Bienvenido

Enlace a la web de ClicSalud+ (abre en ventana nueva)
martes, 26 de marzo de 2019
Logotipo de la Junta de Andalucía
Servicio Andaluz de Salud
Actualidad / Gripe A/H1N1
IntereS@S Boletín 16. 30/12/2009


Novedades en la información sobre la gripe A/H1N1 para los profesionales de la sanidad pública andaluza.


Introducción [volver]

En cada edición, Interes@s ofrece información actualizada sobre la nueva gripe, desde las tasas existentes en cada momento y los protocolos de actuación actualizados, hasta asuntos destacados y de interés para los profesionales, convirtiéndose así en un aliado para afrontar esta gripe, que se está presentado de forma leve o moderada en nuestro entorno y que, por tanto, requiere que se trate como una gripe común.

Los apartados que aquí se presentan son extractos del protocolo que, en un lenguaje sencillo y didáctico, pueden servir de ayuda a todos los profesionales a la hora de trasladar información y recomendaciones a los ciudadanos.

La gripe es una enfermedad infecciosa de fácil contagio y transmisión, y que produce, fundamentalmente, síntomas respiratorios, tos, fiebre y malestar general. Es un virus conocido y común entre la población durante las épocas más frías del año, si bien, es habitual que periódicamente sufra mutaciones o cambios antigénicos mayores de los que surge algún subtipo diferente al que circula de forma habitual durante los meses de otoño e invierno cada año.

Esa es precisamente la situación en la que nos encontramos actualmente, en la que un nuevo virus, el AH1N1, ha surgido y se ha extendido con relativa rapidez por todo el planeta, debido a su alta capacidad de transmisión, y que ha llevado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declarar la pandemia de gripe. Si bien, es importante trasladar un mensaje de tranquilidad en tanto la declaración de la pandemia no está relacionada con la gravedad de la enfermedad ni con su letalidad, sino con el número de personas afectadas con gripe por el nuevo virus y el número de países en el que se presenta.

Distintos países de nuestro entorno han establecido dentro de sus sistemas de vigilancia epidemiológica redes de médicos centinelas, encargadas de realizar, como cada temporada de gripe estacional en los meses de otoño e invierno, la vigilancia epidemiológica del virus de la influenza, que incluye la valoración de la magnitud epidémica mediante la medición de la tasa de ataque semanal por cada 100.000 habitantes y la vigilancia de los virus circulantes.

La red de médicos centinelas de Andalucía cuenta con un total de 128 facultativos, quienes remiten muestras al laboratorio de referencia para la gripe en Granada, donde se identifica el tipo de virus, subtipo y características genéticas mediante técnicas de secuenciación.

En la actualidad se ha rebasado el umbral epidémico de la gripe y dicho incremento se ha producido con casi dos meses de antelación respecto a lo que habitualmente ocurre con la gripe estacional, por lo que es importante conocer los protocolos de actuación a seguir tanto en la atención y el manejo de los pacientes, como en el uso de medidas preventivas necesarias para evitar, en la medida de lo posible, la transmisión del virus en los entornos sanitarios.

Estrategias de vacunación de la gripe A/ H1N1 y consideraciones desde el punto de vista de Salud Pública [volver]

La vacunación frente a la gripe estacional o frente a la gripe pandémica de las personas que presentan un mayor riesgo de padecer complicaciones graves y las personas que prestan servicios esenciales a la comunidad es uno de los componentes más importantes de la estrategia de Salud Pública para evitar o mitigar la morbilidad y la mortalidad asociada a la gripe.

Efectividad y seguridad de la vacuna [volver]

Desde una perspectiva poblacional los dos grandes aspectos de la vacunación antigripal son la efectividad y la seguridad.

Aunque, como es evidente, no se dispone hasta la fecha de estudios de efectividad de la vacuna frente al virus pandémico (H1N1) 2009, es altamente probable que se comporte de manera similar a como lo hace la vacuna estacional, ya que en los análisis preliminares de inmunogenicidad la vacuna adyuvada1 y la no adyuvada2 han mostrado una respuesta inmune postvacunal muy buena. En cualquier caso, el Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) ha establecido un programa (I-MOVE) para monitorizar la efectividad de la vacuna estacional y pandémica que, con unas ligeras variaciones, servirá para estimar precozmente la efectividad de las vacunas pandémicas3.

