Mejora de la gestión sostenible de los recursos naturales en la provincia de Maputo, Mozambique

Mejora de las capacidades productivas, con base en la gestión sostenible de los recursos naturales en los puestos administrativos de 3 de Fevereiro y Calanga, en el distrito de Manhiça, Mozambique” es una iniciativa que trabaja en mejorar las capacidades productivas de las asociaciones y comunidades con un aprovechamiento sostenible de los recursos.

Esta intervención, que cuenta con el apoyo de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo, está siendo desarrollada por Bosque y Comunidad y sus socios locales en terreno, ActionAid Mozambique (AAMoz) y NADEC (Núcleo Académico para o Desenvolvimento da Comunidade) y surge como respuesta a la baja productividad de las asociaciones rurales, la vulnerabilidad frente al cambio climático (inseguridad alimentaria), las prácticas agresivas con los suelos, así como la dependencia de la venta de carbón y prácticas de deforestación.

El proyecto, que dio inicio en el año 2018 y finalizará en 2021, se está desarrollando en el sur de Mozambique, en el norte de la provincia de Maputo, distrito de Manhica, en los Puestos Administrativos de 3 de Fevereiro y Calanga, siendo beneficiarias cerca de 50.000 personas

Esta zona de la población es prevalentemente agrícola y su producción se basa principalmente en el cultivo de cacahuetes, frijoles, mandioca y maíz, además de la producción de caña de azúcar que se vende a las industrias de transformaciones presentes en el área.

Bosque y Comunidad y sus socios, junto con las administraciones locales, los comités de recursos naturales y las asociaciones de campesinas están incidiendo en tres ejes:

  1. La aplicación de técnicas mejoradas de agricultura respetuosas con el medio ambiente y de agro-procesamiento para el aumento de la producción y su conservación.
  2. La aplicación de técnicas mejoradas de apicultura para favorecer un medio de vida sostenible a productoras y productores locales.
  3. El aumento de los conocimientos para el aprovechamiento forestal haciendo una puesta en valor de los productos no maderables y favoreciendo la conservación de la biodiversidad y el medio ambiente.

A través de esta intervención se están mejorando las capacidades productivas de las comunidades, teniendo en cuenta un uso sostenible de los recursos naturales que son la base económica de la zona.

Además, la intervención ha tenido un claro enfoque en género, que ha promovido la participación de las mujeres en los procesos económicos de desarrollo rural, espacios comunitarios y el acceso a la tierra.

Entre los logros destaca, el aumento de la producción agrícola gracias a la instalación de sistemas de riego en las comunidades y otras técnicas mejoradas, el aumento de la comercialización, la instalación de colmenas mejoradas y el fortalecimiento de los Comités de Recursos Naturales.