta haberlo usado  varias veces para que se produzca sensibilización al mismo”.

La alergóloga Carmen Moreno explica que algunos pacientes han sufrido algún efecto adverso a un medicamento y, por error, llegan a tenerle miedo a todos los fármacos. En el caso de los antiinflamatorios, sólo el 15% de los estudios practicados resultó positivo y se confirmó la alergia del paciente, un porcentaje que desciende hasta el 10% si se trata de la penicilina.

De todos modos, prosigue la doctora, “si se produce algún efecto no deseado con un fármaco las primeras veces que se consume ha de ser el especialista quien interprete lo que ha ocurrido, ya que cabe la posibilidad de que no se trate de una reacción alérgica”. Además, la gravedad de los efectos es progresiva y está directamente relacionado con la persistencia en su uso.

Alternativas

Generalmente, cuando se confirman los casos de alergia se buscan otros fármacos alternativos, bien otros tipos de antiinflamatorios a los que no sea alérgico el paciente o inhibidores de la Cox-2 y macrólidos en sustitución de la penicilina, continúa la doctora. El perfil más frecuente del paciente que acude al hospital por este tipo de alergia es de una mujer de entre 35 a 60 años.

Los estudios que se desarrollan en el complejo hospitalario para confirmar o descartar esta patología los lleva a cabo la enfermera Trinidad Pérez, bajo la supervisión de la alergóloga María José Barasona. Estos test son prolongados en el tiempo, pues entre algunas pruebas deben mediar 48 horas y hasta tres semanas en otras y también depende de los resultados, ya que si desde el principio da positivo no se sigue avanzado y, por el contrario, si es negativo se irán incrementando las dosis que se le aplican.

El paciente recibe los fármacos “de forma enmascarada, es decir, mezclados con placebo, sin saber cuándo recibe uno u otro, con el fin de identificar posibles reacciones psicógenas”. Las pruebas se llevan a cabo en el área de consultas externas, el paciente permanece sentado y sólo en personas de riesgo es preciso su monitorización.

Reacciones menores como urticarias, erupciones cutáneas, rinitis, conjuntivitis, tos, ecemas y también en ocasiones bajadas de tensión y taquicardias son los principales efectos no deseados que se pueden producir al aplicar la medicación.

Consejos generales

Carmen Moreno indica que el comportamiento del paciente resulta primordial para evitar que se desencadenen problemas de alergia a medicamentos. Entre los principales consejos descarta la automedicación y polimedicación, así como recomienda el uso de medicación por vía oral para que se pueda extraer si fuese necesaria su evacuación. También es “una pieza clave conservar información de los medicamentos que le han hecho daño alguna vez y además conocer cuáles tolera, pues reduce el riesgo del paciente durante el estudio”.

Finalmente, la actividad del servicio de Alergia de enero a junio de este año en el área de consultas externas indica que del total de primeras consultas atendidas en este periodo, que se aproximó a las 3.000, el 15% (unas 350 atenciones) estuvo motivada por alergia a los medicamentos (por analgésicos antiinflamatorios en su mayoría, seguidas de penicilina y otros).


Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

 

 

 

1999-2019 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.