La directora de la AACID y la oficina regional de ONU Mujeres para ALC unen esfuerzos frente a la COVID-19

El lunes 20 de abril la Directora de la AACID, Mª Luz Ortega Carpio, se ha reunido con la Directora Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, María-Noel Vaeza, y con Bibiana Aído Almagro, Representante de ONU Mujeres en Ecuador, para identificar el impacto diferenciado que el COVID 19 está teniendo sobre las vidas de las mujeres y para poner en común las respuestas que se está dando a estar situación.

En este encuentro, compartimos la visión de que la COVID-19 no es solo un desafío para los sistemas de salud mundiales, sino también una prueba para nuestro espíritu humano. “Debe surgir un mundo mejor después de la pandemia. No se trata únicamente de corregir las desigualdades preexistentes, sino de construir un mundo más justo y resiliente”, han coincidido todas las participantes.

Esta enfermedad está profundizando las desigualdades preexistentes, mostrando las vulnerabilidades en los sistemas sociales, políticos y económicos y amplificando a su vez sus impactos en la vida de las mujeres y las niñas. Si bien esta pandemia afecta a todas las personas, las consecuencias de la pandemia para las mujeres y las niñas son devastadoras. En todos los ámbitos, desde la salud hasta la economía, la seguridad y la protección social, los efectos de la COVID-19 se agudizan para las mujeres y las niñas por el simple hecho de ser mujeres.

La evidencia en todos los sectores, incluida la planificación económica y la respuesta a emergencias, demuestra sin lugar a dudas, que las políticas que no consultan a las mujeres y/o las excluyen en la toma de decisiones, son menos efectivas e incluso pueden ocasionar más perjuicios a las mujeres de los preexistentes.

De ahí que la igualdad de género y los derechos de las mujeres sean esenciales para superar esta pandemia, para recuperarnos más rápido y para construir un futuro mejor para todas y todos. No obstante, paradójicamente, mientras que 2020 es el año en que el mundo celebra el 25 aniversario de la histórica Plataforma de Acción de Beijing sobre los derechos de las mujeres y la igualdad de género, los avances alcanzados en igualdad de género y los derechos de las mujeres conquistados a lo largo de décadas están en peligro de ser revertidos debido a la pandemia de COVID-19.

La crisis actual necesita respuestas en el corto, medio y largo plazo. En todas esas fases hemos de prestar especial atención en asegurar la representación equilibrada de las mujeres en la respuesta y en la toma de decisiones ante la COVID-19, tanto en en el contexto de emergencia como en las medidas en el medio y largo plazo. Tanto las mujeres a título individual, como las organizaciones de mujeres que a menudo están en la primera línea de respuesta, deben estar representadas y ser escuchadas y apoyadas.

Junto a esto, es necesario impulsar cambios estructurales en pro de la igualdad actuando sobre la economía de los cuidados, tanto la remunerada como la no pagada, además de poner el foco en el impacto en mujeres y niñas de todos los esfuerzos para abordar las consecuencias socioeconómicas de la COVID-19.

Poner a las mujeres y las niñas en el centro de sus esfuerzos para recuperarse de la COVID-19 implica garantizar su inclusión, representación, así como la defensa de sus derechos, sociales y económicos. Estas medidas, serán beneficiosas no solo para mujeres y niñas, sino también para el conjunto de la sociedad.

En la reunión, se han identificado cuatro ámbitos de acción prioritarios: el impacto económico, los efectos sobre la salud, el trabajo de los cuidados y la violencia basada en el género.

En las próximas semanas, se llevará a cabo un encuentro formativo virtual centrado en cómo estamos resolviendo las necesidades de cuidados durante la pandemia y se compartirán propuestas orientadas a seguir poniendo la vida en el centro de una forma equitativa. Se abordará la visibilización de todos los cuidados cotidianos que hacen posible la vida y la puesta en práctica de su reparto equitativo entre todos aquellos que nos beneficiamos de ellos (mujeres y hombres, sector público y sector privado).

Seguiremos informando de estas y otras actuaciones a través de los canales de comunicación de la AACID y nuestras redes sociales.


FOTO: de izquierda a derecha: Mª Luz Ortega Carpio, Directora AACID; Mar Correa García , Jefa del Área de Equidad de Género AACID; María-Noel Vaeza, Directora Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe; Raquel Coello Cremades, Asesora especialista de Políticas de Empoderamiento Económico de la Oficina Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe; Bibiana Aído Almagro, Representante de ONU Mujeres en la Oficina de Ecuador; Alison Vásconez Rodríguez, Oficial de programas de ONU Mujeres Ecuador. También estuvo presente Beatriz García, Área Empoderamiento Económico, oficina regional para las Américas y el caribe, ONU Mujeres.