E-Cocina: Cultura alimentaria y sostenibilidad ambiental en zonas rurales de Tetuán

En las áreas rurales del norte de Marruecos, el horno es el principal instrumento de cocina para las familias. Por otro lado, la demanda nacional creciente de leña supera considerablemente la capacidad de los bosques con que cuenta el país. En este contexto, la Fundación Sevilla Acoge, con apoyo de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo, ha contribuido a mejorar el nivel de vida de 10 aldeas de la Comuna Rural de Bni Idder, Tetuán, a través de la construcción de hornos comunitarios que han reemplazado los individuales, reduciendo con ello el consumo de leña.

La Comuna Rural de Bni Idder ha ejercido un papel destacado en el proyecto trabajando en la facilitación de la zona construcción y aportando personal técnico para asegurar el apoyo a los comités de hornos comunitarios creados así como al mantenimiento de los mismos.

Además, la iniciativa ha tenido como objetivo la formación de equipo en acción comunitaria (compuesto por un 40% de mujeres), concienciar a niñas y niños sobre el medio ambiente a través de talleres extraescolares y dinamizar a la comunidad a través de exposiciones de asociaciones y cooperativas, charlas sobre iniciativas emprendedoras vinculadas al medio ambiente, un campeonato deportivo y una jornada festiva (enmarcada dentro de los 3 días de convivencia y puertas abiertas planificados).

El proyecto ha estado enmarcado en el Plan de Desarrollo Integral de Bni Idder y ha fomentado la participación de la mujer en la vida pública de estas zonas rurales mediante la toma de decisiones sobre el horno y su uso, promoviendo prácticas de cuidado familiar entre mujeres y hombres, además de la conciencia medioambiental.

La población se ha beneficiado de formación, sensibilización y asistencia técnica, destacando como segmento activo la población joven, parte del Equipo de Acción Comunitaria (relaïs).