Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - Profesionales del Hospital Reina Sofía trasplantan por primera vez con éxito en Andalucía un hígado a un bebé usando la técnica split 'in situ'

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< El coro Ziryab interpreta villancicos populares para los pacientes del Hospital Reina Sofía
29 diciembre 2011 11:01 Antiguedad: 7 yrs

Profesionales del Hospital Reina Sofía trasplantan por primera vez con éxito en Andalucía un hígado a un bebé usando la técnica split 'in situ'

Los cuatro centros andaluces implantadores de hígado y la Coordinación Autonómica de Trasplantes han diseñado un programa de bipartición del órgano que permite compartirlo entre un receptor pediátrico y otro adulto de hospitales diferentes


El equipo de trasplante hepático del Hospital Universitario Reina Sofía ha implantado por primera vez con éxito en Andalucía un injerto de hígado a un bebé empleando la técnica conocida como split 'in situ', que consiste en dividir en dos partes el órgano para que se puedan beneficiar dos pacientes, uno adulto y otro infantil. Por este procedimiento, la bipartición se realiza cuando el órgano se encuentra aún en el donante.

La delegada de Salud con el gerente y profesionales del hospital antes de presentar la técnica.
La delegada de Salud con el gerente y profesionales del hospital antes de presentar la técnica.

La técnica conocida como split -segmentar el órgano- se describió hace más 20 años, si bien, el reto ha consistido en que, de forma pionera a nivel regional, se ha podido trasplantar de hígado a un niño a través de este procedimiento.

Los trasplantes hepáticos infantiles de Andalucía se llevan a cabo en el complejo sanitario cordobés, que es el centro de referencia a nivel regional y forma parte del grupo de cinco centros que están acreditados para realizar trasplantes de este órgano en niños en España.

El cirujano Pedro López Cillero, coordinador del programa de trasplante hepático infantil del Hospital Reina Sofía, apunta que el principal motivo por el que se ha impulsado esta iniciativa es 'poder ofrecer una alternativa a los niños en lista de espera -sin perjudicar al adulto- ante las escasas donaciones infantiles que se producen'. Con la implantación de esta técnica se elimina o reduce la mortalidad infantil en lista de espera -por lo que ayuda a resolver los problemas de escasez de órganos-, se trasplanta antes y en mejores condiciones y el número de injertos realizados se multiplica por dos.

Los especialistas aseguran que entre el 15 y el 20% de los hígados donados reúne las características necesarias para que pueda ser compartido. El Hospital Reina Sofía realiza anualmente entre 10 y 15 trasplantes hepáticos infantiles, por lo que la demanda estaría cubierta.

Técnica

En sus inicios, el split se usaba 'ex situ', es decir, el trabajo de banco -que es la preparación del órgano- se realiza fuera del donante y un equipo extrae e implanta los dos segmentos en el mismo centro. Estas condiciones alargaban el tiempo de isquemia, el recalentamiento del órgano y han hecho que se describan complicaciones biliares y disfunción del injerto en los receptores.

Por su parte, en la técnica denominada 'in situ', la división se realiza en el donante, lo que exige más tiempo quirúrgico en el hospital donde se produce la donación, más experiencia del equipo extractor y una mayor coordinación con otros equipos. Entre las ventajas de esta opción figura que se disminuye el tiempo de isquemia, se identifican mejor las estructuras vasculares y biliares durante la división del órgano y se producen menos hemorragias y menos complicaciones.

Los profesionales del Hospital Reina Sofía cuentan con experiencia previa en la realización de la técnica split 'ex situ', si bien llevar a cabo las tres intervenciones (la extracción y los dos implantes) por el mismo equipo ha resultado muy complejo.

Evolución satisfactoria

El bebé que ha recibido el nuevo órgano evoluciona satisfactoriamente y acude al hospital para revisiones tras haber recibido el alta dos semanas después de la intervención (primero permaneció en la UCI pediátrica y a continuación pasó a la unidad de hepatología pediátrica). La intervención se llevó a cabo hace dos meses.

El pequeño -de 6 meses y 5 kilos de peso- padecía una patología conocida como atresia de vías biliares extrahepáticas, una enfermedad congénita y rara que se caracteriza por la ausencia de vía biliares extrahepáticas y para la que el único tratamiento definitivo es el trasplante.

Por su parte, el paciente adulto que recibió el otro segmento hepático se trasplantó en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada y en la actualidad está de alta en casa y con evolución satisfactoria.

Uno de los cirujanos que efectuó la extracción, Javier Briceño, explica que la segmentación del órgano se prolongó entre 3 y 4 horas y se trata de un proceso complejo que hay que realizar con mucha cautela, pues 'si la división de los segmentos no se hace de forma adecuada no se podrían llevar a cabo los dos trasplantes, o se perjudicaría a uno de los dos receptores'. Por tanto, esta técnica exige una alta capacitación y amplio manejo por parte de los profesionales, que deben extraer con mucha precisión el segmento correspondiente de hígado, la arteria, la vía biliar y la vena para el posterior implante.

Acuerdo multicéntrico

La incorporación de este procedimiento es el resultado de dos años de preparación entre los hospitales andaluces donde se efectúan trasplantes de hígado (Virgen del Rocío de Sevilla, Carlos Haya de Málaga, Virgen de las Nieves de Granada y el Reina Sofía) y la Coordinación Autonómica de Trasplantes. La donación que ha permitido este hito se produjo en el Complejo Hospitalario de Jaén a finales de octubre.

Los centros implicados y la Coordinación Autonómica de Trasplantes han elaborado un protocolo que recoge con detalle en qué condiciones es posible compartir el hígado (siempre procedente de cadáver), cómo ha de efectuarse la bipartición y aclara los criterios del implante.

Así, el documento recoge que cuando el donante es biológicamente óptimo se oferta para split en Andalucía, siempre que un menor se encuentre en lista de espera. En el hospital del donante se realiza la bipartición, el trabajo de banco (la preparación del órgano) y se controla perfectamente el sangrado y las posibles complicaciones biliares.

Hasta ahora, los niños con indicación de trasplante hepático permanecían una media de 3 meses en lista de espera y si no se efectuaba el trasplante de donante cadáver se optaba por la donación de vivo. En cambio, con esta nueva técnica se modifica el planteamiento, ya que 'con casi toda seguridad los pacientes pediátricos no tendrán que esperar tanto y se podrá hacer el trasplante antes de que se encuentren muy deteriorados', explica López Cillero. El trasplante de donante vivo sigue siendo la mejor alternativa, ideal en estos casos, si bien se opta en primer lugar por la donación procedente de cadáver para evitar posibles complicaciones al donante.

Por otra parte, la extracción multiorgánica de Jaén también permitió que en total cuatro pacientes recibieran un nuevo órgano en el hospital cordobés, pues se llevó a cabo un trasplante cardiaco, pulmonar, hepático y de páncreas-riñón. Las intervenciones se prolongaron durante 20 horas y estuvieron funcionando cuatro quirófanos a la vez y más de medio centenar de profesionales.


Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

 

 

 

1999-2019 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.