Promoviendo la salud y el bienestar equitativo mediante la prevención del embarazo adolescente en Honduras y República Dominicana

Ministro de salud pública de República Dominicana, doctor Rafael Sánchez Cárdenas; Raúl Muñoz Jiménez, coordinador para Centroamérica de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID); la representante de OPS/OMS en República Dominicana, doctora Alma Morales Salinas; y la doctora Evelyne Degraff, asesora de Familia, Promoción de la Salud y Curso de Vida de OPS/OMS Honduras.

La Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID) apoya a la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para la realización del proyecto “Prevención del embarazo adolescente en Honduras y República Dominicana”.

Esta iniciativa está pensada para tratar de reducir los embarazos no deseados entre población adolescente de estos dos países, para lo que se trabajará con los Ministerios Nacionales de Salud, mejorando, entre otras cosas, el acceso a los servicios de información sexual y reproductiva. Del mismo modo, se tratará de facilitarles el acceso a información y métodos anticonceptivos.

Se atiende la problemática que los embarazos adolescentes suponen a nivel de salud y a nivel social. Desde el punto de vista de la salud, los embarazos adolescentes contribuyen a aumentar los riesgos de mortalidad y morbilidad maternas, especialmente en adolescentes muy jóvenes (menores de 16 años). Además, los bebés nacidos de madres adolescentes se enfrentan a mayores riesgos de parto prematuro y bajo peso al nacer. Desde el plano social, la maternidad temprana afecta profundamente su trayectoria de vida, limitando su nivel de educación y potencial de ingresos, aumentando la probabilidad de pobreza y perpetuando así ciclos intergeneracionales de pobreza y mala salud.

En este sentido, las adolescentes que ya sufren de marginación social suelen ser desproporcionadamente afectadas por un embarazo precoz, debido a sus vínculos con:

  • La pobreza.
  • La exclusión social.
  • La violencia sexual.
  • El matrimonio infantil.
  • El acceso limitado a la educación integral en sexualidad y servicios de salud sexual y reproductiva, incluyendo la información para uso de anticonceptivos, asesoramiento y servicios de salud y apoyo psicosocial.

El 6 de octubre de 2020 se mantuvo la reunión de Comisión Mixta entre la AACID y la OPS, en la que participaron siete profesionales de la salud en los dos países de actuación y personal técnico de la Agencia. La evolución del proyecto se ha ido adecuando a la situación generada por la pandemia, para lo que han desarrollado programas formativos virtuales con enfoque intercultural y de género. Asimismo, se ha destinado parte de los fondos a la compra de material de protección contra el COVID-19 para personal de centros de salud y se ha coordinado con otras Agencias de Naciones Unidas para realizar el seguimiento continuo de la situación en salud sexual y reproductiva de los y las adolescentes de ambos países.

En este proyecto han participado:

  • El personal de los Ministerios de Salud y sus centros de salud en zonas rurales.
  • Niñas y mujeres: juventud y sus familias de Honduras y República Dominicana.