Bienvenido

Enlace a la web de InterSAS (abre en ventana nueva)
domingo, 19 de agosto de 2018
Logotipo de la Junta de Andalucía
Servicio Andaluz de Salud
Entrevista con... / Félix Gascón Luna, Director de la Unidad de Gestión Clínica de Laboratorios Clínicos del Área Sanitaria Norte de Córdoba.
IntereS@S Boletín 35. 22/09/2010


"La implantación del módulo de pruebas analíticas va a mejorar la gestión centralizada de los laboratorios clínicos."

Foto: SAS

Félix Gascón Luna, Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Córdoba, es especialista en Análisis Clínicos y en Bioquímica Clínica. Del 2002 al 2010 presidió la Sociedad Andaluza de Análisis Clínicos y actualmente forma parte de la directiva nacional de la Asociación Española de Biopatología Médica. Además, está acreditado profesionalmente por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía con el nivel Excelente, es miembro evaluador de Proyectos de Investigación de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía y forma parte del grupo PAI de investigación sobre neuroplasticidad y estrés oxidativo. Participó en la elaboración del proceso de soporte de Laboratorio Clínico, dentro del Plan Marco de Calidad y Eficiencia de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía y es miembro del Comité Técnico Asesor de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía para el programa de acreditación de competencias profesionales de Facultativo especialista en Análisis clínicos y/o Bioquímica clínica.

Su participación en el proyecto Diraya, la Historia de Salud Digital de Andalucía, comenzó a finales del 2003, incorporándose como responsable funcional del Módulo de Pruebas Analíticas y coordinador del Grupo de Nomenclatura y Codificación de pruebas de laboratorio clínico.

P: En breves palabras ¿Qué es el Módulo de Pruebas Analíticas (MPA) de Diraya?

El MPA es el módulo que gestiona las peticiones de pruebas analíticas en la Historia de Salud Digital de Andalucía (Diraya). Este módulo permite registrar el ciclo completo del proceso analítico, desde la petición hasta la integración de los resultados en la historia de salud del paciente.

P: Usted ha dirigido funcionalmente el diseño e implantación del módulo de pruebas analíticas de Diraya, ¿Qué ventajas fundamentales va a suponer esta nueva herramienta para los profesionales?

"No quiero dejar de comentar que a veces sólo se ven los problemas de Diraya y no se valoran sus ventajas. Creo que todos los profesionales del SSPA deberían saber que este programa, con sus defectos y virtudes, es reconocido a nivel mundial como uno de los mejores en historia clínica digital y que, tal vez, no acabamos de creernos que estemos situados a la cabecera de los sistemas de información sanitaria a nivel internacional"

Este módulo permite al profesional realizar la solicitud de pruebas analíticas desde la propia Historia de Salud Digital del paciente, teniendo acceso a los resultados desde cualquier ordenador conectado a Diraya, con independencia del nivel asistencial o del laboratorio que haya realizado las pruebas. Los profesionales pueden consultar en cualquier momento el estado de la petición y consultar el histórico completo de pruebas analíticas del paciente. Además, al ser un módulo integrado en Diraya, podemos ofrecerle a los profesionales un mismo aplicativo para gestionar las pruebas analíticas en toda Andalucía, lo que facilita su accesibilidad y disponibilidad en cualquier punto asistencial.

El MPA también aporta mejoras para los profesionales que trabajan en la toma de muestras ya que les proporciona toda la información preanalítica necesaria (contenedores, etiquetas, etc.) para que las muestras lleguen a los laboratorios en las condiciones adecuadas según las pruebas solicitadas.

P: ¿Y para el ciudadano?

El ciudadano gana mucho en seguridad asistencial. El MPA evita los errores de programación de los sistemas informáticos de los laboratorios ya que la petición analítica se carga automáticamente, tal y como la realiza el profesional, y los resultados no se pierden pues directamente se transmiten a la historia clínica digital del paciente. La identificación del usuario es unívoca, mediante el uso del NUHSA, y queda registrada la trazabilidad completa de la petición desde que se realiza, pasando por el momento de la extracción y la recepción de muestras en el laboratorio, hasta el envío de resultados parciales y finales. Tanto el ciudadano como el profesional se van a beneficiar también de una marcada disminución en el tiempo de respuesta de los laboratorios, ya que se evitan las demoras por edición y reparto de analíticas en formato papel.

P: ¿Qué aspectos técnicos y de operatividad se han tenido en cuenta para el diseño de esta herramienta?

Como objetivos del diseño funcional nos propusimos el siguiente alcance: que se pudieran pedir las pruebas desde cualquier centro asistencial integrado en la red de Diraya; la posibilidad de elegir laboratorio por parte del usuario para permitir su movilidad entre diferentes áreas asistenciales; y la consulta de los resultados desde cualquier centro con acceso a Diraya, integrando los resultados históricos del paciente con independencia del laboratorio de procedencia o del nivel asistencial, ya sea Atención Primaria, Atención Especializada (Consultas Externas y Hospitalización), tanto para atención programada como urgente.