Varios estudios han documentado la efectividad de la vacuna antigripal estacional en adultos sanos y en poblaciones de riesgo. En el primer grupo la vacunación se asocia con menores tasas de gripe confirmada por laboratorio (-63% a -80%)3 y de enfermedad tipo gripal (-17% a -41%)4, mientras que en el segundo la recepción de la vacuna antigripal se asocia con una reducción de visitas al sistema sanitario, de hospitalizaciones por problemas cardiorrespiratorios agudos y de muerte por cualquier causa5.

Las vacunas antigripales estacionales de uso en España son muy seguras en niños y en adultos, pudiendo provocar, en ocasiones, reacciones leves y transitorias6. También son seguras aquellas que incluyen un adyuvante, basado en emulsiones de aceite en agua, como potenciador de la respuesta inmune, constatada tras la administración, en personas mayores de 65 años, de millones de dosis de vacuna adyuvada con MF59 o en miles de individuos adultos con AS037.

En función del conocimiento actual de la epidemiología de la pandemia gripal los objetivos de la vacunación en España, y a expensas de ulteriores modificaciones en los grupos seleccionados por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), son los de la mitigación directa al ofertar la vacuna a aquellos individuos de alto riesgo de padecimiento de enfermedad grave, los de proteger y asegurar la capacidad general de respuesta a la pandemia y los de proteger la integridad de las infraestructuras críticas para el funcionamiento del país. Con el cumplimiento de estos objetivos se conseguirá: a) reducir la mortalidad, b) reducir el número de casos graves y las hospitalizaciones asociadas, c) reducir el riesgo de transmisión de la gripe de los sanitarios a los pacientes de riesgo, y d) asegurar que se prestan los servicios sanitarios y los esenciales a la comunidad8.

Grupos prioritarios para recibir la vacuna [volver]

En base a esos objetivos, y en tanto en cuanto la situación epidemiológica no se modifique, los grupos prioritarios para recibir la vacuna pandémica aprobados por el CISNS en su reunión del 22 de octubre de 2009 son los siguientes:

  • Trabajadores socio-sanitarios, que incluyen los siguientes subgrupos:
     
    • Todos los trabajadores de los centros sanitarios, tanto de atención primaria como hospitalaria, pública y privada.
    • Personal empleado en residencias de la tercera edad y en centros de atención a enfermos crónicos que tengan contacto continúo con personas vulnerables.
       
  • Personas que trabajan en servicios públicos esenciales, que incluyen los siguientes subgrupos:
     
    • Fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, con dependencia nacional, autonómica o local.
    • Bomberos.
    • Servicios de protección civil.
    • Personas que trabajan en los teléfonos de los servicios de emergencias sanitarias.
    • Trabajadores de instituciones penitenciarias y de otros centros de internamiento por resolución judicial
       
  • Personas mayores de 6 meses de edad que, por presentar una condición clínica especial, tienen un alto riesgo de complicaciones derivadas de la infección por el virus pandémico (H1N1) 2009. Estas condiciones clínicas son:
     
    • Enfermedades cardiovasculares crónicas (excluyendo la hipertensión).
    • Enfermedades respiratorias crónicas (incluyendo displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma moderada-grave persistente).
    • Diabetes mellitus tipo I y tipo II con tratamiento farmacológico.
    • Insuficiencia renal moderada-grave.
    • Hemoglobinopatías y anemias moderadas-graves.
    • Asplenia.
    • Enfermedad hepática crónica avanzada.
    • Enfermedades neuromusculares graves.
    • Pacientes con inmunosupresión (incluida la originada por infección por VIH o por fármacos o en los receptores de trasplantes).
    • Obesidad mórbida (índice de masa corporal igual o superior a 40).
    • Niños/as y adolescentes, menores de 18 años, que reciben tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye.
       
