Bienvenido

Enlace a la web de InterSAS (abre en ventana nueva)
martes, 17 de octubre de 2017
Logotipo de la Junta de Andalucía
Servicio Andaluz de Salud
Actualidad / Gestión clínica
IntereS@S Boletín 0. 3/06/2009


El valor de la gestión clínica como herramienta

Foto: Guillermo Mendo

La gestión clínica como concepto ha protagonizado muchos debates en los últimos tiempos y no sólo en nuestra comunidad autónoma andaluza. La prensa especializada aborda frecuentemente este tema entre sus contenidos y también es habitual en los ámbitos de gestión sanitaria, pero en ambos casos existe una amplia "diáspora conceptual" al respecto y no siempre se están refiriendo a lo mismo.

El Sistema Sanitario Público de Andalucía ha desarrollado, a lo largo de los diez últimos años, un modelo de gestión clínica que, sin duda, ha sido uno de los más vanguardistas y atrevidos del Sistema Nacional de Salud. Este desarrollo ha sido posible a pesar de las dificultades que ha encontrado por el camino al convivir con el modelo tradicional de organización de los centros sanitarios y en los mismos escenarios asistenciales, es decir, en los centros sanitarios de la comunidad autónoma.

En esta nueva etapa de la Consejería de Salud es determinante el interés de dar un impulso definitivo a la gestión clínica. La consejera ha declarado reiteradamente que esta estrategia representa "el nuevo y avanzado modelo organizativo del sistema sanitario público de Andalucía donde se realizan las estrategias de Salud de la Consejería de Salud" pero para que se consolide ha de recoger lo mejor de la experiencia adquirida durante estos últimos años e incorporar nuevos elementos que permitan la innovación y la descentralización de nuestra red sanitaria.

Quizás, y para ser prácticos, la mejor manera de comprender lo que va a suponer en el futuro inmediato este nuevo marco organizativo sea tomar como referencia lo mejor de lo que hasta este momento haya podido ser observable en las Unidades de Gestión Clínica ya constituidas y pensar que la totalidad del sistema sanitario público andaluz se va a reorientar en esa dirección. Pero hay más.

La gestión clínica es el marco más adecuado para atender las necesidades de salud de los ciudadanos con una atención centrada en la persona y que se desarrolla con la implicación de todo el equipo de profesionales en cualquiera de los ámbitos en el que se preste la asistencia sanitaria. A la consejera de Salud le gusta expresarlo de forma gráfica: viene a ser como un nudo que enlaza y estrecha ambos intereses de manera que la suma de estos nudos (Unidades de Gestión Clínica) configurará una matriz en red. Así, la gestión clínica se diferenciará del modelo jerárquico vertical clásico que caracteriza a los sistemas tradicionales de organización sanitaria.

Pero este modelo de presente y de futuro perdería todo su sentido si no supusiera un refuerzo permanente para la mejora de nuestro sistema de salud, puesto que tiene entre sus fines asegurar la continuidad asistencial, facilitar la promoción integral de la salud y articular de forma eficaz en la práctica asistencial cotidiana los Planes Integrales, los Procesos Asistenciales Integrados y la Estrategia de cuidados de la Consejería de Salud, al tiempo que velar por la Seguridad de la asistencia. Se trata, por tanto, de un nuevo modelo organizativo horizontal basado en la asistencia multidisciplinar, corresponsable y con autonomía en la toma de decisiones que permite que se puedan desarrollar y desplegar todas las políticas sanitarias que se han definido en el sistema sanitario público de Andalucía en el que trabajamos.

La gestión clínica va a exigir un "achatamiento" de la vigente pirámide organizativa de nuestro Servicio Andaluz de Salud, horizontalizando progresivamente la estructura en un proceso de metamorfosis que abarcará la totalidad del sistema sanitario público de Andalucía y que nos conducirá desde un sistema piramidal a un modelo reticular. La estrategia básica para ello reside, desde el punto de vista instrumental, en la descentralización y, desde el punto de vista táctico, en una confianza absoluta en nuestros profesionales.

