Atrás

Finaliza la recolección de remolacha azucarera en Andalucia

27/08/2019

La campaña de recolección de la remolacha azucarera en Andalucía finalizó el pasado 10 de agosto, después de que la fábrica del Guadalete (en Jerez de la Frontera), la única de esta comunidad autónoma, haya recepcionado en 55 días de campaña, desde el 17 de junio, un total de 420.399 Tm de remolacha liquida (586.384 Tm la campaña anterior). La polarización o riqueza media ha sido del 18’7% (16’8% la pasada campaña), con un descuento del 10,1%; y los rendimientos medios obtenidos, en regadío, han sido de 92 Tm/ha (84’5 Tm/ha en la anterior campaña).

La superficie sembrada en la Zona Sur, esta campaña 2018-2019, ha sido de unas 6.300 hectáreas (7.400 ha en la campaña precedente), 4.535 ha en riego y 1.765 ha en secano. Este descenso en la superficie del cultivo se ha debido, en gran parte, a las elevadas lluvias caídas en otoño, las cuales impidieron que se realizasen en tiempo y forma las correspondientes siembras. Del mismo modo algunas parcelas de remolacha que se iban a sembrar en barbecho de algodón no se pudieron realizar debido al retraso en la recolección de este cultivo, como consecuencia de las citadas lluvias otoñales. El incremento en la superficie de secano de esta campaña se ha debido a los incentivos económicos propuestos en los nuevos modelos de contratación.

El estado vegetativo del cultivo de regadío se ha desarrollado en general de forma satisfactoria; no así el del secano, ya que apenas han caído precipitaciones en invierno y en primavera (unos 100 mm de agua de lluvia). La elevada riqueza de las remolachas recolectadas se ha debido a las suaves temperaturas del verano que han permitido un buen desarrollo vegetativo del cultivo.

Los niveles de daño de los principales agentes que han afectado al cultivo han sido leves en general, fácilmente controlados por los tratamientos insecticidas y fungicidas realizados oportunamente. En algunas parcelas ha destacado la presencia moderada-alta de Cercospora (Cercospora beticola); así como también se han observado niveles moderados de adultos y larvas de Cásida (Cassida vittata).

Acceda aquí a los informes fitosanitarios de este cultivo.