La AACID participa en el evento online de cierre del proyecto ‘Innovación y desarrollo: Deshidratadores de setas silvestres’ de Bosque y Comunidad

El próximo 9 de junio a las 10:00 (GMT+2) tendrá lugar un seminario online organizado por Bosque y Comunidad en el que se hablará sobre la relación entre la innovación y la cooperación internacional para el desarrollo y que supondrá el cúlmen de un proyecto, ya que se presentará el manual elaborado por la ONGD sobre un deshidratador de setas tipo cesto, una tecnología sencilla, innovadora y de muy bajo coste que utiliza únicamente materiales locales y que ha sido diseñada en el marco de un proyecto de innovación financiado por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID) y transferido al sur de Mozambique.

Este proyecto en cuestión, ‘Desarrollo y transferencia de una tecnología de bajo coste y fácil uso para la conservación de setas silvestres en el sur de Mozambique’, tiene como objetivo el desarrollo y transferencia de una tecnología de bajo coste y fácil uso que permita la conservación de setas silvestres y que se adapte al contexto del Sur de Mozambique. Esta tecnología permite mejorar la situación de inseguridad alimentaria, agravada por la falta de mecanismos de conservación de alimentos nutritivos para aumentar la disponibilidad de éstos durante los períodos de sequía.

Para lograrlo, se han desarrollado en Andalucía dos prototipos de máquina de conservación de setas en lugar de un único prototipo, uno para uso a nivel de hogar/familiar y otro comunitario. Ambos con materiales de bajo coste y de fácil uso.
Entre el 25 y 28 de febrero de 2020 se realizó la transferencia de estos prototipos a dos comunidades rurales mozambiqueñas, Chichongue y Checua, en el Puesto Administrativo de Calanga en el Distrito de Manhiça en la provincia de Maputo. Y el día 3 de marzo de 2020 se realizó una jornada de transferencia de las tecnologías desarrolladas a instituciones públicas, organizaciones de base, españolas e internacionales, y otros actores interesados. A estas jornadas acudieron 33 personas de 16 instituciones/organizaciones. En ella, se entregaron 74 máquinas familiares y 1 comunitaria en cada una de las dos comunidades rurales mencionadas, así como 15 máquinas familiares a 11 organizaciones de la sociedad civil y dos instituciones gubernamentales). El 26 de noviembre de 2020 se realizó una jornada de refuerzo en las dos comunidades rurales.

A excepción de este evento de cierre que tuvo que ser retrasado por el COVID-19, la intervención se ha desarrollado correctamente según lo previsto gracias a las entidades participantes. La empresa cordobesa Setacor (asistencia técnica), y las organizaciones mozambiqueñas NADEC y ActionAid Mozambique (facilitaron la comunicación entre las comunidades beneficiarias y el resto del equipo del proyecto, así como para la dinamización de las actividades llevadas a cabo en terreno), habiéndose incluido diversas mejoras respecto de la propuesta inicial.
Estas mejoras son:

  • Se ha aumentado el número de entidades beneficiarias de la transferencia de los prototipos en Mozambique de 4 a 16.
  • Mientras que la propuesta inicial contemplaba la entrega de 5 prototipos, finalmente se han entregado 165 deshidratadores (74 máquinas familiares y 1 comunitaria en cada una de las dos comunidades rurales (Checua y Chichongue) y 15 máquinas familiares a 11 organizaciones de la sociedad civil y dos instituciones gubernamentales). Esto ha sido posible al conseguir un diseño de deshidratador de setas de muy bajo coste, aproximadamente 2-7€ por unidad.

Logros del proyecto

De forma directa se han beneficiado del proyecto las personas de las comunidades en las que se ha transferido la tecnología y las organizaciones que han sido formadas y que también han recibido un deshidratador familiar tipo cesto. También lo serán las organizaciones que participen en el próximo evento. Indirectamente, todas aquellas personas que se vean beneficiadas por la réplica de esta tecnología en otros lugares.

