¿Está la región de América Latina y el Caribe sumida en una trampa de desigualdad que impide el desarrollo?

En las últimas décadas la región latinoamericana se ha convertido en una región con ingresos medios, pero en la misma persiste la desigualdad y el bajo crecimiento, que necesitan ser entendidos de manera interrelacionada para dirigir el esfuerzo hacia la generación de mayor desarrollo humano. Por ello el nuevo Informe Regional sobre Desarrollo Humano para América Latina y el Caribe 2020 (IRDHALC) se propone explorar los factores que determinan esta situación.

La Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID) participa en el Comité Asesor para la elaboración de este informe regional que lleva a cabo la Oficina Regional del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para América Latina y el Caribe y en el que también colabora la Comisión Europea y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

La Directora de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo forma parte del Comité Asesor para la elaboración del Informe Regional para el desarrollo humano de América Latina y el Caribe “La desigualdad como una trampa para el desarrollo en América Latina y el Caribe” que busca apoyar a los gobiernos de la región en la formulación de políticas públicas que les permitan avanzar en el cumplimiento de la Agenda 2030.

En este proceso revisión y mejora de la estrategia de cooperación en América Latina y Caribe, se han identificado factores que propician la desaceleración de la zona en materia de desarrollo como la concentración de poder, el crimen, la violencia y políticas redistributivas mal concebidas.

Cada uno de estos factores se analiza desde una doble perspectiva: su contribución a la desigualdad, y su impacto en la productividad y el crecimiento económico. Asimismo se incluye el enfoque de género y el factor medioambiente como variables transversales. A partir de aquí, se generan recomendaciones de política para liberarse de la trampa actual en la que se encuentra la región y avanzar hacia una mejor armonía.

El resultado de este proceso es un informe regional de desarrollo humano, “La desigualdad como una trampa para el desarrollo en América Latina y el Caribe”, que detecta y analiza los factores que ralentizan la cooperación en América Latina y el Caribe para proponer estrategias de desarrollo en la región aún más efectivas.

En el encuentro han intervenido Luis Felipe López-Calva, Director Regional para América Latina y El Caribe del PNUD y Marcela Meléndez, Economista Jefe para América Latina y el Caribe del PNUD, Jolita Butkeviciene, Directora para América Latina y el Caribe en la Dirección General de Cooperación y Desarrollo de la Comisión Europea, Gabriel Ferrero, Director General de Políticas de Desarrollo Sostenible del Gobierno de España y Mª Luz Ortega, Directora de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación.

Este proceso constructivo responde al compromiso que la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo tiene con la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, cuyos objetivos se plasman en el III Plan Andaluz de Cooperación para el Desarrollo (PACODE 2020-2023).

En palabras de la Directora de la AACID, Mª Luz Ortega Carpio, “El PACODE permite a la AACID trabajar con una metodología de planificación que posibilita configurar una propuesta integradora en el ámbito multilateral, lo que consigue posicionar a la cooperación andaluza en la esfera global de la cooperación, como es el caso de este proyecto”.