Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - El Hospital Reina Sofía aumenta un 133% el número de trasplantes renales de donante vivo en 2012

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< Los niños ingresados en el Hospital Reina Sofía han recibido hoy la visita de los jugadores del Córdoba CF
3 enero 2013 08:54 Antiguedad: 7 yrs

El Hospital Reina Sofía aumenta un 133% el número de trasplantes renales de donante vivo en 2012

El pasado año se llevaron a cabo en el complejo sanitario 162 trasplantes de órganos (14 de ellos en niños) y se registraron 41 donaciones multiorgánicas


Los profesionales del Hospital Universitario Reina Sofía llevaron a cabo el pasado año un 133% más de trasplantes renales de donante vivo que en el ejercicio anterior. En total, en 2012 se efectuaron 7 injertos de este tipo frente a los 3 practicados en 2011. 

Imagen de archivo de una intervención quirúrgica
Imagen de archivo de una intervención quirúrgica

Estas cifras indican un incremento considerable de la donación de vivo en el complejo sanitario cordobés, fruto de la generosidad de la población y el interés del hospital por ofertar y llevar a la práctica esta modalidad de trasplantes. Desde que se realizó el primero, en este centro se han efectuado 35 trasplantes renales de donante vivo. 

Por su parte, el pasado ejercicio también se llevó a cabo en este centro el único trasplante de donante vivo hepático practicado en Andalucía, cuyo receptor fue un paciente infantil. 

El número total de trasplantes de órganos realizado en el Hospital Reina Sofía fue de 162 el pasado año (63 de riñón, 49 de hígado,  24 de pulmón, 15 de corazón y 11 de páncreas), de los que 14 se llevaron a cabo en pacientes pediátricos. En 2 de los trasplantes hepáticos se usó la técnica split in situ, que permite que de una donación de puedan beneficiar dos pacientes. 

Además, los profesionales del Hospital Reina Sofía han realizado en los últimos días de 2012 hasta 6 trasplantes de órganos en menos de 72 horas. Así, una donación de fuera y dos producidas en el propio hospital permitieron implantar 2 corazones, 3 riñones y dos pulmones (intervención bipulmonar) a pacientes que se encontraban en lista de espera y que en estos momentos se recuperan favorablemente. 

Respecto a las donaciones, se ha registrado una subida de un 5% al pasar de 39 en 2011 a 41 el pasado año. 

Cifras en Andalucía 

En el conjunto de Andalucía se practicaron 734 trasplantes de órganos, 12 más que en 2011, que ya fue un año récord, y de ellos 71 con órganos de donante vivo (70 de riñón y uno de hígado), lo que implica un incremento en esta modalidad del 39% respecto al año pasado. Estas excelentes cifras se deben a la solidaridad que han mostrado las familias de 305 donantes fallecidos y a los 71 donantes vivos. 

Estas cifras históricas, según ha explicado Manuel Alonso, coordinador regional de trasplantes, se deben a las distintas estrategias que se han emprendido en los últimos años desde el Servicio Andaluz de Salud, ya que debido al descenso de las muertes encefálicas y a la bajada de los accidentes de tráfico “hubiéramos asistido con toda seguridad a un descenso de las cifras de donantes y trasplantes”. De hecho, en Andalucía, se ha producido una caída de la muerte encefálica del 26% en los 8 últimos años, siendo el descenso en el pasado año del 8% con respecto a 2011. De hecho, este año se ha producido una ligera caída de las donaciones con personas fallecidas (de 308 a 301), a pesar del alto porcentaje de andaluces que dicen sí a la donación, concretamente un 86%.

De los 734 trasplantes de órganos registrados, 457 fueron de riñón (de ellos, 10 birrenales, 70 de donante vivo y 5 infantiles), 203 de hígado (de los que 10 infantiles y uno de donante vivo), 32 de corazón, 24 de pulmón (2 infantiles) y 18 de páncreas. A estos trasplantes de órganos hay que sumar también que más de 1.300 pacientes han recibido implantes de distintos tejidos (córneas, válvulas cardíacas, tejido óseo, segmentos vasculares, etc.), con lo que se han alcanzado los 2.000 injertos anuales.

