Atrás

Cítricos: riesgo alto de picada por mosca de la fruta

26/11/2018

Actualmente las variedades de recolección Media ya se encuentran en envero, y por lo tanto, en riesgo de picada de la mosca de la fruta (Ceratitis capitata). Sin embargo, aún se halla por recolectar una superficie importante de variedades de recolección Temprana ya en maduración, expuesta, igualmente, desde hace semanas, a este díptero.  Las principales causas de este retraso en la recolección, que comenzó con las Extratempranas, han sido ambientales y comerciales. Las temperaturas máximas y mínimas en septiembre-principios de octubre han sido elevadas, retrasando el envero y maduración de los frutos, hecho que han aprovechado los cítricos de Sudáfrica para asegurarse el mercado nacional y europeo, destino de la mayor parte de la producción andaluza. Es por ello que, previéndose una mejoría del tiempo a partir del lunes 26, con temperaturas en torno a los 18ºC en las horas centrales del día y una moderada humedad relativa, se recomienda prestar especial atención sobre la mosca de la fruta, cuya actividad podría reanudarse significativamente tras las lluvias actuales.

Biología:

La hembra de este díptero inspecciona los frutos buscando un lugar apropiado para realizar la puesta, pues el color y olor de los mismos tiene un papel importante en la elección de la puesta, prefiere el amarillo y el naranja, por lo tanto, es especialmente cuando el fruto está en envero-maduración, cuando el riesgo de picada y viabilidad de puestas y larvas es mayor, pudiendo afectar negativamente tanto a la producción como a la comercialización de cítricos. En frutos aún verdes, aunque la picada no fuera viable ésta podría favorecer la entrada de patógenos.

Control:

Para la toma de decisiones relacionadas con el control poblacional de la mosca de la fruta, se recomienda la instalación de trampas para el monitoreo de adultos y realizar muestreos de frutos semanalmente. Habrá que tener en cuenta, por tanto, la fenología, capturas en trampas, presencia/ausencia de frutos picados y plazo de seguridad de las materias activas a utilizar.

Señalar que, el control de este díptero en los frutales huésped que se encuentren en las inmediaciones de la parcela, y utilizar técnicas de trampeo masivo cuando se inicie el envero, y durante la maduración, son medidas que contribuyen a la disminución de su población.

Finalmente, durante la recolección, habrá que tener en cuenta que, tanto la eliminación de la fruta del suelo como no dejar fruta madura en el árbol son prácticas que evitan los focos para nuevas generaciones.