  • Mujeres embarazadas.

Especial mención merece la vacunación del personal sanitario en contacto directo con enfermos y la de embarazadas.

En los sanitarios el objetivo de la vacunación es triple, por una parte evitar la transmisión y el contagio del virus a sus colegas y a los pacientes, especialmente a aquellos de alto riesgo en los que por su condición clínica la respuesta a la vacuna puede ser subóptima9. Su efectividad en la prevención de la gripe confirmada serológicamente en este colectivo puede alcanzar hasta el 85%-90%10. Por otra evitar el absentismo como trabajadores esenciales para el mantenimiento de la infraestructura sanitaria, y en último lugar para evitar el "presentismo" en el que los no muy enfermos siguen trabajando11,12.

Otros grupos no incluidos [volver]

Existen varios motivos por los que el CISNS no ha decidido incluir, en el contexto actual, la vacunación frente a la gripe pandémica en niños sanos:

  • Aunque las tasas de incidencia son altas en niños, al igual que ocurre con la gripe estacional, las hospitalizaciones y fallecimientos suelen registrarse en aquellos con patologías crónicas graves basales13
  • Los países de nuestro entorno que ya han decidido los grupos a vacunar, Reino Unido, Suecia y Holanda, no incluyen a la población infantil sana. Incluso el ECDC no incluye a este grupo etario como de alto riesgo, sino en el que se puede valorar la vacunación por su efecto amplificador y para obtener cierto grado de inmunidad comunitaria. A este respecto destacar que la OMS estima que se deben de alcanzar coberturas entre el 50%-70% en niños para disminuir la transmisión14 objetivo este de difícil consecución dada la complejidad logística de la medida y las características clínicas actuales de la enfermedad. Por otra parte no se ha demostrado esa inmunidad indirecta en menores de 6 meses en los que es mayor el riesgo de un cuadro gripal grave15.
  • Existen pocos datos específicos por edad de la eficacia de la vacuna antigripal estacional en preescolares, especialmente entre 1 y 2 años y no existen datos de eficacia en menores de 1 año15,16.
  • Por último, la vacunación de niños sanos frente a la gripe pandémica generaría graves problemas de comunicación con el público en tanto en cuanto no vacunamos sistemáticamente frente a la gripe estacional, cuyo comportamiento clínico-epidemiológico es similar o ligeramente más grave que el de la gripe pandémica actual.

En estos momentos, no se considera necesaria la vacunación con la vacuna pandémica a la población sana mayor de 64 años ya que, aunque este grupo poblacional se configura como diana dentro de las estrategias vacunales antigripales estacionales, el conocimiento actual de la epidemiología de la gripe pandémica (H1N1) 2009, indica una escasa presencia de casos en este grupo, probablemente debido a una exposición pasada de esas personas a virus con características genéticas y antigénicas similares a los pandémicos, tal como refieren varios autores17,18,19.

Respecto de las estrategias previstas para captar y vacunar a la población de alto riesgo se plantea la utilización de medios de comunicación de masas, de sistemas de comunicación por telefonía móvil y mediante la Historia Clínica Informatizada de las personas con diagnósticos de morbilidad incluida en los grupos definidos previamente.

Por lo expuesto y con los primeros datos aportados de seguridad e inmunogenicidad de las vacunas pandémicas A H1N1 se puede concluir que son vacunas seguras y con un elevado grado de protección. Se prevé que la vacunación en la población de alto riesgo reducirá el riesgo de infección, el de morbilidad grave y el de mortalidad, mientras que la vacunación de los trabajadores sanitarios y de servicios esenciales mantendrá la máxima operatividad del sistema durante la pandemia.

