Atrás

Situación fitosanitaria del cultivo de remolacha azucarera, durante el mes de julio

05/08/2019

El estado fenológico dominante del cultivo durante el pasado mes de julio ha pasado desde el estado “BBCH: 46-49” (60-90% tamaño raíz estimado), registrado a principios de julio, hasta el estado “BBCH: 49” (Raíz tamaño cosecha) registrado a finales de julio.  Se estima esté recolectado el 90% de la superficie total del cultivo. El cierre de la única fábrica azucarera de Andalucía, la del Guadalete en Jerez de la Frontera (Cádiz), está previsto para el próximo 9 o 10 de agosto. La remolacha ha presentado, en general, un buen desarrollo vegetativo y fitosanitario.

La presencia de lixus (Lixus scabricollis) ha sido muy baja en Cádiz, con medias provinciales entre 1’3 y 4’8 adultos/UM (Unidad de Muestra=50 plantas); mientras que en Sevilla ésta ha sido muy alta, alcanzándose unas medias provinciales que han oscilado entre 36’6 y 55’6 adultos/UM. No realizándose tratamiento contra esta plaga en ninguna de las parcelas.

Respecto a individuos de cásida (Cássida vittata), en Cádiz se llegó a registrar una media provincial máxima de 5 adultos/UM y 6’5 huevos+larvas/UM; mientras que en Sevilla los máximos valores de la media provincial fueron más elevados, 25’7 adultos/UM y 16’7 huevos+larvas/UM. Se realizaron tratamientos insecticidas para controlar esta plaga en las parcelas de Sevilla que superaron el respectivo umbral de tratamiento.

La presencia de larvas de noctuidos defoliadores (Spodoptera spp.) ha sido baja en ambas provincias remolacheras, en Cádiz la media provincial máxima fue de 1’8 larvas pequeñas/UM, y en Sevilla de 6’2. En cuanto a pulgones, en Cádiz el máximo valor de la media provincial fue de 0’7 colonias (>25 pulgones) /UM, realizándose tratamiento químico para su control en esta provincia; mientras que en Sevilla el valor máximo de la media provincial fue de tan solo 0’03 colonias/UM, no efectuándose ningún control sobre ellos. La presencia de fauna auxiliar asociada a los pulgones ha sido ligeramente más elevada en Cádiz que en Sevilla, predominando la presencia de adultos y larvas de coccinélidos.

Los niveles de cercospora (Cercospora beticola) han sido por lo general elevados en ambas provincias remolacheras. En Cádiz el máximo valor de la media provincial fue del 17’4% de hojas intermedias con presencia, registrado la tercera semana de julio, mientras que en Sevilla el máximo valor de la media provincial fue del 30% registrado también la tercera semana de julio. Se realizaron tratamientos fungicidas contra esta enfermedad en las parcelas que superaron el umbral en ambas provincias.

En referencia a roya (Uromyces betae), su presencia ha sido baja en Sevilla y moderada en Cádiz, con medias provinciales máximas de 13’4% de hojas intermedias con presencia en Cádiz, y 3’3% en Sevilla. Los tratamientos fungicidas realizados para combatir la cercospora han estado controlando también a este hongo.

La incidencia de oídio (Erysiphe betae) en el mes de julio ha sido muy baja en Cádiz y elevada en Sevilla. En Cádiz la media provincial máxima registrada en julio ha sido del 0’9% de plantas afectadas, mientras que Sevilla ha sido del 15’5%, realizándose tratamiento fungicida en las parcelas esta última provincia que superaron el umbral.

La presencia de lepra (Urophlyctis leproides) en corona y de esclerocio (Sclerotium rolfsii) ha sido nula o prácticamente nula en ambas provincias remolacheras.