Inauguración de un ‘Julue-Tá’ (hogar para niñas y niños) en Monrovia, Liberia, un proyecto apoyado por la AACID

El pasado sábado 18 de julio se inauguró un “Julue-Tá” –hogar para niñas y niños en dialecto Kru– en Monrovia, Liberia. Se trata de un centro de cuidados destinado a proporcionar cuidados alternativos a 30 niños y niñas cuyos padres, madres o cuidadores están infectados por la COVID-19.

Proporcionar cuidados y apoyo a la infancia vulnerable resulta complejo, especialmente durante las emergencias. Mientras sus familiares o cuidadores se encuentran en las unidades de tratamiento, los niños y niñas necesitan atención y protección especial para garantizar su seguridad y bienestar.

“Estamos muy contentos de la apertura del centro de cuidados, es importante contar con espacios seguros para niños y niñas si queremos que no estén en riesgo cuando sus padres, madres o cuidadores están infectados”, afirmaba Hon. Por su parte, Williametta E. Saydee-Tarr, Ministra de Género, Infancia y Protección Social, señalaba “sabemos que hay familias que necesitan ayuda y por eso contamos con espacios temporales para separar a los niños y niñas de sus padres y madres infectados. Agradecemos a la Junta de Andalucía, Gobierno de España así como a UNICEF venir en nuestra ayuda y hacerlo posible”.

La Junta de Andalucía, a través de la AACID, colabora con UNICEF desde el año 2009 apoyando proyectos de cooperación internacional para el desarrollo y de acción humanitaria destinados a la infancia en situación de alta vulnerabilidad en contextos de crisis, en el marco de Memorándums de Entendimiento suscritos entre ambas entidades.

La inauguración del centro de cuidados en Monrovia, se enmarca en el proyecto financiado por la AACID por valor de 900.000 euros, destinado a proporcionar una respuesta a la crisis de asistencia y protección de niñas y niños en Liberia en el marco de la pandemia ocasionada por la COVID-19. Gracias al proyecto, durante 2020 se podrá asistir y proteger a 4.420 personas, entre niñas y niños y sus familias, así como profesionales socio-sanitarios.

En el contexto de Liberia, en base a la experiencia aprendida con el Ébola, se ha comprobado que los centros de cuidado son fundamentales para proteger a niños y niñas, separados de sus familias. Los centros de cuidado proporcionan protección y servicios de apoyo sanitario y psicosocial al mismo tiempo que los niños y niñas son atendidos por trabajadores sociales formados y que reciben visitas regulares de personal sanitario.

“El ‘Julue-Ta’ es una realidad gracias a la voluntad y estrecha colaboración entre los diferentes ministerios, la comunidad y los líderes religiosos así como la aceptación por parte de la comunidad”, indicaba Laila O. Gad, representante de UNICEF en Liberia. “Juntos, con el apoyo de nuestros socios, el Gobierno Regional de Andalucía, de España, podemos recorrer un largo camino con el objetivo de apoyar y ayudar a los niños y niñas de Liberia”

La creación del centro de cuidado es consecuencia del esfuerzo conjunto entre diferentes socios de los Ministerios de Salud y de Género, que han trabajado codo con codo con las comunidades para poner a punto el edificio, pero, principalmente, para formar y dotar a un equipo de trabajadores sociales con los conocimientos necesarios para poder cuidar a los niños y niñas.

El centro es el resultado del esfuerzo conjunto y la cooperación entre el Ministerios de Género, Infancia y Protección Social en Liberia y de la Oficina País de UNICEF, y ha contado con el apoyo y financiación de la Junta de Andalucía a través de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo perteneciente a la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación.