El fortalecimiento de los sistemas de salud materna en el sur de Mauritania

Entrega de equipos médicos en el CS de Boghé (mayo 2020)

En Mauritania, uno de los países más pobres del planeta, la población de la zona Sur, mayoritariamente de etnia negro-africana (Wolofs, Soninké, Peuls y Hratine, estos últimos descendientes de esclavos), continúan sufriendo las consecuencias de la discriminación material y simbólica en un país en el que se perpetúa una sociedad de castas en la que las mujeres negro-africanas son víctimas de una doble violencia cultural:

  1. La procedente de la población de mayoría blanca que domina los ámbitos de poder político y cuyas políticas siempre han desfavorecido a la población africana.
  2. Y la ejercida por los hombres de sus propias etnias, quienes en base a prácticas culturales y tradicionales someten a las mujeres a una situación de sumisión frente al hombre. Entre estas prácticas, que limitan severamente la libertad de las mujeres en el ejercicio de sus Derechos reproductivos y Derechos sexuales, están la mutilación genital femenina o el matrimonio precoz.

Las consecuencias económicas y sanitarias de la pandemia causada por el COVID-19, están deteriorando las condiciones de vida de la población, que ya de por sí sobrevive en condiciones muy precarias. En 2014, el 41% de la población de Brakna se situaba por debajo del umbral de la pobreza.

En este país, las mujeres y los niños también encuentran dificultades para acceder a servicios de salud de calidad. En Mauritania, el índice de fecundidad es de 5,1 hijos por mujer y un porcentaje significativo de las mujeres no tienen acceso a métodos contraceptivos para evitar embarazos no deseados, espaciar los nacimientos y reducir la exposición a las infecciones sexualmente transmisibles. Por otro lado, las reticencias de las mujeres a acudir a las consultas médicas, están relacionadas con la baja calidad de la atención sanitaria y la mala acogida recibida. Estos factores explican que Mauritania figure entre los países con mayor mortalidad y morbilidad materna e infantil de África.

Desarrollo del proyecto

En este contexto, a través del proyecto “Mejora de las capacidades de atención a la salud sexual y reproductiva de los actores públicos y comunitarios en las moughataa de Bababé y Bogué en la wilaya de Brakna (Mauritania)”, ejecutado por Medicus Mundi Sur, la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID) apoya el fortalecimiento de los sistemas de salud materna en la región de Brakna, que contribuye a no dejar atrás a las personas más vulnerables y a reforzar los sistemas públicos de salud frente a las consecuencias de la pandemia global del COVID-19.

Una de las animadoras comunitarias observa el cartel del proyecto durante el descanso de la formación en género y derechos en Boghé (agosto 2020)

Este proyecto se desarrolla en las moughataa de Bogué y de Bababé (región de Brakna) y tiene como objetivo mejorar la calidad de la atención sanitaria pre y post natal de las mujeres embarazadas desde un enfoque de derechos humanos y género, mediante el refuerzo del sistema público de salud materno–infantil.

La intervención, que comenzó el 01/01/2020 y está previsto que finalice el 31/12/2021, es fruto de la colaboración con Administración Sanitaria Pública en Mauritania (Direcciones provinciales y regionales de salud y el servicio de Salud Materna, Neonatal, Infantil y Adolescente del Ministerio de Salud), la dirección regional del Ministerio de la Mujer y la Familia y la Asociación local Fabouya.

A través del proyecto, se trata de mejorar la calidad de la oferta de servicios de salud, mediante:

  1. La dotación de material sanitario y la formación del personal sanitario de los centros de salud de Bababé y Bogué. En estas formaciones se abordan aspectos técnicos relacionados con:
    1. El seguimiento y la asistencia durante el embarazo y el parto.
    2. Tratar de corregir malas praxis y tratos discriminatorios, incluso inhumanos, hacia las mujeres embarazadas por parte del personal de salud, que a menudo carece de una perspectiva de género y derechos humanos en salud.
  2. Acciones de información, educación y sensibilización a través de una red de animadoras comunitarias destinadas a la población joven y adulta, con el fin de facilitar el acceso a métodos de planificación familiar eficaces y sin riesgos y promover el seguimiento de los embarazos y los partos en las estructuras sanitarias.

Logros alcanzados a través del proyecto

Gracias al proyecto, 32.658 mujeres en Bogué y 17.533 mujeres en Bababé verán mejorado su acceso a los servicios de Salud Sexual y Reproductiva, contribuyendo así a la reducción de la mortalidad materna y a la mortalidad y morbilidad neonatal, infantil e infanto-juvenil.

Actividad de grupo durante la formación en género (Boghé, agosto 2020)