Asimismo, pretendemos conocer la trazabilidad total del proceso, desde que se hace la petición hasta que se recibe el último resultado; garantizar la conectividad con todos los sistemas de información de laboratorio instalados en el SSPA; todo ello, respetando al máximo la autonomía y características propias de cada laboratorio clínico.

Para alcanzar estos objetivos, además del diseño informático (mensajería electrónica y pantallas), hemos establecido un ciclo de petición con distintos pasos que permite controlar todo el proceso de la petición analítica, lo que facilita que desde el laboratorio se pueda garantizar no sólo que los resultados salen vía electrónica, sino que están disponibles para su consulta en el historial clínico, garantizando que toda prueba solicitada ha sido contestada.

Este trabajo se completa con una base de datos de nueva creación que permite codificar tanto las pruebas analíticas como las distintas metodologías que se utilizan en los diferentes laboratorios. Este doble nivel de codificación es la herramienta que posibilita al MPA para conectarse con cualquier sistema de información de laboratorio, dejando autonomía para que los profesionales del laboratorio clínico utilicen el sistema informático más adecuado a sus necesidades. El registro en MPA tanto de las metodologías como de los valores de referencia propios de cada laboratorio, permite disponer de un histórico de resultados con independencia del laboratorio que realiza la determinación.

Otra de las características importantes de este modelo funcional es que el MPA permite archivar los resultados analíticos vinculados al contexto clínico (episodio o consulta) en el que se realizó la petición. Por lo tanto, los datos son explotables para estudios epidemiológicos junto con todos los datos de la historia clínica del paciente, lo que diferencia este módulo de los repositorios de resultados o de las soluciones web-lab, permitiendo relacionar resultados de laboratorio con juicios o sospechas clínicas y evaluar el impacto de políticas sanitarias a partir de datos de toda la población andaluza. Todo esto hace que el MPA, además de un aplicativo informático, sea una herramienta útil para avanzar en la gestión del conocimiento.

Por último reseñar que el módulo de pruebas analíticas mejora en la gestión centralizada de la actividad de los Laboratorios Clínicos ya que permite disponer de información relativa a carteras de servicios, derivaciones externas, métodos utilizados, estadísticas de actividad, etc...

P: ¿El desarrollo del módulo ha contado con la participación de otros profesionales del SSPA?

La creación de la base de datos codificada de pruebas de laboratorio que requiere el MPA es el objetivo del Grupo de Nomenclatura y Codificación (GNC). Este grupo de trabajo está formado por profesionales de las diferentes áreas de conocimiento de los laboratorios clínicos. Esta base de datos es el "corazón" científico del módulo de pruebas analíticas.

La codificación, tanto de pruebas (códigos CLC) como de metodologías (códigos GNC), es una tarea minuciosa que requiere una revisión bibliográfica y un análisis detallado de la actividad que vienen desarrollando los laboratorios andaluces con vistas a poder cubrir la totalidad de sus carteras de servicios. Además, el diseño de la base de datos debe permitir la incorporación de nuevas pruebas y nuevas tecnologías sin afectar al funcionamiento del MPA.

También hay que tener en cuenta que cada registro está escrito en nomenclatura convencional y en nomenclatura sistemática (adaptación del modelo IUPAC) y tiene 29 campos de información. En el sistema de codificación se incluyen tanto los parámetros cuantitativos como los cualitativos, así cómo los grupos habituales de pruebas de laboratorio. Todas las pruebas quedan ordenadas jerárquicamente, mediante cuatro niveles de clasificación, para su presentación tanto en pantalla como en informes editados en papel. Además, las diferentes metodologías son trazadas a códigos internacionales de amplia difusión (LOINC, IUPAC) para permitir cruzar los resultados almacenados en MPA con otras bases de datos de pruebas de laboratorio tanto nacionales como internacionales.

Toda esta tarea requiere del trabajo en equipo de los diferentes profesionales que integran el GNC, dedicando mucho tiempo fuera del horario laboral. El objetivo de una codificación completa de pruebas de laboratorio es ambicioso y aún nos queda mucho por hacer pero al final nos va a permitir disponer de la mayor base de datos de pruebas de laboratorio codificadas en español, con objetivo de ser referente a nivel internacional.

P: ¿Cómo ha sido el pilotaje en el Área Sanitaria Norte de Córdoba? ¿Qué aspectos del pilotaje han servido para perfeccionar la herramienta? ¿Cuál es el cronograma de expansión del módulo?