NOTA MUY IMPORTANTE. Debido a que la investigación está produciendo algunos cambios respecto a la vacunación y otros aspectos técnicos, conviene ir actualizando la información de la que se va disponiendo, para ello se recomienda visitar la página Web de la Agencia Española del Medicamento
http://www.aemps.es/actividad/documentos/infoInteres/docs/campanaVacunacion_H1N1_recomenOficiales.pdf

Grupos de personas a administrar la vacuna y tipo de vacuna [volver]

Grupo de personas a administrar la vacuna Tipo de vacuna Presentación Posología Adyuvante Tiomersal Advertencias
> de 6 meses y hasta 17 años Focetria Envase monodosis con jeringa precargada 1 dosis
Intramuscular
Si No El tiomersal no se recomienda en niños
(OMS-EMEA)
De 18 a 59 años Focetria Envase multidosis 1dosis
(0.5 ml)
Intramuscular
Si Si Se pueden emplear indistintamente una u otra vacuna para estas personas
Pandemrix Envase multidosis 1dosis
(0.5 ml)
Intramuscular
Si Si
Mayores de 60 años Focetria Envase multidosis 1dosis
(0.5ml)
Intramuscular
Si Si Se puede emplear también Pandemrix
Mujeres embarazadas Panenza Envase monodosis con jeringa precargada 1dosis No No El adyuvante no se recomienda durante el embarazo por falta de estudios
Panenza Envase multidosis 1dosis
(0.5ml)
Intramuscular
No Si

Vacunación de gripe A H1N1 en mujeres embarazadas [volver]

Varios trabajos han puesto de manifiesto que el padecimiento de la gripe estacional de las mujeres embarazadas se acompaña de un incremento de la morbimortalidad respecto de las mujeres no embarazadas1,2 hecho también constatado en pandemias precedentes3. Ello es debido a los numerosos cambios fisiológicos cardiovasculares, respiratorios e inmunológicos, entre otros4. El riesgo tras el padecimiento de la gripe estacional aumenta a medida que aumenta el trimestre de gestación (odds ratios de 1,06 a 4,67 durante las primeras 7 semanas y en la 37 a 42, respectivamente) y se incrementa en las mujeres que además tienen comorbilidad acompañante (odds ratio de 1,7 y de 5,1 en el primer y tercer trimestre, respectivamente)1. En la actual pandemia por virus AH1N1 2009 las gestantes tienen un riesgo relativo de 4,3 superior de ser hospitalizadas respecto de la población general5 y, aunque esta mayor probabilidad de ser ingresada por gripe puede estar influida por los criterios de ingreso utilizados, parece que una probabilidad cuatro veces mayor no se justifica sólo por esa razón, sino también por una mayor gravedad clínica.

Los datos publicados apuntan a que la vacuna antigripal no adyuvada es segura administrada durante la gestación6,7,8,9. Los análisis postcomercialización en Estados Unidos tras la administración de dos millones de dosis de vacuna estacional en embarazadas así lo corroboran10. También es efectiva en reducir procesos respiratorios febriles en la embarazada11.

La vacuna de Gripe A H1N1 para mujeres embarazadas en España (Panenza®) [volver]

La vacuna Panenza® es igual a las vacunas estacionales que se vienen empleando durante muchos años en mujeres embarazadas y en el resto de la población.

En el siguiente cuadro se muestra que la única diferencia relevante en la composición de la vacuna estacional y la pandémica consiste, como es lógico, en la cepa antigénica. Además se diferencian en un excipiente, ya que una contiene fosfato monopotásico y la otra fosfato dihidrógeno de potasio, esta diferencia en el excipiente carece de significación clínica.

Como también se aprecia, siguiendo las recomendaciones de la Agencia Europea del Medicamento (EMEA) y de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ninguna de las dos contiene adyuvantes.

