Noticias
Noticias
Noticias
106
visitas
Alr

Alrededor de 200 profesionales andaluces del ámbito de la salud y los asuntos sociales, la educación y la justicia se dan cita en el IV Foro de Infancia y Adolescencia de Málaga

El Hospital Virgen de la Victoria, a través de su Unidad de Salud Mental, acoge este encuentro de dos días, donde se analizan aspectos relacionados con el maltrato infantil
Asistentes del IV Foro de Infancia y Adolescencia

Alrededor de 200 profesionales relacionados con el ámbito de la salud y los asuntos sociales, la educación y la justicia de Andalucía se dan cita en el IV Foro de Infancia y Adolescencia, que tiene lugar estos días en el Hospital Virgen de la Victoria, centro sanitario que acoge este encuentro- organizado por la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental- en el que se han analizado y debatido aspectos relacionados con el maltrato y el abuso sexual infantil.

Asimismo, este evento ha contado en su acto inaugural con la presencia y la participación del director gerente del hospital, José Antonio Medina, y con el director de la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental, Rafael del Pino.

De este modo, el centro malagueño acoge por cuarto año consecutivo este foro anual de Infancia y Adolescencia, en el que se abordan en cada edición temas monográficos de relevancia en relación a la salud mental infanto-juvenil. El objetivo fundamental de estas reuniones es servir como punto de encuentro para reflexionar acerca de cómo la sociedad actual está marcando la salud mental de niños y adolescentes, y la tendencia a atribuir síntomas y comportamientos a causas orgánicas, con respuestas basadas, con demasiada frecuencia, en la medicación.

En años anteriores se han abordado temas como trastornos del comportamiento, la adolescencia, el desafío de los niños de hoy y la adopción. Y en esta edición de 2018 el tema se ha centrado en el maltrato y el abuso sexual infantil, abordando los distintos tipos de violencia en la infancia y adolescencia, los efectos de la violencia familiar en la estructuración psíquica, los efectos de la violencia social, el trabajo psicoanalítico con niños abusados, así como distintas intervenciones de carácter preventivo.

Asimismo, y como en ediciones anteriores, este IV Foro de Infancia y Adolescencia ha contado con la presencia y la participación como ponente de la psicóloga clínica, directora de la especialidad de psicoanálisis en niños y adolescentes de la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES) y profesora en seminarios de diferentes universidades e instituciones sanitarias de Argentina y España, Beatriz Janin.

Por otro lado, la especialista en Psicología Clínica de la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental del Hospital Virgen de la Victoria y organizadora de este evento, Susana Ortigoso, ha resaltado en el seno de este foro que “un diagnóstico tiene que ser una brújula que oriente, nunca una etiqueta que sentencie y limite”. Y plantea que, “sólo teniendo en cuenta el mundo interno de ese niño, de ese adolescente, así como su historia, su dinámica familiar, social y escolar, puede encontrarse una respuesta que realmente ayude”.

Asimismo, el especialista en Psiquiatría y director de la Unidad de Gestión Clínica de Salud Mental de este centro sanitario, Rafael del Pino, ha destacado que “los factores contextuales y socio-económicos se consideran centrales en la determinación causal del fenómeno del maltrato infantil”. Según del Pino, “el entorno familiar debe proporcionar al niño un espacio estable dotado de los recursos que permitan que sus necesidades como ser humano estén cubiertas, tanto a nivel fisiológico, como cognitivo, emocional y social”.

Por este motivo, añade el especialista “se han definido factores de riesgo que dependen del niño, como edad inferior a 4 años, menores no deseados o con necesidades especiales; necesidades de padres o cuidadores, como dificultad para establecer vínculos afectivos, rupturas familiares, antecedentes personales de maltrato o consumo de drogas. Así como otros aspectos , explica del Pino, como “sociales y comunitarios, económicos, sanitarios y educativos que generan malas condiciones de vida, inestabilidad o desigualdades socioeconómicas”.

En este sentido, los expertos asistentes han coincidido en definir el maltrato infantil como la desatención de que son objeto los menores de 18 años, incluyendo todos los tipos de maltrato físico o psicológico, abuso sexual, desatención, negligencia y explotación comercial o de otro tipo que causen o puedan causar un daño a la salud, desarrollo o dignidad del niño, o poner en peligro su supervivencia, en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder.

Además, en este encuentro se ha discutido también como la exposición a la violencia de pareja también se incluye a veces entre las formas de maltrato infantil. Además, los asistentes a este IV Foro de Infancia y Adolescencia han debatido la complejidad de definir la magnitud del problema, dependiendo de las definiciones utilizadas, de los contextos socioculturales, del tipo de maltrato estudiado o de la calidad de estadísticas oficiales y encuestas. No obstante, diversos estudios internacionales revelan que una cuarta parte de todos los adultos manifiestan haber sufrido algún tipo de maltrato en la infancia.

Para finalizar y dentro del apartado de conclusiones del encentro, los profesionales han analizado también la importancia de la detección precoz y la identificación de este tipo de situaciones, así como la necesidad de buscar el asesoramiento de profesionales, no culpabilizar al niño por lo sucedido, así como insistir en recomponer el sistema de relaciones. Destacar además, que todas las líneas de actuación debatidas en este encuentro se han llevado a cabo en el marco de la actualización de conocimientos sobre las guías y protocolos de actuación establecidos y puestos en marcha por la Junta de Andalucía en esta materia para los centros públicos.

Fuente:
Unidad de Comunicación del Hospital Universitario Virgen de la Victoria