Servicio Andaluz de Salud. Consejeria de Igualdad, Salud y Politicas Sociales. Hospital Universitario Reina Sofia

Comunicación - Noticias del Reina Sofía - Profesionales del Hospital Reina Sofía alertan sobre el impacto de la obesidad en los riñones y recuerdan la importancia de una dieta equilibrada

TwitterFacebookLinKedInLinkedIn

 

NOTICIAS

< Aitana Sánchez-Gijón: “Haz como yo y díselo a todo el mundo: hazte donante de órganos”
9 marzo 2017 15:34 Antiguedad: 200 days

Profesionales del Hospital Reina Sofía alertan sobre el impacto de la obesidad en los riñones y recuerdan la importancia de una dieta equilibrada

Entre el 80 y el 90% de los pacientes de Nefrología presentan problemas de sobrepeso, ya que el exceso de peso puede generar hiperfiltración en el riñón y ocasionar daños en este órgano


Los profesionales del Hospital Universitario Reina Sofía celebran hoy el Día Mundial del Riñón haciendo extensivo el lema de este año “Estilo de vida saludable para unos riñones sanos” e invitando a la población a llevar una dieta equilibrada. Esta conmemoración, que tiene lugar el segundo jueves de marzo, está promovida por la Sociedad Internacional de Nefrología y, en España, por la Sociedad Española de Nefrología (SEN), la Sociedad Española de Enfermería Nefrológica (SEDEN) y la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). La finalidad de este día es crear conciencia sobre la importancia del cuidado de los riñones y, para ello, las sociedades científicas y los responsables y profesionales sanitarios se hacen eco un año más de esta efeméride para alertar a la población y recordar las medidas preventivas que están al alcance de la sociedad.

La delegada, en el centro, junto a responsables y sanitarios en el Día Mundial del Riñon
La delegada, en el centro, junto a responsables y sanitarios en el Día Mundial del Riñon

Inicia la descarga del ficheroampliar imagen (jpg 130 Kb)

A la convocatoria del Hospital Reina  Sofía se ha sumando, como ya es tradición, la delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Ángeles Luna, la gerente del Hospital Reina Sofía, Marina Álvarez, y profesionales de los principales servicios implicados en el tratamiento integral que precisan los pacientes con problemas renales, como son el especialista en Nefrología, Rafael Santamaría, la directora de la UGC de Urología, María José Requena, la responsable de la UGC de Endocrinología y Nutrición, María Ángeles Gálvez, así como el presidente de la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón, José María Reif. 

Luna ha destacado que este año con el objetivo es concienciar a la población sobre la Enfermedad Renal Crónica y la Obesidad, bajo el lema “Estilo de vida saludable para unos riñones sanos”. Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad aumentó considerablemente en la población general y esto ha condicionado un factor de riesgo para desarrollar la enfermedad renal crónica, por lo que se estima que aproximadamente 30% de los pacientes con sobrepeso pueden desarrollar enfermedad renal. 

Obesidad y actividad asistencial

En este sentido, el nefrólogo del Hospital Reina Sofía, Rafael Santamaría, ha señalado que cada año ingresan en el Hospital alrededor de 1.200 pacientes por problemas renales con una estancia media de 9 días. Asimismo, en las consultas, los nefrólogos del Hospital atienden a 4.000 pacientes por diversos motivos relacionados con la salud de los riñones, de los cuales, entre el 80 y el 90% presentan problemas de sobrepeso. Según ha explicado Santamaría, “la obesidad es una epidemia de la que estamos siendo más conscientes en esta última década pero sobre la que debemos insistir, ya que no sólo incide directamente en los riñones sino que también puede generar hipertensión arterial y diabetes que son las principales causas de entrada de los pacientes en diálisis”. En este sentido, el nefrólogo señala que “si tratamos la obesidad podríamos reducir el daño que se produce en el riñón y esto seguro que incide en una reducción de pacientes que entran en diálisis”. 

Asimismo, la directora de la UGC de Urología del Hospital, María José Requena, ha indicado que otra de las consecuencias de la obesidad y el sobrepeso es la aparición de litiasis renal, aunque ésta es una enfermedad multifactorial. En este sentido, según explica Requena, “es muy importante que la población conozca que la obesidad es uno de los factores de riesgo de muchas patologías, entre las que se encuentra el desarrollo de cálculos biliares cuyo tratamiento puede necesitar intervención quirúrgica y, en algunos casos, puede derivar en insuficiencia renal”. En esta línea, la directora de la UGC señala que “se está registrando un incremento importante de la prevalencia e incidencia de la litiasis asociado a diversos parámetros entre los que se encuentra un índice de masa corporal elevado”. 