La descentralización no es únicamente administrativa, sino, fundamentalmente, conceptual. No se resume en una renovada intensificación de la delegación de competencias desde los Servicios Centrales hacia los centros sanitarios. Más bien consiste en que, todos y cada uno de los profesionales que participan en la atención, alcancen cotas progresivas de autonomía en la gestión de su propio trabajo, en la configuración de sus cargas y en la optimización de los recursos, permitiéndoles aumentar el espacio de diálogo y compromiso con las personas a las que se les presta la atención. Estamos convencidos de que esta reorganización tendrá su impacto en el incremento de la satisfacción de los propios profesionales, pero sobre todo en los usuarios atendidos.

De esta manera, se nos plantea un escenario de corresponsabilidad donde -de manera cauta y progresiva- se irá trasladando a los profesionales una mayor autonomía en la gestión de su trabajo diario que incluye riesgos compartidos y responsabilidades explícitas. Ha llegado, por tanto, la hora de dejar de hablar de 'Servicios Centrales' para identificar mejor la función de todas las personas que contribuyen, desde el núcleo medular del Servicio Andaluz de Salud, a que el funcionamiento de nuestro organismo responda de manera armónica y eficiente a los objetivos del sistema. Me quedaría con la denominación 'Servicios de Apoyo', ya que creo que expresa de una manera mucho más eficaz la imprescindible labor que se realiza para que la provisión de asistencia sanitaria a los ciudadanos andaluces se materialice las veinticuatro horas del día los trescientos sesenta y cinco días del año.

Estamos frente a un reto extraordinario, ambicioso, que obliga a repensar y reorganizar muchas de las áreas y parcelas que, aunque funcionan de forma adecuada para las necesidades actuales, no podrán dar respuesta a las nuevas demandas que la gestión clínica ya ha comenzado a generar. Sobre todo si las Unidades de Gestión Clínica están llamadas a realizar una gestión eficiente de los recursos que manejan y tendrán capacidad para el establecimiento de Pactos de consumo y Alianzas estratégicas.

Ha llegado también la hora de relegar el concepto clásico de "dirección" para comenzar a presumir de "liderazgo" en todos sus ámbitos: directivo, clínico y profesional. Siempre me ha gustado concretar -en términos muy prácticos- la diferencia entre un director y un líder, que simplemente reside en el hecho de que éste último, además de dirigir, dialoga, motiva, genera empatía, delega, ilusiona y crea equipos eficientes.

La gestión clínica es también el escenario en el que todos los trabajadores del Sistema Sanitario Público de Andalucía alcanzarán su máximo nivel de desarrollo profesional, para ello, habrá que explorar nuevas fórmulas para dar el salto desde la 'gestión por objetivos' a la 'gestión por valores'. Y también habrá que implementar progresivamente la gestión de las competencias. La gestión y optimización de las personas debe adquirir pronto un carácter mucho más participativo y cooperativo, al igual que la producción, aplicación y transferencia del conocimiento en cada entorno profesional concreto.

Termino ya. Frente a la decimonónica concepción de que el elemento nuclear de la salud era la relación médico-enfermo, en Andalucía hemos llegado al convencimiento de que el elemento clave y nuclear de la salud es una relación a tres: profesional sanitario, ciudadano y un sistema sanitario universal público y gratuito que, además de proveer salud, da cohesión social, innova y es un motor social. Y son los ciudadanos andaluces los que de forma más o menos explícita, nos trasladan en cada encuentro, en cada foro y en cada encuesta su deseo de que los servicios sanitarios se acerquen más a sus necesidades. La gestión clínica es la mejor herramienta para ello.

José Luis Gutiérrez Pérez
Director Gerente del SAS

Sello de Certificación de Calidad con Acreditación Avanzada del Programa de Acreditación de Páginas Web Sanitarias. Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía.
Conformidad con el nivel 'doble A' de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 RSS
Aviso Legal | Política editorial | Política de privacidad | Derechos de los usuarios | Contacto © Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Salud. Junta de Andalucía