Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - Alrededor de 70 pacientes con acromegalia son atendidos en las consultas de Endocrinología del Hospital Reina Sofía

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< Los niños ingresados en Oncología en el Hospital Reina Sofía disfrutan de las tablets donadas por Juegaterapia
8 enero 2013 13:40 Antiguedad: 7 yrs

Alrededor de 70 pacientes con acromegalia son atendidos en las consultas de Endocrinología del Hospital Reina Sofía

Esta patología, que se caracteriza por un aumento desproporcionado de la hormona de crecimiento, se suele controlar e incluso mejoran los síntomas con el tratamiento adecuado


Los endocrinos del Hospital Universitario Reina Sofía llevan el control de alrededor de 70 pacientes diagnosticados de acromegalia, una patología que se caracteriza por la producción excesiva de la hormona del crecimiento y entre los efectos más visibles que provoca figuran el agrandamiento de manos, pies y rasgos faciales (especialmente la mandíbula). 

Además, esta enfermedad se asocia a otros problemas como la hipertensión arterial, diabetes, enfermedad cardiovascular, deficiencias visuales que generalmente limitan el campo visual pudiendo llegar hasta la ceguera y un mayor riesgo de cáncer, en la mayoría de los casos de colon. 

Por ello, el responsable de la Unidad de Gestión Clínica de Endocrinología y Nutrición, Pedro Benito, indica la importancia de detectar la enfermedad para iniciar el tratamiento y evitar los problemas que de su evolución se derivan. La acromegalia se presenta aproximadamente en 6 de cada 100.000 adultos y los profesionales de este complejo sanitario diagnostican una media de entre dos a tres casos cada año. 

El diagnóstico de este trastorno corresponde a los endocrinos y los pacientes suelen ser derivados desde Neurocirugía, Oftalmología, Maxilofacial, Medicina Interna y Cardiología, por este orden, explica el facultativo.  
En un elevado porcentaje, esta enfermedad está provocada por un tumor benigno de la hipófisis, una glándula que se localiza debajo del cerebro, controla la producción de varias hormonas diferentes y entre ellas se incluye la del crecimiento. La principal indicación, con un alto índice de satisfacción, pasa por la intervención quirúrgica para la extirpación de la tumoración, que llevan a cabo los neurocirujanos, y se completa –siempre que el paciente lo precise- con la aplicación de radioterapia. 

Tras pasar por el quirófano, los pacientes son controlados en la consulta del endocrino y, puesto que se trata de una enfermedad crónica, precisan revisiones de por vida. La deformación desaparece o mejora en los pacientes cuando ésta afecta a las zonas blancas, mientras que si es ósea los rasgos que caracterizan la enfermedad persisten. 

Finalmente, el crecimiento incontrolado de hormonas origina esta enfermedad cuando ya se ha completado el crecimiento del paciente, mientras que si se produce antes, es decir, durante la infancia, ocasiona gigantismo en vez de acromegalia.


Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

 

 

 

1999-2019 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.