Bienvenido

Enlace a la web de InterSAS (abre en ventana nueva)
martes, 27 de junio de 2017
Logotipo de la Junta de Andalucía
Servicio Andaluz de Salud
Valore este contenido
  • Valoración sobre 5.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

21/04/17

Noticias

viernes, 21 de abril de 2017

Doble premio a profesionales del Hospital de Valme en el Congreso Andaluz de Neumología por investigaciones sobre la apnea del sueño

Dirigen el primer estudio en mujeres sobre el efecto del tratamiento de la apnea en el riesgo cardiovascular

Imagen de la noticia: Doble premio a profesionales del Hospital de Valme en el  Congreso Andaluz de Neumología por investigaciones sobre la apnea del sueño

Profesionales de la Unidad de Gestión Clínica de Neumología del Hospital Universitario de Valme de Sevilla han sido galardonados con dos premios en el Congreso de la Sociedad Andaluza de Neumología (NEUMOSUR), celebrado recientemente en Málaga. La apnea del sueño es el eje temático de ambos reconocimientos correspondientes a investigaciones presentadas en dos ámbitos diferentes (el médico y el enfermero) de este foro científico especializado en la patología pulmonar.

La apnea del sueño es una enfermedad muy frecuente, que afecta aproximadamente del 4 a 6% de la población. Se caracteriza por la obstrucción de la vía aérea superior mientras se duerme, provocando hipoxia y alteraciones en la estructura del sueño. Produce deterioro de la calidad de vida, hipertensión arterial, aumento del riesgo cardiovascular, somnolencia diurna excesiva y aumento del riesgo de accidentes de tráfico, entre otros.

Precisamente, la investigación médica premiada como mejor comunicación oral profundiza en el estudio del riesgo cardiovascular, uno de los problemas más graves provocados por la apnea del sueño. El tratamiento estándar establecido para ello es la presión positiva continua en vía aérea superior (CPAP). Sin embargo, sus efectos en cuanto a la tensión arterial y el perfil metabólico (variables glucémicas, colesterol y triglicéridos) sólo estaban estudiados en la población masculina. Al respecto, dicha investigación aporta como novedad ser el primer ensayo clínico que estudia en la población femenina el efecto del tratamiento de la apnea obstructiva del sueño sobre ambas variables.

Se trata de un estudio multicéntrico dirigido por el neumólogo del Hospital Universitario de Valme Francisco Campos y presentado al congreso por el residente de cuarto año de Neumología de este hospital sevillano Juan Santos. Dicho estudio ha contado con la participación de un total de 19 hospitales españoles.

La investigación estudia a 307 mujeres diagnosticadas de apnea de sueño moderada o grave que fueron aleatorizadas a recibir tratamiento con CPAP o tratamiento conservador durante 3 meses. Los resultados demuestran cómo el tratamiento con CPAP mejora la presión arterial; sin embargo, no lo hace en el perfil de glucosa y lípidos en comparación con el tratamiento conservador.

Detección precoz y corrección de efectos secundarios del tratamiento convencional

Por su parte, los profesionales del Hospital de Valme han logrado la segunda mejor comunicación oral en el ámbito enfermero de este congreso, que ha sido presentada por Silvia Ruiz, enfermera de la Unidad de Gestión Clínica de Neumología del Hospital de Valme, y Luis Fajardo, enfermero colaborador en terapias respiratorias.

Este segundo trabajo demuestra la importancia de una consulta precoz de enfermería en pacientes con tratamiento para apnea de sueño al objeto de detectar los efectos secundarios producidos por el mismo e intervenir rápidamente para corregirlos. Para ello, y a lo largo de seis meses, se ha realizado un estudio en el servicio clínico de Neumología del Hospital Universitario de Valme con la inclusión de 212 pacientes diagnosticados de apnea obstructiva del sueño, en tratamiento, con edades comprendidas entre 18 y 80 años.

Todos los pacientes fueron citados a una consulta precoz de enfermería a los 30 días tras el inicio de presión positiva continua en vía aérea superior (CPAP). En esta consulta se realizó una búsqueda activa de efectos secundarios relacionados con el tratamiento. Los resultados han reflejado cómo el 61,5% de los pacientes presentaron efectos secundarios relacionados con el tratamiento. De ellos, en un 81,3% fue preciso aplicar intervenciones específicas para resolver los problemas.

Las conclusiones constatan que un porcentaje elevado de pacientes tratados con presión positiva continua en vía aérea superior (CPAP) presentan efectos secundarios en las primeras semanas de uso y, en la mayoría de los casos, se precisa de una intervención específica para su resolución. Los efectos secundarios más frecuentes fueron: rinitis, sequedad y lesiones cutáneas.

Al respecto, la investigación galardonada demuestra la eficacia de la consulta precoz de enfermería al detectar y corregir estos problemas rápidamente, lo cual permite mejorar la tolerancia de los pacientes y optimizar la adherencia al tratamiento.

Sello de Certificación de Calidad con Acreditación Avanzada del Programa de Acreditación de Páginas Web Sanitarias. Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía.
Conformidad con el nivel 'doble A' de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 RSS
Aviso Legal | Política editorial | Política de privacidad | Derechos de los usuarios | Contacto © Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Salud. Junta de Andalucía