Nombre del medicamento Nombre del medicamento
PANENZA VACUNA ANTIGRIPAL PASTEUR
Suspensión inyectable en jeringa precargada.
Vacuna antigripal pandémica (H1N1) (virus fraccionado inactivado)
Suspensión inyectable en jeringa precargada.
Vacuna antigripal (virus fraccionados, inactivados)
Composición cualitativa y cuantitativa Composición cualitativa y cuantitativa
Virus de la gripe* fraccionado inactivado que contiene antígeno equivalente a:
A/California/7/2009 (H1N1)v - cepa análoga (NYMC X-179A) .15 microgramos**
por dosis de 0,5 ml
* propagados en huevos
** expresado en microgramos de hemaglutinina
Virus de la gripe fraccionados*, inactivados que contienen antígenos equivalentes a las siguientes cepas:
Cepa similar a A/Brisbane/59/2007 (H1N1): IVR-148 derivado de A/Brisbane/59/2007 15 microgramos HA**
Cepa similar a A/Brisbane/10/2007 (H3N2): NYMC X-175C derivado de A/Uruguay/716/2007 15 microgramos HA**
Cepa similar a B/Florida/4/2006: B/Florida/4/2006 …15 microgramos HA**
Por dosis de 0,5 ml
* cultivados en huevos de gallina embrionados procedentes de pollos sanos
** hemaglutinina.
Lista de excipientes Lista de excipientes
Cloruro de sodio
Cloruro de potasio
Fosfato disódico dihidrato
Fosfato monopotásico
Agua para preparaciones inyectables
Cloruro de sodio
Cloruro de potasio
Fosfato de disodio dihidrato
Fosfato dihidrógeno de potasio
Agua para inyectables

Vacuna y embarazo: [volver]

En las vacunas con envase multidosis se utiliza como conservante tiomersal, que es un derivado mercurial. Existe una presentación multidosis de Panenza® en la cual se emplea este conservante. Esta presentación multidosis se planteó como respuesta a la necesidad de producir un gran número de dosis en el menor tiempo posible para hacer frente a la pandemia.

Hace años se relacionó el tiomersal con supuesto efectos adversos en niños (alteraciones del SNC, autismo, problemas gastro-intestinales…)12 esta relación ya quedó claramente desechada13,14,15. Tras examinar la información epidemiológica y el perfil farmacocinético actuales del tiomersal, el Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas concluyó que no hay evidencia de toxicidad por mercurio en lactantes, niños o adultos expuestos al tiomersal de las vacunas. Asimismo, determinó que no existen razones para modificar por motivos de seguridad las prácticas actuales de vacunación con vacunas que contienen tiomersal16.

Tampoco se han establecido riesgos entre el uso del tiomersal y el embarazo. De hecho, tras analizar la seguridad de la vacuna, tanto la EMEA como la AEMPS han autorizado el uso del tiomersal en la vacuna multidosis de Panenza

Son muchas las mujeres embarazadas que se han inmunizado con diferentes vacunas que contenían tiomersal a lo largo de los años, tanto de gripe como de otras vacunas, sin que hayan existido problemas importantes. En la actualidad, para la vacunación con gripe pandémica los países que están empleando multidosis con tiomersal en las embarazadas, son: Suecia, Finlandia, Islandia, Dinamarca y Bélgica entre otros17. También en los EE.UU se han utilizado y se utilizan millones de dosis de vacunas con tiomersal en mujeres embarazadas18.

En el sistema de farmacovigilancia mundial se recogen casos aislados de muerte fetal tras la vacunación a mujeres embarazadas. Las investigaciones llevadas a cabo hasta el momento no han indicado que existan pruebas de una vinculación con las vacunas19. En el sistema nacional de Farmacovigilancia, hasta la fecha sólo se ha recogido un caso de una mujer que abortó unas horas después de haber recibido la vacuna, este caso está en estudio hasta que se establezca si existe alguna relación causal con la vacuna, porque puede haberse tratado de una casualidad ya que la tasa de aborto espontáneo en España se estima entre el 10 y el 15% de los embarazos20.

Conclusiones: [volver]

  • La vacuna actual que se emplea en España para las embarazadas es prácticamente igual a las vacunas estacionales salvo, lógicamente, por la composición antigénica.
  • Este tipo de vacunas ha demostrado su seguridad y efectividad en la vacunación de millones de embarazadas.
  • La actual vacuna, como todas, está siendo seguida en sus efectos adversos por los sistemas de vigilancia del medicamento de todo el mundo y por supuesto, en Andalucía y España.
  • Vacunas de gripe pandémica con tiomersal están siendo utilizadas en diferentes países de nuestro entorno sin que se haya detectado ningún problema de reacciones adversas.

