La AACID apoya a UNICEF en la mejora de la capacidad de resiliencia y la protección de niños y familias afectados por el conflicto en Siria

© UNICEF/UNI216511/Simkin

A través de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID), la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación ha destinado la cantidad de 1.000.000 de euros al proyecto de UNICEF dirigido a proteger de la violencia, abuso y explotación a 68.838 niñas, niños y sus familias, adaptado a la situación de COVID-19, con el fin de facilitarles un mejor acceso a las intervenciones de prevención y respuesta en materia de protección de la infancia, ahora que las necesidades de los servicios de protección de la infancia en Siria son mayores que nunca.

De acuerdo con el Plan de Respuesta Humanitaria (2019), las intervenciones propuestas tendrán por objeto alcanzar los siguientes resultados:

  1. Fortalecimiento de los servicios de apoyo psicosocial para prestar servicios ampliados a 10.000 niños y niñas afectados y 21.738 cuidadores que se benefician de los programas de crianza de los hijos a fin de mejorar su bienestar y su capacidad de recuperación mediante espacios comunitarios adaptados a los niños y equipos móviles para llegar mejor a los grupos más vulnerables.
  2. Un total de 500 niños y niñas identificados con necesidad de servicios especializados de protección infantil reciben apoyo con respuestas oportunas y de calidad para atender sus necesidades a través de la gestión de casos.
  3. Reducir el impacto de los peligros que representan los artefactos explosivos en la población (niños, niñas, hombres y mujeres) de las comunidades objetivo, para que 36.300 personas dispongan de conocimientos y aptitudes que les permitan prevenir y mitigar dichos peligros y riesgos mediante la adopción de comportamientos seguros.

Las actividades se están llevando a cabo durante 2021 en Aleppo, Idleb, Hama y Latakia, y se dirigen a la población afectada por el conflicto, las personas desplazadas, internos vulnerables, los repatriados y las comunidades de acogida, así como las personas que viven en zonas de reciente acceso, con especial atención a:

  • Niñas y niños en situación de riesgo y supervivientes de problemas de protección de la infancia, como los niños separados y no acompañados y los niños expuestos a riesgos de explosión.
  • Los niños y niñas de las zonas de reciente acceso, así como los que viven en asentamientos de desplazados internos y refugios colectivos.

Para el desarrollo de esta intervención, han colaborado el Ministerio de Bienestar Social; Comisión Siria de Asuntos de la Familia, Ministerio de Educación (MoE), Media Luna Roja Árabe Siria (SARC), y ONG internacionales y nacionales.