Día Mundial de las Personas Trabajadoras

Cada 1 de mayo se celebra a nivel internacional el Día Mundial de las Personas Trabajadoras, que reivindica los derechos de las trabajadoras y los trabajadores.

Establecido en 1889 en el Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, antigua organización formada por los partidos socialistas y laboristas, este Día Mundial nació en París para rendir homenaje a un grupo de sindicalistas norteamericanos que fueron condenados por participar en la huelga de tres días que comenzó el 1 de mayo de 1886 en Chicago (Estados Unidos) para reclamar el cumplimiento de la jornada laboral de ocho horas reconocida por la Ley Ingersoll. A partir de entonces, la mayoría de los países del mundo celebran como festividad nacional el Día Mundial de las Personas Trabajadoras.

Desde la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID), queremos sumarnos a esta jornada de reivindicación de los derechos de las personas empleadas compartiendo algunos de los proyectos vinculados al ODS 8 de la Agenda 2030 (trabajo decente y crecimiento económico) que la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación apoya para contribuir a la mejora de la empleabilidad y/o de las condiciones laborales de las personas trabajadoras, especialmente aquellas que se encuentran en una situación más vulnerable.

Fortalecimiento de la comercialización de los productos de la cooperativa Musowkacesiri de las mujeres transformadoras de productos agroalimentarios locales de Sikasso para mejorar sus condiciones de vida

En Malí, colaboramos con Mujeres en Zona de Conflicto (MZC) y el Consejo de Asociación para el Desarrollo de Malí (ACOD) en un proyecto iniciado en el año 2018 que fue ejecutado en 24 meses y buscaba la mejora las condiciones de vida de 2.256 personas beneficiarias (familias de 232 mujeres y 50 hombres) mediante el fortalecimiento de la comercialización de la cooperativa de mujeres Musow Ka Cesiri, dedicada a la transformación de productos agroalimentarios, de la comuna urbana de Sikasso, todas ellas en situación de alta vulnerabilidad.

Este proyecto se vertebra en torno a tres ejes:

  1. La mejora de los índices de alfabetización de las mujeres y hombres del entorno de la cooperativa, además de asegurar la participación política en temas relacionados con los derechos de la mujer, involucrando a la Dirección Regional de la Mujer, Infancia y Familia.
  2. La mejora de la producción y comercialización de los productos de la cooperativa, permitiendo el acceso a mercados regionales de los productos de la cooperativa, aumentando su calidad y competencia.
  3. El acceso a recursos financieros mediante el fortalecimiento del sistema de autofinanciación de mutua solidaridad.

Mejora de los conocimientos, habilidades y destrezas de los dirigentes sindicales de panamá sobre el diálogo y la concertación social, autonomía e independencia, estrategias de fortalecimiento orgánico y perspectiva de género

En Panamá, iniciamos en 2016 una intervención que se desarrolló en 18 meses en colaboración con Comisiones Obreras de Andalucía y la Convergencia Sindical Panamá para contribuir a fortalecer las capacidades organizativas y de incidencia del movimiento sindical a través de la mejora de los conocimientos, habilidades y destrezas de los dirigentes sindicales.

Empoderamiento de las mujeres artesanas y fortalecimiento del tejido artesanal de comunidades indígenas y campesinas del municipio de Morona

Esta intervención, iniciada en 2018 y desarrollada en 18 meses en colaboración con Promoción Claretiana para el Desarrollo Bética y la Fundación ATASIM, tiene como objetivo contribuir al desarrollo económico y social de 165 personas artesanas (144 mujeres y 21 hombres) originarios e indígenas de 3 comunidades del Municipio de Morona, Provincia Morona Santiago, Ecuador.

Con este proyecto se pretende mejorar la competitividad del sector artesanal mediante una estrategia de apoyo integral que fortalezca la cadena de valor de la actividad y potencialice la presencia de las personas artesanas de bajos ingresos mejorando e innovando su producción y productividad aplicando buenas prácticas con equidad de género y sostenibilidad ambiental; fortalecer la comercialización de productos artesanales locales creando espacios para su promoción y venta y generando nexos con las autoridades locales para lograr sinergias que fortalezcan la actividad artesanal local y el impulso de una asociación de producción artesanal conformada en su mayoría por mujeres en los ámbitos productivo, comercial y de gestión empresarial.

Todos los proyectos vinculados a este tipo de problemática u otras de distintas tipologías, pueden consultarse en la web de Cooperanda, el espacio de comunicación y transparencia pensado y diseñado para hacer accesible a todos los públicos la información de los proyectos de cooperación al desarrollo apoyados por Andalucía.