Por todo ello, los máximos organismos internacionales, nacionales y de las comunidades autónomas españolas21 recomiendan la vacunación de la mujer embarazada frente a la gripe pandémica.

Por lo que respecta a las trabajadoras sanitarias embarazadas el beneficio de la vacunación es doble, ya que las protegen a ellas y evita que actúen como vectores para las personas a las que atiende.

La vacunación frente a la gripe pandémica A (H1N1) [volver]

La Secretaría General de Salud Pública y Participación informa a los profesionales de la salud de Andalucía que:

  • La vigilancia epidemiológica que se está llevando a cabo en nuestro hemisferio y la experiencia del hemisferio Sur, nos indican que la mayor mortalidad y morbilidad por la Gripe Pandémica se produce en personas jóvenes y adultos con patología de base.
     
  • Según la Red Centinela de Vigilancia de la Gripe, el virus de la gripe pandémica A H1N1 es prácticamente el único que circula en la actualidad.
     
  • No hay ningún fundamento científico para dudar de la seguridad o eficacia de las vacunas frente a Gripe A. Las vacunas disponibles son seguras, parten de modelos con años de experiencia y muestran una protección muy superior a la de la gripe estacional, con titulaciones de anticuerpos cercanas al 100%, tal como se acredita en la información de la Agencia Europea de Medicamentos (EMEA), de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Farmacéuticos y los CDC Europeos, accesible a través de las direcciones web:
     
  • Los efectos secundarios son similares a las de las vacunas estacionales.
     
  • Ante estos datos, es importante que los profesionales sanitarios tengamos conciencia de que potencialmente podemos transmitir la enfermedad y por tanto hemos de vacunarnos para protegernos a nosotros mismos y a nuestros pacientes.
     
  • También forma parte de nuestra labor asistencial aconsejar la vacunación a las personas incluidas en los grupos de riesgo porque con ello las estamos protegiendo de las complicaciones graves que puede tener la gripe A para ellas.

Iniciada la campaña de vacunación frente a la gripe por el virus A(H1N1) 2009 [volver]

Andalucía ha iniciado, como todas las comunidades autónomas, la campaña de vacunación contra la nueva gripe.

En el caso concreto de Andalucía, la vacunación se está desarrollando siguiendo el mismo proceso y protocolo que con la gripe estacional, siendo el único elemento diferenciador la población de riesgo, entre los que se encuentran un total de 1.652.325 andaluces.

Los grupos de riesgo para la nueva vacuna han sido establecidos por el Consejo Interterritorial de Salud e incluyen a trabajadores sanitarios; trabajadores de servicios públicos esenciales; adultos y bebés mayores de seis meses con enfermedades crónicas y un alto riesgo de complicaciones derivadas de la infección por el virus; y mujeres embarazadas.

En el caso concreto de los trabajadores sanitarios, se incluyen todos aquellos profesionales que desarrollan una labor de atención directa a pacientes en los servicios de atención primaria y hospitalaria, ya sea en el sector público o privado, así como el personal de residencias de la tercera edad y centros de atención a personas vulnerables.

Los profesionales sanitarios debemos tener conciencia de que potencialmente podemos transmitir la enfermedad y por tanto hemos de vacunarnos para protegernos a nosotros mismos y a nuestros pacientes.

Los profesionales sanitarios deben tener presente que son transmisores potenciales de la enfermedad y, por tanto, es importante que se inmunicen con la vacuna no sólo para proteger su salud, sino la de sus pacientes.

Entre los trabajadores de los servicios públicos esenciales se encuentran las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estados, bomberos, servicios de protección civil, personas que trabajan en servicios de emergencias sanitarias.

Por su parte, las personas adultas y bebés mayores de seis meses que padezcan alguna de las siguientes patologías están incluidos en los grupos de riesgo para los que es aconsejable recibir la vacuna: enfermedades cardiovasculares crónicas (excluyendo la hipertensión); enfermedades respiratorias crónicas; diabetes I y II con tratamiento farmacológico; insuficiencia renal moderada o grave; hemoglobinopatías y anemias moderadas o graves; asplenia; enfermedad hepática crónica avanzada; enfermedad neuromuscular grave; pacientes con inmunosupresión; personas con obesidad mórbida; menores y adolescentes que reciben tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico.