En esta línea, Requena ha explicado que más del 10% de la actividad quirúrgica desarrollada por la UGC de Urología está relacionada con la litiasis. Anualmente, esta UGC realiza unos 800 tratamientos de litotricia y resuelve más de 30.000 consultas, de las cuales el 20% corresponden a pacientes con esta patología, que presenta una prevalencia muy alta, del 18%. 

Por su parte, la directora de la UGC de Endocrinología y Nutrición del Hospital, María Ángeles Gálvez, señala que “la obesidad es un problema de primera magnitud, que está incrementando especialmente en la población infantil y juvenil influido por el cambio de hábitos de vida (consumo de comidas precocinadas, consumo de refrescos azucarados, nuevos juegos en la infancia relacionados con el uso de consolas y ordenadores, sedentarismo...), por lo que es importante desarrollar medidas de prevención contra esta epidemia”. Según los datos que maneja la UGC, Gálvez señala que “en los últimos 25 años la prevalencia de obesidad se ha duplicado en nuestro medio, casi el 50% de la población presenta obesidad o sobrepeso, de ahí que se hable de epidemia y de problema de Salud Pública”. 

Concretamente en el Hospital, un 30% de la actividad en Consultas Externas deriva, de forma directa, de la atención a personas obesas. La obesidad es el segundo motivo más frecuente de consulta, de forma que de las más de 7.500 personas que son atendidas al año por primera vez en la UGC de Endocrinología y Nutrición, unas 1.800 consultan por obesidad. “De forma indirecta, también manejamos los problemas de sobrepeso y obesidad de personas con diabetes o problemas tiroideos”, señala Gálvez. Además de la consultas médicas, la UGC cuenta con programas de educación en salud dirigidas a estas personas: educación individualizada, talleres grupales y adiestramiento de las personas que se someten a cirugía bariátrica. 

En esta línea, la delegada ha recordado que la Junta de Andalucía ha aprobado recientemente el anteproyecto de Ley para la Promoción de una Vida Saludable y una Alimentación Equilibrada, que establecerá las bases de las políticas contra la obesidad en Andalucía. Este problema de salud pública afecta actualmente al 18,7% de la población adulta y al 22,5% de los menores. Luna ha señalado que “es la primera vez que una comunidad autónoma regula con el máximo rango normativo el tratamiento de la obesidad y de los trastornos de la conducta alimentaria en general, con especial atención a la infancia, la adolescencia, las mujeres embarazadas, las personas mayores y los grupos de población más desfavorecidos socialmente”. 

Detección precoz

La principal herramienta para luchar contra la Enfermedad Renal Crónica es la prevención, ya que es una enfermedad que asintomática en su inicio y que cuando presenta síntomas ya está muy avanzada. En esta línea, Santamaría recuerda la importancia de seguir trabajando en el diagnóstico precoz y para ello, es fundamental el trabajo con los médicos de Atención Primaria y otros especialistas de Endocrinología o Cardiología. 

En este sentido, desde el Hospital Reina Sofía se viene trabajando desde hace una década con los profesionales de Atención Primaria para ofrecer un tratamiento lo más eficaz posible y detectar lo más pronto posible la existencia de daño renal. Así, hace una década el Hospital creó una consulta específica de Nefrología en la que se evalúa al paciente que llega derivado desde Atención Primaria para determinar si su patología requiere tratamiento especializado o puede ser abordado desde su centro de salud. Además, los especialistas del Hospital visitan una vez en semana los centros de salud desde hace seis años para intercambiar conocimiento con los profesionales de Atención Primaria que son los que están al lado del paciente y los que pueden, ante cualquier sospecha, identificar un riesgo renal. En estos casos, los médicos de Atención Primaria piden inmediatamente el análisis de marcadores para comprobar la existencia de daño renal. 

“Gracias a estas dos medidas (consulta específica y reuniones con médicos de familia), los pacientes que son derivados en la actualidad a la Unidad de Gestión Clínica de Nefrología tienen prácticamente una demora cero”, según ha señalado Santamaría. “Además, se les ofrece una respuesta lo más personalizada posible y, en muchos casos, en la misma reunión con los médicos de familia analizamos casos que son resueltos en el momento, por lo que agilizamos la respuesta al paciente a la vez que trabajamos en equipo”. 

Prevención

Los especialistas del complejo sanitario cordobés aprovechan esta jornada para transmitir a la población las siete reglas de oro para proteger los riñones: mantener un hábito de ejercicio regular adecuado a su situación, control regular de la glucemia y la tensión arterial, llevar una dieta variada y saludable que ayude a controlar el peso, no fumar, evitar fármacos que puedan dañar los riñones y analizar la función renal en aquellos pacientes en los considerados de riesgo (diabetes, hipertensión arterial, obesidad o con  antecedes de enfermedad renal crónica. 