La distribución de los trasplantes en cada uno de los hospitales andaluces autorizados para la realización de trasplantes de órganos es la siguiente: El Hospital Reina Sofía de Córdoba ha realizado 162 trasplantes (63 de riñón, 49 de hígado,  24 de pulmón, 15 de corazón y 11 de páncreas); el Regional de Málaga practicó 201 trasplantes (144 de riñón, 50 de hígado y 7 de páncreas). Por su parte, el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla trasplantó 189 órganos, en concreto, 104 de riñón, 68 de hígado y 17 de corazón; el Hospital Virgen de las Nieves de Granada 109, de los cuales 73 fueron trasplantes renales y 36 de hígado y, por último, en el Hospital Puerta del Mar de Cádiz se practicaron 73 trasplantes renales.

Estrategias

Desde hace años, la Coordinación Autonómica de Trasplantes, en colaboración con los distintos equipos de trasplantes y los diferentes agentes sociales implicados, ha desarrollado una serie de estrategias encaminadas a evitar el descenso de donantes y trasplantes, entre las que destacan la donación en asistolia, el impulso del trasplante renal de donante vivo, el trasplante renal cruzado, el trasplante birrenal, el trasplante hepático en dominó o en la modalidad de split.

Con respecto a la donación en asistolia o a corazón parado, un tipo de donación que ahora se ha recuperado gracias a los avances médicos, el Hospital Virgen de las Nieves de Granada inició el programa de donación en asistolia en Andalucía en mayo de 2010. En estos casos el donante es una persona que sufre una parada cardiorrespiratoria en su domicilio o en la vía pública y, a pesar de la aplicación de las técnicas de reanimación cardiaca por parte de profesionales del 061, en ocasiones no es posible salvarle la vida y se certifica el fallecimiento del paciente a su llegada al hospital. Esta modalidad se puso también en funcionamiento en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla en el pasado año 2011. También otras variantes de donación en asistolia se están desarrollando en otros hospitales andaluces (Hospital Regional y Virgen de la Victoria, de Málaga, Torrecárdenas de Almería y hospital de Puerto Real, en Cádiz). Así, se ha pasado de no tener ningún donante en asistolia en 2009 a obtener 10 en el año 2010, otros 14 en 2011 y a conseguir 26 en 2012, lo que significa un incremento con el año anterior del 86%. Esto quiere decir que si no se hubiese desarrollado esta modalidad de donación, se habrían conseguido 26 donantes y unos 50 trasplantes menos en el año que acaba de concluir.

En cuanto al impulso del trasplante renal de donante vivo y trasplante renal cruzado, el progresivo envejecimiento de la edad media del donante y el descenso de los donantes más jóvenes, condiciona que los pacientes, igualmente jóvenes, en lista de espera para trasplante renal tengan menos oportunidades de acceder a esta solución terapéutica. De ahí la conveniencia de promover y difundir la opción del trasplante de riñón procedente de donante vivo, labor que se comenzó a potenciar por el año 2005. Este tipo de trasplante, con escasos riesgos para el que dona, tiene una supervivencia más alta que el trasplante de riñón de donante fallecido. En este sentido se ha pasado de hacer de forma testimonial 2-3 trasplantes por año al inicio de la pasada década a realizar 34 en 2010, 51 en el año 2011 y 70 en el pasado año 2012, lo que significa un incremento con respecto al año anterior del 37%. Los trasplantes renales de donante vivo representan ya el 15% del total, formidable porcentaje conseguido 2-3 años antes del objetivo que en el tiempo se había marcado la Coordinadora de Trasplantes.

Actualmente, en Andalucía, los cinco hospitales autorizados para trasplante renal de donante fallecido realizan también trasplantes renales procedentes de donante vivo. A diferencia del resto de comunidades autónomas, en todos estos centros se hace la extracción del riñón del donante mediante cirugía laparoscópica. 

Sin embargo, en un 30% de los casos, no es posible ceder un riñón, ya sea por incompatibilidad de grupo sanguíneo o por problemas inmunológicos. En este tipo de casos es donde se desarrolla la donación cruzada entre aquellas parejas (donante-receptor) que son incompatibles entre sí, pero que son compatibles con otras que tienen el mismo problema. 

En este contexto, la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) desarrolló, en 2009, el procedimiento de trasplante renal cruzado y se han designado, según la experiencia previa en trasplante renal de vivo, centros de referencia a nivel nacional. De los 9 centros acreditados a nivel nacional, tres son andaluces (Virgen del Rocío de Sevilla, Puerta del Mar de Cádiz y Virgen de las Nieves de Granada). En 2012 hubo ya 18 hospitales españoles autorizados para esta actividad, de los que cuatro son andaluces (a los tres hospitales andaluces anteriormente mencionados y que, además de estar autorizados, están acreditados como centros de referencias a nivel nacional, se ha unido el hospital Carlos Haya de Málaga). De hecho, de los 25 trasplantes cruzados realizados en toda España desde el año 2009 hasta el pasado año, 10 de ellos se han realizado a pacientes andaluces, es decir, el 40% del total de ellos, siendo Andalucía un referente nacional en esta modalidad. Así, el Virgen de las Nieves de Granada ha realizado ya 5 (entre ellos, el primero que se hizo en España), 4 lleva el Hospital Puerta del Mar de Cádiz (también este hospital andaluz ha hecho el primer trasplante cruzado de España entre dos parejas en un mismo hospital) y uno el Hospital Regional de Málaga.