Para ordenar el acceso a de los ciudadanos incluidos en los grupos de riesgo a la vacuna debemos recomendarles que soliciten su cita a través del servicio telefónico de Salud Responde (902 505 060), lo que garantizará un acceso ordenado y secuencial a los centros de salud.

Es importante que desde los servicios sanitarios se realice una captación activa para informando sobre la vacunación a aquellos ciudadanos incluidos en los grupos de riesgo definidos para la gripe AH1N1 y que los profesionales sanitarios se inmunicen contra el nuevo virus.

Ante cualquier duda, Salud Responde (902 505 060) mantiene activo un canal de información específico para resolver preguntas sobre la nueva gripe o su posible diagnóstico.

Comunicación y formación [volver]

Conocer los protocolos de actuación vigentes en cada momento, así como las razones por las que se toma cada medida, es fundamental para poder actuar de una forma adecuada y homogénea en todo el sistema sanitario, evitando así disparidades de criterios que pueden llegar a crear un clima de inseguridad y alarma social injustificada que desencadene un uso inadecuado de los servicios sanitarios por parte de los ciudadanos.

Es por ello que las reuniones de coordinación entre los profesionales sanitarios son consideradas como el medio más adecuado para dar a conocer y resolver dudas sobre el protocolo vigente, y establecer la forma más adecuada para trasladar mensajes a los ciudadanos.

Los directivos de hospitales, centros de salud, hospitales de alta resolución y distritos sanitarios, así como el Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Andalucía, deben llevar a cabo dichas reuniones de forma simultánea a la aparición de cada actualización del protocolo de actuación.

En esta línea, la dirección de cada centro comunicará personalmente a los responsables y jefes de cada unidad o servicio el protocolo vigente en ese momento para su difusión y cumplimiento por la totalidad de los profesionales sanitarios. Mientras que en los servicios de emergencias del 061 es el director provincial el encargado de realizar dichas comunicaciones.

Estas reuniones se intensificarán en Salud Responde, los servicios de Urgencias y en los centros de atención primaria, en tanto son las puertas de entrada al sistema y las vías de acceso utilizadas por los pacientes en el momento en el que consideran que necesitan algún tipo de atención sanitaria.

Por su parte, es importante que las peticiones de información realizadas por la ciudadanía se deriven al servicio de Información y Consulta Salud Responde, operativo las 24 horas del día, los 365 días del año, y disponible a través del teléfono 902 505 060 o de la siguiente dirección de correo electrónico (saludresponde@juntadeandalucia.es).

Tasa de gripe correspondiente a la semana 50 (Del 13 al 19 de diciembre de 2009) [volver]

En la semana 50 del año, que ocupa los días comprendidos entre el 13 al 19 de diciembre de 2009, la Red de Médicos Centinela para la vigilancia de la gripe en Andalucía ha registrado una tasa de 79,8 casos por cada 100.000 habitantes.

La evolución de la epidemia de gripe en la temporada pasada en Andalucía y de la situación actual puede verse en la siguiente gráfica.



Tasa de incidencia semanal y aislamiento. Temporada 2009-2010

Gráfica con información sobre la tasa de incidencia semanal y aislamiento de la Gripe Centinela Andalucía. Temporada 2009-2010

Tasas de gripe por grupos de edad. Temporada 2009-2010

Gráfica con información sobre la tasas de gripe por grupos de edad de la Gripe Centinela Andalucía. Temporada 2009-2010

 

Sello de Certificación de Calidad con Acreditación Avanzada del Programa de Acreditación de Páginas Web Sanitarias. Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía.
Conformidad con el nivel 'doble A' de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 RSS
Aviso Legal | Política editorial | Política de privacidad | Derechos de los usuarios | Contacto © Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Salud y Familias. Junta de Andalucía