Investigación

La Unidad de Gestión Clínica de Nefrología del Hospital Reina Sofía está desarrollando en estos momentos un estudio prospectivo en pacientes con síndrome metabólico, que normalmente tienen cierto grado de obesidad. En este momento, los investigadores están reclutando pacientes para este proyecto que parte de la hipótesis de que el daño renal evoluciona más rápido en un cierto perfil de pacientes cuya dieta no es la recomendable. 
    
El estudio parte de un análisis previo preliminar que analiza los factores que podrían estar afectando a la progresión de la Enfermedad renal. En este sentido, los nefrólogos investigan si la dieta podría estar relacionada con la velocidad del deterioro del daño renal. 

Terapia Renal Sustitutiva

Los nefrólogos estudian cada caso de forma individualizada y se le oferta al paciente con insuficiencia renal crónica la mejor opción (diálisis o trasplante) tras valorar los riesgos y beneficios de cada una. La edad límite para dializarse o recibir un nuevo riñón se ha ido ampliando en los últimos años y, en la actualidad, muchos de estos pacientes superan los 70 años.

Los datos de actividad de la Unidad de Gestión Clínica de Nefrología del Hospital Universitario Reina Sofía indican que, en estos momentos, alrededor de 500 pacientes que se dializan en la provincia de Córdoba. Los donantes también tienen cada vez más edad y, en este sentido, el Hospital Reina Sofía cuenta con un programa de donante de criterio expandido que persigue incrementar el número de injertos renales. 

El Hospital Reina Sofía recibió hace tres años año la autorización por parte el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para poder llevar a cabo trasplantes renales cruzados (intercambiar donantes entre parejas incompatibles entre sí), si bien hasta el momento no ha sido necesario recurrir a esta modalidad de trasplante, debido a que el trabajo conjunto de inmunólogos y nefrólogos del Hospital, usando estudios inmunológicos avanzados y personalizados al paciente ha permitido dar la oportunidad de ser trasplantados a personas que presentaban perfiles inmnológicos complejos, con posibilidades muy reducidas de recibir un trasplante renal.

Además de la modalidad de trasplante renal cruzado, el trasplante de donante vivo emparentado permite aumentar la donación. Ambas modalidades son empleadas en la Unidad de Gestión Clínica de Nefrología del nuestro hospital y cada año nuevos pacientes con enfermedad renal crónica son incluidos en estos estudios para ampliar la posibilidad de ser trasplantado. En lo que llevamos de año, el Hospital Reina Sofía ha realizado 21 trasplantes renales, de los cuales 2 han sido de donante vivo, 2 combinados de páncreas-riñón y 1 de hígado-riñón.

Prevalencia ER

La enfermedad renal (ER) puede afectar en la provincia de Córdoba a alrededor de 80.000 personas –aunque posiblemente más de la mitad desconozca que la padece-, de las que unas 500 se tratan con diálisis y, de ellas, alrededor de 100 se encuentran a la espera de un trasplante en estos momentos. Muchas personas desconocen que tienen esta enfermedad, cuando su riesgo es mucho mayor que el de la población sana de desarrollar lesiones cardiovasculares y evolucionar a la diálisis o al trasplante. 

La enfermedad renal aguda se suele relacionar con la deshidratación (gastroenteritis, vómitos o diarreas que provocan la pérdida de líquidos y que éstos no se repongan correctamente), así como el abuso de ciertos medicamentos (antiinflamatorios y antibióticos) y, además, con otras enfermedades sistémicas (que afectan especialmente a la población mayor como la diabetes o la hipertensión). 

Los riñones tienen una función vital en el cuerpo humano: eliminan el exceso de líquido y los productos de desecho, equilibran los compuestos químicos, ayudan a controlar la tensión arterial, contribuyen a generar glóbulos rojos y a fortalecer los huesos. Los daños en estos órganos se pueden detectar mediante un sencillo análisis de orina –investigando la presencia de proteínas- o mediante un análisis de sangre que determina los niveles de creatinina. 

Actividades Alcer


Al igual que otros años, la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (Alcer) desarrolla hoy actividades repartidas por diferentes puntos de Córdoba y la provincia con la finalidad de ofrecer información y concienciar a la población de la importancia de mantener una aceptable función renal. 

Se han instalado mesas informativas en espacios muy transitados del Hospital Universitario Reina Sofía, en el Hospital Provincial, en el Centro Sanitario Carlos Castilla del Pino, en el Hospital Infanta Margarita de Cabra, así como en los centros de salud de Levante Sur, Poniente y Palma del Río y también en el Campus de Rabanales. A los ciudadanos interesados se les tomará la tensión y se les informará a cerca de la prevención de la enfermedad renal crónica.  


Archivo


Fecha de creación de la página: 29-Jan-2007

Fecha de la última actualización: 02-Feb-2016

 

 

 

1999-2017 © Hospital Universitario Reina Sofía.

Avda. Menéndez Pidal, s/n 14004 Córdoba. Teléfono 957 010 000.