En esta línea de actuación, se enmarca igualmente el llamado ‘donante altruista’, que es una persona que dona en vida un riñón a otra desconocida que lo necesita. Andalucía planteó formalmente el desarrollo de esta figura en la Comisión de Trasplantes y Medicina Regenerativa del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Esta propuesta fue aprobada por unanimidad y se canalizó su desarrollo a través del Comité de Expertos de Trasplante Renal de Vivo-Donación Cruzada, donde está representada Andalucía por varios profesionales. 

La cadena se inicia con una donación renal anónima al receptor de una pareja. A su vez, el donante de esta primera pareja dona su riñón al receptor de una segunda y así sucesivamente hasta agotar todas las posibilidades de intercambio. El donante de la última pareja da su riñón a un receptor de la lista de espera de donante fallecido, al que tampoco conoce y que ha sido seleccionado bajo riguroso criterio clínico.

Esta donación se puede realizar de dos maneras: donación del órgano a una persona de la lista de espera (no conocida y anónima) o donación renal cruzada (en la que también se selecciona un receptor de la lista de espera pero el beneficio esperado, según número de trasplantes realizados, es mayor).

Además de los 70 trasplantes renales de donante vivo realizados en el pasado año en Andalucía, hay que añadir un trasplante hepático de donante vivo, infrecuente por su gran complejidad, realizado en el Hospital Reina Sofía de Córdoba.

En este impulso a nuevas estrategias y el desarrollo de técnicas especiales destaca también el trasplante birrenal, que se aconseja cuando la funcionalidad de cada uno de los riñones de un donante de elevada edad, detectada tras la correspondiente biopsia, no aconseja que se implanten en dos receptores por separado, pero sí permiten que se reimplanten los dos riñones a un solo receptor. En el pasado año se han realizado 10 trasplantes birrenales, todos ellos en el Hospital Regional de Málaga.

Los trasplantes hepáticos ‘en dominó’ y en la modalidad de ‘split’, en las que, a partir de solo hígado, se hacen dos trasplantes son otras dos técnicas avanzadas que se pueden realizar en Andalucía. En el caso del trasplante en dominó, el hígado de un donante fallecido es trasplantado a un enfermo portador de una enfermedad denominada polineuropatía familiar amiloidótica, que supone el deterioro del hígado y que se detiene con el trasplante. A su vez, el hígado extraído de este último paciente es trasplantado a otro enfermo en lista de espera, que no sufre las consecuencias de esta enfermedad. 

En el caso del trasplante ‘split’, se trasplantan cada uno de los dos lóbulos que tiene un hígado a dos pacientes distintos, habitualmente a un paciente pediátrico y a un adulto. El Hospital Reina Sofía de Córdoba en colaboración con el Hospital Virgen de las Nieves de Granada ha realizado ya con éxito dos intervenciones de este tipo de trasplantes ‘in situ’, es decir, la partición de los lóbulos hepáticos se realiza en el cuerpo del donante.

Tasa de donación

Las donaciones recibidas han situado la tasa de donación de la comunidad andaluza en 36,1 donantes por millón de población, exactamente el doble de las tasas medias anuales alcanzadas por los países de la Unión Europea (18 donantes por millón de población), superior a la de Estados Unidos (26 donantes por millón de población) y ligeramente superior a la media española de 2011, que se situó en 35,3 donantes por millón de población, la más alta del mundo. Cabe destacar también que la donación en asistolia (26 donantes en el pasado año), representa ya el 9% de los donantes de órganos, cuando hace solo 3 años era de 0.

Los excelentes resultados alcanzados por los hospitales públicos andaluces en materia de trasplantes han sido posibles gracias a la elevada concienciación de los ciudadanos a favor de la donación de órganos. De esta forma, el porcentaje de negativa a la donación de órganos se sitúa en el 14% (tres puntos más baja que en 2011), lo que significa que el 86% de las familias dijo sí a la donación de órganos del fallecido,  el mejor resultado conseguido hasta ahora. Cuando se creó la Coordinación Autonómica de Trasplantes, a principios de la década de los 90 del pasado siglo, el porcentaje de negativa a la donación estaba en torno al 40%, o dicho de otra manera, la aceptación a donar era del 60%.

