Bienvenido

Enlace a la web de Inters@s (abre en ventana nueva)
lunes, 14 de julio de 2014
Logotipo de la Junta de Andalucía
Servicio Andaluz de Salud
Valore este contenido
  • Valoración sobre 5.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Información útil sobre las alergias primaverales

  1. Introducción
  2. ¿Qué es la alergia?
  3. Síntomas, precauciones y recomendaciones
  4. Información a través de las nuevas tecnologías
  5. Programa AIRE
  6. Plan de alerta frente al polen
  7. Enlaces de interés
Imagen de un olivo

Introducción

La primavera es la época del año en la que suben las temperaturas, se alargan los días y apetece estar al aire libre. Aun así, esta estación puede llegar a ser incomoda para las personas andaluzas que padecen de alergias respiratorias, causadas frecuentemente por el polvo y el polen, sobre todo si no hay lluvias abundantes.

Según la Encuesta Andaluza de Salud, a un 8,1% de la población andaluza su médico le ha diagnosticado algún tipo de alergia crónica. Una cifra que está aumentando cada año debido a diferentes factores de la vida diaria como la contaminación o el cambio climático.

Por este motivo, la Junta de Andalucía ofrece una serie de indicaciones para que el transcurso de esta estación sea lo más tolerable posible para las personas con alergia. En este sentido, los ciudadanos que así lo deseen pueden mantenerse informados diariamente sobre las concentraciones polínicas a través del sistema de mensajes a móviles de Salud Responde, que activa su campaña cada primavera. Además, la plataforma multimedia Informarse.es salud (www.informarseessalud.org) ofrece videos con contenido genérico sobre las alergias a los que se puede acceder a través de Internet, las pantallas de los centros sanitarios y móviles 3G.

Además, la Consejería de Salud desarrolla diferentes estrategias para afrontar los problemas causados por la polinización. Es el caso del Programa Aire destinado a mejorar la atención a pacientes asmáticos graves durante el periodo primaveral o el Plan de Alerta frente al Polen desarrollado por la Delegación Provincial de Jaén –provincia en la que los problemas respiratorios se agudizan debido a la gran superficie destinada al cultivo del olivo.

Existen otras iniciativas del Gobierno Andaluz como el subsistema de Climatología Ambiental (CLIMA) de la Consejería de Medio Ambiente, un sitio web que proporciona información sobre las predicciones de los niveles de polen para diferentes especies y un valor promedio; o el programa Aulas en la costa de la Consejería de Educación, por el cual escolares de 6 a 15 años procedentes de Córdoba, Granada y Jaén con patologías alérgicas severas reciben clase en zonas de playa.

Por su parte, la Red Andaluza de Aerobiología, gestionada por investigadores de seis universidades andaluzas, es la encargada de analizar las partículas biológicas del aire, mediante captadores distribuidos por toda la comunidad, para facilitar datos de los niveles de granos de polen y esporas de hongos del aire. Realiza las previsiones de la calidad biológica del aire, un dato de interés para pacientes con alergia y profesionales sanitarios.

¿Qué es la alergia?

La alergia es una reacción exagerada del organismo ante una sustancia que la percibe como un agente nocivo. El sistema inmunológico de nuestro organismo se activa cuando detectan agentes extraños.

Ocasionalmente, este sistema de defensa considera a algunos agentes extraños dañinos para el organismo aunque no sean peligrosos y cuando estos entran en contacto con el organismo se produce una respuesta que causa los síntomas de la alergia. Habitualmente, las sustancias más frecuentes son el polen, el polvo o algunos medicamentos, entre otras.

Durante la estación primaveral abundan los casos de alergia al polen porque se trata de la época del año en la que las plantas lo producen y lo esparcen a la atmósfera. En Andalucía, los causantes del mayor número de alergias por polinización son los árboles como el plátano, el ciprés, el acebuche, pero sobre todo el olivo.

En la planta, el polen tiene un aspecto de polvo amarillento pero al dispersarse en el aire, no se ve. Se produce en el aparato reproductor masculino de la flor y su función es trasportar las células espermáticas al aparato reproductor femenino para producir la fecundación y dar lugar al fruto.

Síntomas, precauciones y recomendaciones

La alergia durante la época primaveral suele llegar acompañada de una serie de incómodos síntomas que deben ser vigilados. Es frecuente que se detecte picor en la nariz o en los ojos, moqueo con congestión nasal, tos en golpes o tras haber realizado un esfuerzo, pitos al respirar, cansancio tras llevar a cabo ejercicios moderados, ahogo, enrojecimiento, lagrimeo o molestias a la luz. Es aconsejable que si la persona detecta uno o más de estos síntomas acuda a su centro de salud y lo comente con su médico de familia o pediatra.

Por otra parte, si los síntomas se agravan y tienden a convertirse en tos recurrente, ahogo frecuente o en aumento, incremento del cansancio incluso tras mínima actividad, aumento de la frecuencia de los pitos, intensificación del moqueo o congestión o aumento de la irritabilidad ocular, se recomienda acudir a los servicios de Urgencias o del centro de salud o del hospital.

Para intentar evitar los efectos del polen o al menos paliarlos para que sean mínimos, la persona alérgica puede tomar una serie de precauciones generales. Para empezar debe conocer las plantas o árboles que le afectan y sus épocas de polinización. Además debe evitar los ambientes contaminados y protegerse de las infecciones respiratorias que pueden provocar una crisis. Es aconsejable seguir siempre los tratamientos prescritos por el médico y acudir a los controles rutinarios en su centro de salud.

