En Mali y en la República Democrática del Congo, la AACID y ONU-Habitat apoyan el desarrollo de Políticas Urbanas Nacionales en áreas de conflicto y post-conflicto

Por ONU-Habitat Spain

Mali | (c)  Todos los derechos reservados por United Nations Photo

Mali es un país ubicado en África occidental en el que habitan 19 millones de personas, y que vive en conflicto desde el año 2012. La inestabilidad y la violencia han predominado desde entonces en el territorio. Una situación que deriva de un conflicto surgido de múltiples factores, entre los que destacan la rebelión árabe/tuareg.

Por su parte, la República Democrática del Congo, situada en la región ecuatorial del continente africano y con una población de 5,2 millones de habitantes, lleva más de 25 años en un conflicto de sucesión de guerras que ha afectado (y afecta) a millones de personas.

Congo | ONU-Habitat

En ambos casos, las personas se enfrentan a graves crisis en las que es difícil acceder a vivienda digna, servicios básicos (como agua y saneamiento) o transporte público seguro y eficiente.

Desde 2019, la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID), junto con el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat), la agencia líder de la ONU en temas de desarrollo urbano sostenible y en la implementación de la Nueva Agenda Urbana, están trabajando en ambos países para desarrollar políticas a nivel de país que permitan mejorar la calidad de vida de la población, teniendo en cuenta las circunstancias de conflicto o postconflicto que existen.

Concretamente, para alcanzar este objetivo se están explorando los medios para la implementación del Programa Nacional de Política Urbana, incluyendo tanto políticas nacionales como subnacionales (abarcando a las comunidades locales), además de acciones que puedan fortalecer el enfoque territorial y los vínculos urbano-rurales. Todo esto considerando los desafíos que conlleva el conflicto en el contexto urbano-rural en los dos países.

Por ello, el proyecto brindará oportunidades a todas las personas involucradas en la Política Urbana Nacional, como a las alcaldías de ciudades rurales o a quienes componen la sociedad civil, para participar en actividades que propicien la implementación, tanto en el Congo como en Mali, de la Nueva Agenda Urbana. La Nueva Agenda Urbana es la hoja de ruta elaborada por los Estados Miembros de las Naciones Unidas para construir ciudades y comunidades seguras, inclusivas, sostenibles y resilientes.

Mediante esta intervención, se pretende fortalecer las capacidades y habilidades de los gobiernos locales y nacionales para ofrecer soluciones innovadoras y efectivas, que permitan abordar de manera sostenible las oportunidades y los desafíos que presenta la urbanización. Del mismo modo, se busca mejorar los planes de acción de ambos países para fortalecer los vínculos urbano-rurales y los enfoques territoriales dentro del proceso de Política Urbana Nacional, basados ​​en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la Agenda África 2063, la Nueva Agenda Urbana y los principios de AFINUA.

Con la llegada de la pandemia y la necesidad de ajustar el proyecto a la nueva situación, en 2020 se comenzó a desarrollar el “Componente COVID-19” y se coordinaron actividades del “Programa Participativo de Mejoramiento de Barrios Marginales” en Mali. Paralelamente, en la República Democrática del Congo se revisó el enfoque del proyecto para efectuar las adaptaciones pertinentes en relación al “Componente COVID-19” y se realizó el alineamiento de las actividades vinculadas al proyecto de planificación en curso.

El proyecto continúa en marcha actualmente.