Por este motivo, la Consejería de Salud y Bienestar Social agradece la labor desarrollada por todos los colectivos y agentes sociales implicados en el proceso de donación de órganos (asociaciones de enfermos, medios de comunicación, magistrados, forenses, profesionales sanitarios y no sanitarios, de aeropuertos, policía o guardia civil, entre otros), ya que contribuyen a crear un clima favorable a la donación. Además, la Coordinación Autonómica de Trasplantes manifiesta su admiración y gratitud a los familiares de los donantes de órganos por su extraordinaria solidaridad y generosidad, que constituyen un claro ejemplo a seguir.

Las donaciones registradas han supuesto un descenso del número de pacientes que esperan un trasplante. En 2010, 905 pacientes esperaban un órgano para ser trasplantados, en 2011 la lista de espera la integraban 850 personas, y a 31 de diciembre de 2012, había descendido a 743, lo que representa un descenso del 12,5%, a pesar de que las indicaciones de trasplantes han aumentado.

El incremento en el número de trasplantes y especialmente en los trasplantes renales ha supuesto un importante incremento de la calidad de vida de estos pacientes. En este sentido, continúa creciendo el número de pacientes trasplantados frente al número de pacientes que se encuentran en diálisis. Este hecho supone un indicador de calidad, ya que de los más de 9.000 pacientes que tienen en Andalucía un tratamiento renal sustitutivo, el 51,5 % se beneficia de un trasplante renal y no tiene que depender del tratamiento de hemodiálisis, con la mejora en su calidad de vida que ello conlleva. En el resto de países de nuestro entorno, sólo el 30% de los pacientes se benefician de un trasplante frente al 60% que están sometidos a tratamiento de hemodiálisis. 

Perfil del donante

El perfil del donante fallecido de órganos presenta cada vez mayor edad y continúa modificándose de forma progresiva. La edad media ha pasado de 35 años en 1991 a 60 años en 2012. Los donantes menores de 45 años han pasado de representar el 66% en 1993 a significar sólo el 17% en 2012. Por el contrario, los donantes de 60 o más años han pasado del 6% en 1993 al 54% en 2012.

Respecto al perfil de los donantes vivos, el 63% de los donantes son mujeres. El donante vivo de mayor edad contaba con 71 años y el de menor edad con 22. En cuanto al grado de parentesco con el receptor, mayoritariamente las donaciones se han producido de padres a hijos, seguido de las realizadas entre parejas y hermanos.
A este respecto, es necesario reconocer la elevada experiencia con la que cuentan los distintos equipos de trasplantes de la sanidad pública andaluza, que posibilita que se utilicen órganos de donantes con edad cada vez más elevada y manteniendo elevados índices de supervivencia. Así, la supervivencia de los trasplantes renales realizados en Andalucía es a los 5 años 10 puntos más elevada que la Estados Unidos (79% en Andalucía, 69% en EEUU).

Incremento de la eficacia en el proceso de donación

Todos los apartados mencionados con anterioridad han posibilitado un progresivo incremento en la eficacia del proceso de donación, que se mide por el porcentaje de personas fallecidas con muerte encefálica que, finalmente, llegan a ser donantes de órganos. No todas las personas que fallecen en muerte encefálica pueden llegar a ser donante. 

Los descartes se producen en un 98% de los casos por una contraindicación médica, cuando son portadores de una enfermedad transmisible o, aunque no lo sean, sus órganos están deteriorados y no permiten ser trasplantados, o bien por negativa a la donación. El porcentaje de eficacia en este ámbito ha pasado del 50% en 1991, cuando el donante tenía una edad media de 35 años, a un porcentaje del 68% en el pasado 2012, cuando la edad media ha sido de 60 años. Es decir, en el pasado año, de cada 100 muertes encefálicas, 68 fueron finalmente donantes de órganos. La explicación a este excelente resultado es debida, por una parte, al descenso de la negativa a la donación de nuestra ciudadanía y, por otra, al avanzado grado de pericia y experiencia de los equipos de trasplantes que aceptan para ser trasplantados órganos de personas de una edad avanzada, obviamente, tras un riguroso examen y cuidadosa validación.


Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

 

 

 

1999-2019 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.