Las personas alérgicas deben tener en cuenta que la sintomatología será menor si, durante la época de polinización, evitan, dentro de lo posible, el desarrollo de actividades en el exterior como las salidas al campo, parques, jardines así como deporte al aire libre, especialmente los días de viento. Además, se recomienda que sean especialmente cuidadosos con la limpieza de la casa y eliminen los elementos que acumulen polvo o polen como alfombras o muñecos de peluche. También es preferible que no fumen ni frecuenten los ambientes cerrados y cargados de humo y que conozcan los índices de polinización consultando periódicamente los puntos de información.

Información a través de las nuevas tecnologías

El Centro de Información al Ciudadano ‘Salud Responde’ de la Consejería de Salud cuenta todas las primaveras con un servicio de mensajería móvil para informar sobre los niveles de polen. Estos sms se emiten con carácter provincial y ofrecen al ciudadano un conocimiento previo y actualizado sobre el índice de partículas en el aire de los distintos tipos de polen, lo que permite prevenir una crisis alérgica.

La Consejería puso en marcha en abril de 2005 este servicio de Salud Responde que en la campaña de 2008 emitió 55.994 mensajes.

Para darse de alta en este servicio de la Junta hay que contactar con Salud Responde a través del teléfono 902 505 060, mediante el fax 953 018 715 o por correo electrónico (saludresponde@juntadeandalucia.es). El ciudadano interesado debe indicar su deseo de beneficiarse del servicio de mensajes a móviles y aportar su nombre, teléfono móvil y número de la tarjeta sanitaria. Una vez cumplimentado este trámite, empezará a recibir con periodicidad la información.

Programa AIRE

El Programa Aire de la Consejería de Salud va dirigido a personas con problemas asmáticos graves o con un shock anafiláctico agudo. Nació en 2006 con el objetivo de procurar una asistencia ágil y rápida tanto a este tipo de pacientes con el fin de reducir la mortalidad que puede sobrevenirles por episodios de insuficiencia respiratoria.

Desarrollado mediante un acuerdo de colaboración con nueve sociedades científicas y tres asociaciones de pacientes asmáticos y alérgicos, esta iniciativa tiene por objeto mejorar y optimizar los protocolos de actuación y de coordinación de los recursos sanitarios ante situaciones de urgencia vital.

Para ello, los servicios de emergencias del 061 identifican a los pacientes dados de alta en el servicio a través de la Tarjeta Aire, lo que permite, en caso de crisis, ofrecer una respuesta aún más rápida en tanto en cuanto se eliminan determinadas preguntas necesarias para la identificación del paciente, ya que los centros coordinadores del 061 ya poseen esta información.

El funcionamiento del Programa Aire requiere de la adscripción voluntaria del propio paciente. En concreto, en Andalucía son ya 325 las personas con patologías respiratorias que forman parte de esta iniciativa.

La Junta de Andalucía cuenta con el Programa AIRE(1,73 MB). Además, aquellos ciudadanos que requieran de información personalizada pueden solicitarla a través del número 902 202 061 o a través de la dirección de correo electrónica habilitada para tal efecto (aire@gr.epes.es).

Plan de Alerta frente al Polen

Con la llegada de la primavera, en Andalucía surge una de las alergias más frecuentes, la alergia al polen de olivo, uno de los árboles más comunes de la comunidad andaluza. En concreto en la provincia de Jaén, el cultivo del olivo abarca cerca del 80% de la superficie. Por esta razón, la Delegación Provincial de Salud, en respuesta a los objetivos del III Plan Andaluz de Salud, ha desarrollado el Plan de Alerta frente al Polen.

Este programa cuenta con elementos básicos como son la vigilancia medioambiental, para conocer los niveles de polen en la provincia durante la temporada polínica y difundir la información a los sectores implicados; la vigilancia epidemiológica, que analiza la incidencia y prevalencia de los pacientes alérgicos al polen y la carga asistencial que se genera; y la información a la población general y de grupos de riesgo de la información medioambiental y de las medidas preventivas.

En este plan provincial se contempla también la formación en autocuidados, mediante talleres de asma, para padres y profesores, con el fin de que se conozcan las medidas de prevención, el manejo de su enfermedad y medicación. También se aborda la formación de profesionales sanitarios en asma polínico y otras patologías respiratorias.

Por su parte, en materia de vigilancia ambiental, en coordinación con la Universidad de Jaén, se ha puesto en marcha una red de información polínica dirigida a profesionales, asistenciales del sistema sanitario público andaluz, epidemiólogos, preventivistas, EPES, asociaciones de Alérgico, Delegación de Educación, Colegios Profesionales, y población general, a través de Salud Responde.

Además de este plan, también en la provincia de Jaén se está trabajando en un ensayo clínico, que se encuentra en fase inicial, sobre una vacuna sublingual para las personas alérgicas al polen de olivo. Este tratamiento mejoraría la tolerabilidad y eficacia con respecto a otras vacunas que se emplean en la actualidad para este tipo de patología. Los estudios se están desarrollando en la Unidad de Alergología del Complejo Hospitalario de Jaén.

Enlaces de interés

 

Fecha de actualización: 09/02/2012
Aviso Legal | Política editorial | Política de privacidad | Derechos de los usuarios | Contacto © Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales. Junta de Andalucía