Con el apoyo de la Consejería de Igualdad, la Universidad de Córdoba está desarrollando un total de 16 proyectos de cooperación universitaria

La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación a través de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID), mantuvo el pasado 26 de abril un encuentro con responsables de la Universidad de Córdoba. Un encuentro que se encuentra dentro de la ronda de contactos para consolidar las alianzas multiactor con las instituciones universitarias. Estos encuentros se enmarcan en la senda de la Agenda 2030, que en su Objetivo de Desarrollo Sostenible 17 (Alianzas para lograr los Objetivos) señala la importancia de la colaboración entre entidades y diversos actores.

Durante el encuentro, en el que han participado el delegado provincial de Córdoba, Antonio López; la directora de la AACID, MªLuz Ortega; el responsable de la AACID del área del Mediterráneo y África subsahariana, Jorge Téllez; y el responsable de la coordinación con universidades de la AACID, José Francisco Montero, se compartieron las claves esenciales de la propia Universidad en el marco de cooperación universitaria. El centro dispone de una Estrategia de Cooperación y Educación para el Desarrollo que ejerce de marco para los proyectos y actuaciones que Igualdad financia, a través de la AACID, con 1.483.258,92 €.

Los proyectos que desarrolla la Universidad de Córdoba en materia de cooperación inciden en líneas claves de la política de cooperación andaluza: trabajar desde la docencia y la formación los problemas del desarrollo y las alternativas para un Desarrollo Humano Sostenible, poner en marcha proyectos de economía social y solidaria, fomentar la participación de la comunidad universitaria y desarrollar su compromiso con la Agenda 2030. El actual Plan Andaluz de Cooperación al Desarrollo (PACODE) pone el foco en el papel relevante que las universidades juegan como agentes claves de cooperación y desarrollo de políticas que nos ayuden a alcanzar en Andalucía y el mundo los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por la Agenda 2030”, señala MªLuz Ortega, directora de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Desde el año 2000, la Universidad de Córdoba ha desarrollado más de 20 proyectos de cooperación internacional con el respaldo de la Consejería y la AACID. Estos proyectos han trabajado sobre áreas claves para la cooperación universitaria como desarrollo humano sostenible, consumo responsable, soberanía alimentaria, igualdad de género, educación para el desarrollo, voluntariado, formación e investigación y movilidad de personal docente e investigador. La Universidad de Córdoba es, además, pionera y referente en la investigación ligada a la gestión sostenible de recursos naturales en el campo agroalimentario y forestal especialmente en Marruecos y Mozambique. En total, desde el año 2000 la Consejería ha aportado más de 1,8 millones de euros a la financiación de estos programas.

El encuentro permitió abordar junto a la Vicerrectora de Políticas Inclusivas y Vida Universitaria, Rosario Mérida; el Director del Área de Cooperación y Solidaridad, Tomás de Haro; personal del Área de Cooperación y Solidaridad; así como personal investigador en sectores vinculados a la Agenda 2030 de la cooperación al desarrollo de la Universidad de Córdoba otros temas comunes de interés como el desarrollo de trabajos de investigación que aborden temáticas relacionadas con el Desarrollo Humano y Sostenible. Además, sirvió para plantear la generación de espacios que permitan fomentar la I+D+i y el voluntariado activo, conocer las principales líneas de investigación que puedan apoyar el desarrollo de la cooperación técnica andaluza e ir abriendo espacios para contribuir con respuestas innovadoras, interdisciplinares y transversales a los retos del desarrollo humano y sostenible.

Asimismo, también se pusieron en común los retos que asumir por parte de la cooperación universitaria, como la coherencia de las políticas de cooperación de las universidades andaluzas en la incorporación de la Agenda 2030 en su desarrollo estratégico, con el objetivo de hacer de las universidades un agente clave y transformador en la localización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, un objetivo compartido por Universidad y Consejería.