Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - El Hospital Reina Sofía incorpora la braquiterapia de alta tasa para completar el tratamiento de los tumores ginecológicos

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< La revista científica Circulation publica un artículo realizado por los cardiólogos del Hospital Reina Sofía
12 diciembre 2011 10:57 Antiguedad: 7 yrs

El Hospital Reina Sofía incorpora la braquiterapia de alta tasa para completar el tratamiento de los tumores ginecológicos

El centro cordobés aplicará anualmente esta nueva técnica a alrededor de medio centenar de mujeres como procedimiento complementario a la radioterapia externa (mediante los aceleradores lineales)


El servicio de Oncología Radiodiaterápica del Hospital Universitario Reina Sofía ha incorporado un nuevo tratamiento conocido como braquiterapia de alta tasa de dosis, que se suma a la cartera de servicios de esta especialidad con la finalidad de mejorar la atención que reciben los pacientes con patología tumoral. Esta técnica, que acaba de entrar en funcionamiento, permitirá complementar y aumentar la eficacia de los tratamientos en determinados tumores ginecológicos.

Profesionales muestran a la delegada de Salud y al gerente del hospital el funcionamiento del equipo.
Profesionales muestran a la delegada de Salud y al gerente del hospital el funcionamiento del equipo.

 

De momento, el equipo servirá para completar, en los casos que sea necesario, la atención de mujeres con cáncer de útero que previamente han recibido radioterapia externa (la radioterapia que se administra por medio de los aceleradores lineales). Se estima que anualmente podrán ser tratadas alrededor de medio centenar de pacientes con esta patología y que cumplan con las indicaciones señaladas por los especialistas.

El cáncer de útero (que suele aparecer a partir de los 50 años y se caracteriza por el sangrado después de la menopausia) es uno de los tumores más frecuentes, después del de mama y el colorrectal, siendo su incidencia de unas 10 mujeres por cada 100.000, anualmente.

La jefa de servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Reina Sofía, Amalia Palacios, apunta que 'en el 90% de los casos la braquiterapia ginecológica de alta tasa se aplicará además de la radioterapia externa para así poder subir la dosis y ampliar las posibilidades de curación'. También indica la especialista que esta técnica se considera siempre que el tumor se encuentra localizado -que no haya metástasis-.

La doctora Palacios apunta que, si bien los primeros tratamientos se centrarán en la patología tumoral ginecológica, de manera progresiva se irán agregando a la cartera de servicios de otras especialidades para tratar los cánceres de pulmón, bronquios, esófago y mama, fundamentalmente.

La braquiterapia ginecológica de alta tasa consiste en la aplicación de una fuente radiactiva, que en el caso del complejo sanitario cordobés será iridio 192, en la zona afectada del interior del útero, que se retira una vez finalizada la sesión -dura entre 15 y 20 minutos-. La vía de acceso para llegar hasta el tumor y administar el isótopo radiactivo es intracavitaria, por medio de la vagina.

Beneficios

Entre los beneficios que conlleva este tipo de radioterapia interna respecto a la convencional destaca que minimiza los efectos negativos al ofrecer mayor protección de los órganos y tejidos sanos que rodean el tumor; las sesiones de tratamiento se acortan -el concepto se alta tasa de dosis se refiere al corto periodo de exposición de los implantes radiactivos- y se actúa sobre volúmenes muy pequeños y, además, se puede realizar de manera ambulatoria y la paciente podrá volver a casa tras un breve periodo de observación.

Amalia Palacios explica que el desarrollo de la nueva técnica se asemeja a una intervención de cirugía mayor ambulatoria, pues se lleva a cabo con la enferma anestesiada y en una sala-búnker que se ha habilitado para acoger el equipamiento (se trata de una especie de quirófano). La inversión necesaria para acondicionar el búnker donde se ubica la nueva braquiterapia de alta tasa -espacio que antes ocupaba la unidad de telecobaltoterapia- y adquirir el equipamiento se ha elevado hasta los 437.906 euros.


Dotación completa

En total, la dotación de irradiación de alta tecnología del servicio de Oncología Radioterápica la constituyen tres aceleradores lineales -uno de ellos de última generación que entró en funcionamiento en 2010 y que permite administrar la arcoterapia volumétrica modulada (VMAT/IMRT/IGRT)-, un equipo de braquiterapia de baja tasa –en la actualidad exclusivamente para el tratamiento del cáncer de próstata- y el nuevo equipo de braquiterapia de alta tasa. Además, a esta tecnología se suma un TAC-simulador.

Los profesionales de este servicio trabajan en estrecha colaboración con los de Protección Radiológica, que se ocupan, entre otras funciones, del uso correcto, y de acuerdo a la normativa vigente, de los materiales radiactivos y equipos que generan o emiten radiación. Además, llevan a cabo la puesta en marcha del nuevo equipamiento de braquiterapia, su control de calidad periódico y el cálculo y la distribución óptima de la dosis de radiación a cada paciente sujeto a tratamiento de radioterapia.                                                

Los oncólogos radioterápicos  utilizan las radiaciones ionizantes con fines terapéuticos para dañar, de forma directa o a distancia, el ADN de las células malignas y finalmente conseguir la destrucion tumoral. La forma habitual de administrar la radioterapia es externa -la fuente de radiación está alejada del paciente y se utilizan haces de irradiación de alta energía y gran capacidad de penetración tisular, por medio de los aceleradores lineales- y también se puede hacer de manera interna, como es el caso de la branquiterapia.

Estos especialistas se ocupan del diagnóstico y tratamiento de problemas oncológicos usando técnicas basadas en radiaciones, además de emplear y valorar otros tratamientos alternativos o asociados. Estos procedimientos consisten en administrar la dosis de radiación prescrita al volumen determinado, con el máximo respeto hacia los tejidos sanos circundantes y con la finalidad de erradicar el tumor, conseguir la mejor calidad de vida posible y prolongar la supervivencia del paciente.

El cáncer se sitúa ya como la segunda causa de muerte en Europa, una enfermedad que va en aumento asociada a los cambios de hábitos de vida y al envejecimiento de la población. Sin embargo, la evolución de los tratamientos y la detección precoz está influyendo de manera positiva en el aumento de la supervivencia por cáncer. En esta línea, se estima que el 40% del total de pacientes oncológicos curados ha sido gracias a la radioterapia -ya sea sola o combinada con otras terapéuticas-.


Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

 

 

 

1999-2019 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.