Como responsable funcional, uno de mis objetivos es que las distintas versiones del módulo se piloten exhaustivamente en el Área Sanitaria Norte de Córdoba antes de que se implanten en el resto de Andalucía. Cualquier aplicativo informático conlleva un esfuerzo para su implantación y ese esfuerzo puede ser inútil si el aplicativo presenta errores de funcionamiento que no se han detectado en el proceso de validación previo. Desde ese punto de vista, hemos dedicado mucho tiempo a esta tarea. Primero, en la fase de validación debo probar, en colaboración con los programadores del MPA, todas las pantallas y funcionalidades previstas así como simular todas las posibles casuísticas de la práctica diaria.

Posteriormente pasamos a la fase de pilotaje a nivel asistencial para detectar cualquier problema o añadir mejoras sugeridas por los usuarios. En esta fase hay que destacar la colaboración de los profesionales sanitarios implicados y del servicio de informática.

Actualmente tenemos implantado el MPA en el 100% de nuestra atención primaria y en el servicio de urgencias del hospital. Recientemente también hemos iniciado el pilotaje en atención especializada dando acceso para que desde las consultas externas del hospital se puedan consultar todos los resultados generados por atención primaria y urgencias. El próximo paso, previsto para este año, será implantar el módulo en la totalidad de las peticiones urgentes generadas por las consultas externas e iniciar el pilotaje de la petición de pruebas de rutina. En una fase posterior acometeremos las pruebas de validación del sistema en hospitalización.

P: ¿La implantación de esta herramienta irá acompañada de un programa formativo para los profesionales?

La formación a los profesionales la venimos realizando a distintos niveles. Por un lado formamos a los profesionales de laboratorio para que conozcan los fundamentos del MPA y adquieran los conocimientos necesarios para mapear sus bases de datos a la base de datos del nuevo módulo. Esta fase de la implantación requiere de una participación activa por parte de los laboratorios para definir su cartera de servicios en este sistema y adaptar sus sistemas de información a las nuevas funcionalidades que permiten el intercambio de mensajería con el módulo de pruebas analíticas. En este sentido quisiera destacar que se ha diseñado para dar al laboratorio las herramientas necesarias para que actúe como responsable de todo el proceso, controlando en todo momento la mensajería electrónica entre el laboratorio y el propio MPA.

Por otro lado también estamos dando cursos de formación a los equipos de informática de las diferentes áreas hospitalarias para que actúen como soporte y den formación al resto de profesionales usuarios del sistema.

P: ¿Cuál es el estado actual de la implantación del MPA en Andalucía y qué plan de desarrollo está previsto?

Actualmente, además del laboratorio clínico del Área Sanitaria Norte de Córdoba, otras nueve áreas hospitalarias están implantado el MPA en atención primaria, con lo que diez áreas hospitalarias ya están trabajando en ello. Además, hemos formado al resto de laboratorios para que inicien las pruebas de integración a lo largo del 2010. El objetivo es que a final del 2011 el MPA esté implantado en el 100% de la atención primaria andaluza.

Simultáneamente, conforme vayamos validando y pilotando las nuevas versiones en Córdoba, iremos pasando a implantar MPA en urgencias, consultas externas y hospitalización. Todo esto se hará de forma progresiva dada la complejidad que conlleva su puesta en marcha y la dependencia con el alcance de la codificación que viene realizando el Grupo de Nomenclatura y Codificación. Nuestro objetivo es asegurar que todo lo que se implante funcione correctamente desde el primer día.

P: ¿Cómo valora la evolución de la aplicación Diraya en estos años y sus potencialidades en la labor diaria de los profesionales?

Últimamente se ha hecho un gran esfuerzo por estabilizar Diraya y garantizar su operatividad. Creo que en este sentido se a avanzado mucho, tal y como pueden comprobar sus propios usuarios. Tras esta fase de estabilización hay que seguir avanzando en la implantación de nuevos aplicativos, como el MPA, hasta conseguir que toda la información sanitaria de los andaluces quede registrada en la historia única de Diraya. Esta información estructurada conformará una enorme base de conocimiento que, explotada adecuadamente, permitirá avanzar en el conocimiento del proceso clínico asistencial.

No quiero dejar de comentar que a veces sólo se ven los problemas de Diraya y no se valoran sus ventajas. Creo que todos los profesionales del SSPA deberían saber que este programa, con sus defectos y virtudes, es reconocido a nivel mundial como uno de los mejores en historia clínica digital y que, tal vez, no acabamos de creernos que estemos situados a la cabecera de los sistemas de información sanitaria a nivel internacional.

Referencia:

Laboratory Tests Management in Andalusia. Gascón, Félix; Vázquez, Camilo. HL7 News. Health Level Seven International. September 2010:18,19. [Consultar]


Sello de Certificación de Calidad con Acreditación Avanzada del Programa de Acreditación de Páginas Web Sanitarias. Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía.
Conformidad con el nivel 'doble A' de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 RSS
Aviso Legal | Política editorial | Política de privacidad | Derechos de los usuarios | Contacto © Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Salud. Junta de Andalucía