Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - El hospital Reina Sofía desarrolla un estudio que permite profundizar en el tratamiento del acné

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< El laboratorio de análisis clínicos del Reina Sofía agiliza los procesos y reduce la manipulación
14 septiembre 2005 12:55 Antiguedad: 14 yrs

El hospital Reina Sofía desarrolla un estudio que permite profundizar en el tratamiento del acné

Las primeras conclusiones del trabajo no registran niveles de desmineralización en los pacientes que han recibido Isotretinoína para el abordaje de esta patología


Un trabajo desarrollado por los servicios de Medicina Nuclear y Dermatología del Hospital Universitario Reina Sofía estudia los niveles en la densidad ósea de los pacientes con acné tratados con Isotretinoía, medicación empleada en las afecciones graves, con el fin de ajustar y mejorar la terapéutica que reciben estos enfermos.

Facultativos responsables del estudio

El responsable del servicio de Dermatología, José Carlos Moreno, indica que las investigaciones internacionales sobre la posible desmineralización asociada a este tratamiento arrojan datos contradictorios respecto a los posibles efectos de su uso. Sin embargo, los resultados preliminares del trabajo desarrollado en el complejo sanitario, que concluirá en los próximos meses, no relacionan el tratamiento con Isotretinoína con la aparición de desmineralización.

Por su parte el dermatólogo Manuel Galán, autor del estudio junto al especialista en Medicina Nuclear Juan Antonio Vallejo, apunta que la incidencia en la densidad ósea a causa de este medicamento es muy baja, pues se asocia normalmente a tratamientos continuados de diez años de duración, mientras que para el acné se emplea hasta un máximo de seis meses.

El trabajo, que es la tesis doctoral de Galán y se titula Densidad ósea mineral en pacientes que reciben Isotretinoína para el tratamiento del acné, se basa en los casos de 75 jóvenes con acné, de 16 a 28 años, tratados en el Reina Sofía entre 2003 y 2004. A todos ellos se les realizó una densitometría (exploración en la que, mediante un sistema de rayos-X potenciado por un contraste ofrece datos sobre la presencia de osteoporosis y riesgo de fracturas).

Control óseo

Asimismo se midieron marcadores de remodelado óseo para comprobar la situación del metabolismo del calcio y ambas pruebas se realizaron antes de iniciar el tratamiento y se repitieron a los tres y a los seis meses. Ambas personas que toman Isotretinoína han de someterse a exámenes periódicos de sangre para detectar si se registra aumento de las transaminasas y los lípidos, ya que estos niveles se normalizan cuando se suspende el tratamiento.

Además, los pacientes que toman esta medicación deben tener en cuenta que está contraindicado el embarazo y entre los efectos secundarios más frecuentes figuran la sequedad de piel y mucosas y el adelgazamiento de la piel, por lo que se insiste en la necesidad de ser muy cautos al tomar el sol mientras reciben la medicación.

El acné se produce cuando las glándulas sebáceas generan más secreción de la que la piel es capaz de eliminar, de tal forma que se producen tapones de grasa en los folículos. Con el tratamiento adecuado, esta patología se curan en el 75% de los casos y muchos de los pacientes en los que vuelve a aparecer quedan bien tras un segundo ciclo de aplicación de la medicación.

El doctor Galán aconseja acudir al especialista si se tiene una extensión importante del acné, si no responde a los tratamientos instaurados o en caso de que afecte psicológicamente al paciente. La Isotretinoína comenzó a aplicarse en el tratamiento del acné en la década de los 80 en Estados Unidos y también se aplica en otras patologías como los trastornos hereditarios de la queratinización, la ictiosis o la enfermedad de Darier.

Las lesiones de acné se localizan fundamentalmente en la cara, pecho o espalda y esta medicación se administra a placientes con afectación grave o que no responde a los tratamientos previos. La recomendación médica para el acné menos intenso pasa por la aplicación de antibióticos y tópicos asociados a sustancias exfoliantes o también antibióticos tópicos que disminuyen la secreción sebácea y promueven el efecto peeling.

 


Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

 

 

 

1999-2019 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.