Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - Salud muestra el modelo andaluz de atención al Ictus a una delegación sanitaria de Kazajistán

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< Córdoba acoge un Simposio Internacional sobre ‘Mente, cerebro y arte’ organizado por la Fundación Castilla del Pino
25 abril 2015 14:08 Antiguedad: 4 yrs

Salud muestra el modelo andaluz de atención al Ictus a una delegación sanitaria de Kazajistán

El servicio de emergencias sanitarias 061 y los hospitales Reina Sofía de Córdoba y de Montilla reciben a médicos especialistas kazajos


La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha recibido en Córdoba a una delegación de Kazajistán interesada en el funcionamiento y el sistema integral de atención a pacientes con Ictus, como modelo a implantar en su país de origen. La delegación kazaja ha estado acompañada por el director del Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias, Luis Jiménez, por el responsable del grupo de procesos Ictus de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, Francisco Aranda, y por el responsable de Neurología del hospital Reina Sofía de Córdoba, Juan José Ochoa. 

Foto de familia de la visita de médicos de Kazajistán
Foto de familia de la visita de médicos de Kazajistán

Inicia la descarga del ficheroampliar imagen (JPG 166 kb)

La delegación científica formada médicos especialistas han conocido de primera mano el protocolo de actuación y el circuito de activación de los diferentes recursos que intervienen ante un paciente con esta patología en nuestra Comunidad. Han visitado el centro coordinador de urgencias y emergencias del 061 en Córdoba, desde donde se coordinan los diferentes recursos asistenciales, las urgencias del hospital Reina Sofía y del hospital de Montilla, así como los equipos asistenciales del 061 tanto terrestres como aéreos que realizan el traslado a estos centros hospitalarios.

Los miembros de esta delegación han valorado positivamente la capacidad organizativa y el sistema de funcionamiento de atención al Ictus, además de interesarse por la guía clínica de procesos neurológicos de EPES. El protocolo de actuación provincial de Córdoba para mejorar la atención de pacientes con ictus y la  guía de triage telefónico que se aplica desde los centros coordinadores de urgencias y emergencias sanitarias del 061 en Andalucía, que contempla todas las preguntas que recomiendan los expertos para detectar de forma precoz aquellos pacientes que puedan estar sufriendo un ataque cerebro vascular. 

El ictus es una enfermedad cerebral, que puede provocar importantes secuelas físicas y cognitivas si no se actúa a tiempo, por lo que se encuadra dentro de las patologías llamadas “tiempo dependientes”. Es fundamental que en la llamada al Centro de Coordinación del 061, el personal sanitario pueda reconocer cuanto antes los síntomas que alerten de un posible ictus, para activar de forma inmediata un plan operativo especial, llamad código ictus, cuyo objetivo principal es disminuir al máximo el tiempo para administrar un tratamiento llamado fibrinolisis, que disuelve el trombo que ocluye las arterias cerebrales que causa el ictus y que generalmente debe administrarse en menos de 4,5 horas desde el inicio de los síntomas lo que mejora el pronóstico de la enfermedad y ayuda a reducir las secuelas. 

Según la Organización Mundial de la Salud representa la segunda causa global de mortalidad a nivel mundial y en España, es la primera causa de discapacidad grave en la edad adulta, produciéndose un nuevo caso cada 6 minutos y una muerte por esta causa cada 14 minutos. En Andalucía se producen alrededor de 21.000 nuevos casos cada año. Se estima que un tercio fallecerá, mientras que de los supervivientes en la fase aguda, en torno a un 60% quedará con secuelas.

El ictus isquémico está ocasionado por una interrupción del flujo de sangre en el cerebro. La rápida actuación de los equipos de emergencias para aportar medidas de neuroproteccion hasta el tratamiento definitivo y poder acelerar la administración de los fármacos indicados tras la aparición de los síntomas, puede recuperar el riego sanguíneo y disminuir las secuelas en un buen porcentaje de casos. Este tratamiento está disponible en los hospitales cordobeses y su eficacia va ligada a la rapidez de administración, por lo que es fundamentar que la ciudadanía conozca cuales son los principales síntomas de alerta ante los que alertar al 061.

Atención extrahospitalaria 

La atención a esta patología requiere de un abordaje multidisciplinar que comienza, habitualmente, con los servicios de emergencias extrahospitalarios, coordinados por el servicio de Urgencias y Emergencias del 061, cuyos profesionales están entrenados para detectar síntomas a través de la entrevista telefónica. El objetivo es activar la cadena asistencial del hospital al que se trasladará al paciente para que la atención sea lo más rápida y en las mejores condiciones posibles para el paciente.

Los centros coordinadores de urgencias y emergencias del 061, donde se gestionan todas las peticiones de asistencia urgente en Andalucía, activan un sistema de alerta inmediata a los centros hospitalarios de referencia, denominado Código Ictus, en aquellos casos en los que está indicado la aplicación de un tratamiento fibrinolítico (endovenoso o intraarterial) o neuroradiologia intervencionista en los centros sanitarios.

Esta medida terapéutica debe aplicarse dentro de las cuatro horas y media desde el inicio de los síntomas dependiendo de cada caso y sólo en aquellos para los que está indicada.

Cómo detectar un Ictus 

El acceso rápido y eficaz al sistema integral de emergencias puede salvar la vida a la persona que sufra un ictus. Por este motivo, es importante que los pacientes alerten a los servicios de emergencias del 061 ante los primeros síntomas. 

El ictus es una patología cerebrovascular consistente en una pérdida de la función cerebral de naturaleza no traumática que se desarrolla de forma muy rápida por la falta de aporte sanguíneo al cerebro. Los síntomas son, entre otros, la pérdida de fuerza en medio cuerpo, dificultades en el habla, la pérdida de fuerza en un brazo o pierna, parálisis de un lado de la cara o la pérdida súbita de visión. Ante esta situación, no mover al paciente, y alertar al servicio de emergencias pueden ayudar a reducir la mortalidad y mejorar la recuperación del paciente. 

En cuanto a la prevención, hay que añadir que existen medidas como los antitrombóticos, anticoagulantes, terapia endovascular, la terapia quirúrgica arterial y el control de los factores de riesgo vascular que han demostrado eficacia en la prevención de nuevos episodios. De hecho, más del 50% de pacientes con ictus son hipertensos y el control de la presión arterial puede disminuir más del 40% el riesgo de padecer un nuevo ictus.


Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

 

 

 

1999-2019 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.