  • Se ha elaborado un informe de identificación de setas comestibles de Mozambique en base a revisión bibliográfica, contacto con expertos en micología mozambiqueños, muestreos realizados en las comunidades e identificación por parte de las/los participantes de las comunidades rurales.
  • Diseño de dos prototipos de deshidratadores de setas. Lo primero que se realizó fue una revisión bibliográfica de sistemas de deshidratado de setas utilizados en países con un nivel de desarrollo similar al de Mozambique. Al mismo tiempo, se identificó gracias al equipo de ByC en terreno y a las contrapartes con las que trabaja (ActionAid Mozambique y NADEC) los materiales de los que se dispone en las comunidades o aquellos cuya adquisición es factible por cercanía al punto de venta y precio. Se realizó el esbozo de diseño de varios prototipos y posteriormente se analizaron en base a diferentes variables, tanto por parte de SetaCor, como de Bosque y Comunidad y su contraparte en terreno. Estas variables contemplaban, entre otros aspectos, los costes, la facilidad en el montaje, la eficiencia en el deshidratado y la sostenibilidad ambiental. Se seleccionaron dos prototipos que más tarde fueron construidos en Córdoba. Uno de estos prototipos, el familiar tipo cesto, es totalmente novedoso, con ningún sistema parecido existente en la bibliografía consultada. Estos deshidratadores de cesto constan de un cesto de cañizo o mimbre, un ladrillo, unas varillas de cañizo y de una tela o “capulana” (tela típica de África, muy utilizada en las comunidades de Mozambique).
  • Se ha elaborado un manual sobre el diseño, montaje y mantenimiento de los deshidratadores en español y portugués para que la tecnología desarrollada pueda ser replicada.
  • Se realizaron jornadas de transferencia y capacitación tanto en las comunidades rurales donde los deshidratadores fueron transferidos, como en Maputo, en este caso dirigida a organizaciones públicas y de la sociedad civil. Las organizaciones participantes mostraron su intención en implementar esta tecnología en sus propios proyectos. Se realizó una jornada de dos días en cada una de las comunidades rurales, Chichongue y Checua (Puesto Administrativo de Calanga, Distrito de Manhiça, Mozambique). En estas jornadas se realizó una formación sobre la importancia del consumo de setas para mejorar la nutrición de las comunidades, del funcionamiento de los deshidratadores y de cómo conservar las setas deshidratadas, así de cómo rehidratarlas y consumirlas posteriormente.
  • También se construyó de forma participativa y fomentando una participación igualitaria de mujeres y hombres el deshidratador comunitario solar y la infraestructura para protegerlo de la lluvia.
  • Asimismo, se montó y puso en funcionamiento un deshidratador familiar tipo cesto y se hizo un acompañamiento para que cada participante con la ayuda del resto montara su propio deshidratador tipo cesto.
  • Con las setas deshidratadas se mostró cómo conservarlas y cocinarlas, haciendo una degustación en la comunidad de Checua. Además, se realizó una jornada de refuerzo ocho meses después para reforzar conocimientos. Durante todo el proyecto se ha hecho un seguimiento continuo.

En definitiva, el proyecto ha permitido que las personas de estas comunidades puedan deshidratar no sólo setas silvestres, disponibles de forma natural en su entorno, sino también otros alimentos como hortalizas y frutas, contribuyendo así a la conservación de alimentos y mejorando la situación de inseguridad alimentaria presente en la zona.

Acerca del evento ‘Innovación y desarrollo: Deshidratadores de setas silvestres’

En este seminario online se presentarán los deshidratadores diseñados y transferidos en Mozambique en el marco del proyecto de innovación financiado por AACID ‘Desarrollo y transferencia de una tecnología de bajo coste y fácil uso para la conservación de setas silvestres en el sur de Mozambique’, así como el manual elaborado por Bosque y Comunidad sobre el diseño, montaje y mantenimiento de un deshidratador de setas silvestres tipo cesto que permite conservar este u otros alimentos durante largos períodos, contribuyendo así a la mejora de la seguridad alimentaria, con un mínimo coste y utilizando únicamente materiales locales. Este deshidratador ha sido diseñado expresamente para este proyecto.

Por último, habrá una mesa redonda en la que se debatirá sobre la situación actual de la innovación en la cooperación internacional para el desarrollo.

Para asistir al evento, que contará con la participación de Jorge Téllez Carrasco, Jefe de Unidad Mediterráneo y África Subsahariana de la AACID, Esther Hernández Alonso, Coordinadora para África Oriental y Central de la AACID y María Rosas de la empresa cordobesa Setacor, inscríbete en este enlace