Bienvenido

Enlace a la web de ClicSalud+ (abre en ventana nueva)
jueves, 18 de abril de 2019
Logotipo de la Junta de Andalucía
Servicio Andaluz de Salud
Valore este contenido
  • Valoración sobre 5.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

08/11/06

Noticias

miércoles, 8 de noviembre de 2006

El Hospital Reina Sofía supera el millar de trasplantes renales

La primera intervención de este tipo se llevó a cabo en 1979 y, desde entonces, 835 personas se han trasplantado de riñón en este complejo sanitario

Los profesionales del Hospital Reina Sofía, de Córdoba, han realizado ya, gracias a una generosa donación multiorgánica, el trasplante de riñón número mil que se lleva a cabo en el complejo sanitario desde que se inició este programa hace 27 años, cuando sólo habían pasado tres años de la inauguración del centro hospitalario.

Desde 1979, un total de 835 pacientes han sido trasplantados de riñón en el Reina Sofía -entre estas personas figuran trasplantes dobles y retrasplantes-. El paciente que ha recibido el número mil es un varón de 49 años, que presenta una función renal satisfactoria y ya ha recibido el alta médica.

Con este logro, el Reina Sofía se convierte en el décimo hospital español que supera la barrera del millar de trasplantes renales y el tercer centro del sistema sanitario público andaluz en conseguirlo, después de los hospitales Virgen del Rocío de Sevilla y Carlos Haya de Málaga. La carrera hasta alcanzar los mil injertos renales ha permitido prolongar la vida de centenares de pacientes que dependían de un equipo de diálisis.

El primer trasplante renal se practicó en Córdoba el 16 de febrero de 1979 y fue el primer trasplante llevado a cabo en este hospital y también uno de los primeros de Andalucía. Desde entonces, se han llevado a cabo en el Reina Sofía 1.003 trasplantes renales, de los cuales 109 son retrasplantes. La mayoría de los pacientes retrasplantados han recibo órganos en dos ocasiones y ocho personas han sido trasplantadas hasta tres veces.

Las principales mejoras que se han conseguido en estos años están relacionadas con la calidad de vida y la supervivencia del órgano y de la persona, pues las expectativas de supervivencia se duplican en las personas trasplantadas respecto a los pacientes sometidos a diálisis.

Supervivencia

La tasa de supervivencia de los pacientes trasplantados un año después de recibir el órgano está en torno al 97% y en el 92% en el caso del injerto. La persona que lleva más tiempo trasplantada en el Reina Sofía, que continúa viva y en buen estado, es una mujer que ahora tiene 42 años y hace ya 23 años que recibió su nuevo órgano.

El donante de más edad fue una persona de 85 años y la persona trasplantada con más edad, que disfruta de una excelente condición física en la actualidad, es un hombre que se intervino en 2005, cuando tenía 71 años.

Por otra parte, las donaciones de vivos han permitido mejorar la supervivencia y reducir la lista de espera. En este sentido, desde que se llevó a cabo el primer injerto renal de donante vivo relacionado en el Reina Sofía en 1985, se han efectuado trece intervenciones de este tipo.

Este acto generoso y solidario proporciona resultados clínicos superiores al de cadáver, pues el tiempo de isquemia se reduce y también la posibilidad de rechazo por mayor compatibilidad inmunológica entre familiares. En estos casos, al tratarse de una cirugía programada, es posible elegir el momento en que el receptor se encuentra en mejores condiciones para la intervención y la selección del órgano ideal. La vida media de un órgano trasplantado procedente de cadáver es de 9 años y en torno a los 14 años si es de donante vivo.

Hitos alcanzados

A lo largo de esta trayectoria, los profesionales del Reina Sofía también han sido pioneros y han adquirido una amplia experiencia en trasplantes combinados. Se han llevado a cabo 106 injertos de este tipo, el 87% de páncreas-riñón (un total de 92 trasplantes), que convierte este centro en un referente a nivel nacional.

Asimismo, en los quirófanos de este complejo hospitalario se practicó en 1997 el primer trasplante triple de hígado-riñón-páncreas de Europa, que se ha vuelto a realizar en dos ocasiones más. También se efectuó hace tres años el primer y único trasplante de corazón-riñón, mientras que de hígado-riñón ya se ha llevado a cabo una decena, el primero de ellos en 1990.

Hay que destacar también las ventajas de la endourología, que se practica en el Hospital Reina Sofía en trasplantados renales desde hace una década aproximadamente. Este procedimiento de cirugía no invasiva, que realizan los radiólogos intervencionistas, permite la dilatación de la vía urinaria en casos de estenosis (estrechamiento), sin necesidad de recurrir a la cirugía convencional y ha impedido que se rechacen muchos órganos trasplantados.

En la actualidad, los urólogos del centro se están iniciando en el manejo de la técnica laparoscópica para la extracción del órgano de donante vivo, que resulta menos agresivo para la persona que, de forma altruista, ofrece uno de sus órganos o parte de él a un familiar que lo necesita para seguir viviendo.

También el perfil de donante de órganos ha sufrido modificaciones en este tiempo, pues en los primeros años la edad límite estaba en torno a los 45 a 50 años y, en la actualidad, este techo se amplía hasta personas fallecidas que pueden ser octogenarias. De hecho, hoy la edad no es una contraindicación para trasplante, sino la situación clínica del paciente.

Sello de Certificación de Calidad con Acreditación Avanzada del Programa de Acreditación de Páginas Web Sanitarias. Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía.
Conformidad con el nivel 'doble A' de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 RSS
Aviso Legal | Política editorial | Política de privacidad | Derechos de los usuarios | Contacto © Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Salud y Familias. Junta de Andalucía