El Aula Mediterránea del IEAMED cierra el curso 2021/22 en Málaga, trasladando a 1.800 alumnos de 18 centros educativos de la provincia las bondades de la Dieta Mediterránea

 

lunes, 01 de agosto de 2022, 15:58 h.

La cifra de alumnos participantes se ha incrementado en 300 respecto al curso 2020/21, en el que se contabilizaron 1.505 alumnos
Un total de 1.800 alumnos, procedentes de 18 centros educativos de Málaga capital, se beneficiaron durante el curso 2021/22 de las actividades del “Aula Mediterránea”, incluida dentro de los Programas Educativos del Ayuntamiento de Málaga, e impulsada por la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural  (CAADS), a través del Instituto Europeo de la Alimentación Mediterránea (IEAMED), de la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía (AGAPA).
 
Destacar que pese a que el total de centros participantes se contabiliza un centro menos con respecto al pasado curso,  la cifra de alumnos participantes se ha incrementado en 300 con respecto al curso 2020/21, con 1.505 alumnos.
 
La relación de centros que han podido beneficiarse de esta acción durante el último curso escolar es la siguiente: IES Sierra Bermeja; IES Ben Gabirol; CEIP Antonio Gutiérrez Mata; CEIP Ángel Ganivet; IES Playamar; IES Santa Bárbara; CEIP Antonio Machado; IES José María Torrijos; IES Martín de Aldehuela; CEIP Pintor Denis Belgrano; CEIP Pintor Félix Revello de Toro; IES Jardines de Puerta Oscura; IES Torre del Prado; CEIP José María Hinojosa; CEIP García Lorca; IES Belén; IES Guadalmedina, y Colegio Misioneras de Málaga.
 
El proyecto “Aula Mediterránea” para escolares surge con el objetivo de difundir y poner en valor el estilo de vida asociado al modelo de Alimentación Mediterránea, basado en el consumo de productos de cercanía y de temporada. Desde el curso 2019/20, esta actividad se ha incorporado al catálogo de los Programas Educativos del Ayuntamiento de Málaga, constituyendo desde entonces su principal marco de acción.
 
Desde las Administraciones Públicas Andaluzas ponemos  interés para que se conozca el valor universal de la Dieta Mediterránea, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Pero además, con esta actividad intentamos incidir entre la población joven, que debe adoptar, más pronto que tarde, estilos de vida y hábitos de alimentación saludables. A día de hoy existen estudios que ponen de manifiesto que debemos cuidar estos elementos para reducir los casos de obesidad y otras enfermedades derivadas de una alimentación desequilibrada y una vida sedentaria.
 
Para instruir a nuestros jóvenes en patrones alimentarios más saludables, esta acción divulgativa se complementa con una serie de actividades gamificadas, adaptadas a cada grupo en función de sus edades y conocimientos. Entre ellas se incluyen: la elaboración por parte de cada alumno de una pirámide que personalice su alimentación y hábitos de vida; charlas dinamizadas y coloquios, y juegos y talleres para fomentar la participación y el conocimiento del alumnado acerca de la Dieta Mediterránea. La idea no es sólo acercar a los jóvenes a la Dieta Mediterránea como estilo de vida y alimentación saludable, sino también como modelo sostenible desde el que reactivar la economía local, combatiendo el despilfarro alimentario e impulsando la economía circular andaluza.