Atrás

Vendimia de la Campaña 2019

07/10/2019

La vendimia en Andalucía comenzó a lo largo la última semana de julio en las provincias de Cádiz, Córdoba y Málaga, con la recolección de las variedades más tempranas, como Chardonnay, Sauvignon blanc, Verdejo, Moscatel de grano menudo, … con destino a la elaborarán los vinos jóvenes sin crianza. Supone un adelanto de unos 10 días respecto a la campaña pasada, cuando dio comienzo la primera semana de agosto. Se continuó la vendimia con la recolección de las variedades tintas Cavernet Sauvignon, Tempranillo, Merlot, Syrah, … Y por último, las variedades estrella y mayoritarias en cada marco, (Pedro Ximénez en Montilla-Moriles, la Palomino fino en Jerez y la Zalema en Condado Huelva), comenzaron la penúltima semana de agosto.

En general la calidad de la uva ha sido de muy buena a excelente, dado que ha podido madurar de forma paulatina y suave, lo que sin duda redundará en una alta calidad de los mostos. En general, la uva ha entrado en los lagares con un excelente nivel de sanidad y a pesar de la meteorología, con unas altas graduaciones y con menos oscilaciones entre municipios que en otras campañas. Es muy destacable además el nivel de acidez de la uva, más alto de lo habitual, lo que unido al grado y al buen estado sanitario augura la obtención de unos mostos de muy alta calidad.

A lo largo de la segunda quincena de septiembre han ido terminando las distintas zonas vitícolas andaluzas las labores de recolección y vendimia.

En Cádiz la producción final se ha situado ligeramente por encima de los 57,3 millones de kilos de uva, lo que supone una disminución de casi el 30% con respecto a los más de 81 millones de la vendimia 2018, que cabe recordar fue excepcionalmente alta en todas las provincias. La media de la campaña ha sido finalmente de 12’13º Baumé.

En Córdoba, con una media de 13´40º Baumé, la producción final se ha situado cercana a los 39 millones de kilos de uva, lo que supone una disminución de en torno a un 15% con respecto a la vendimia 2018.

En Huelva la recolección ha terminado la primera semana de octubre con una producción algo menor de lo normal y una media de 10´50º-11º Baumé. El año ha sido muy tranquilo en cuanto a plagas y enfermedades, sólo resaltar en Julio el mosquito verde.

En Málaga la vendimia finalizó a finales de septiembre, con una producción algo menor de lo normal y una media de 12´80º Baumé, con un estado fitosanitario de los racimos bueno y un mínimo porcentaje de racimos con botritis. Lo destacable es el mosquito verde, que sigue presente, aunque viene disminuyendo la cantidad de insectos por hoja en las últimas semanas.

Por tanto, el estado fitosanitario del viñedo ha sido, en general, satisfactorio, con una escasa incidencia de plagas y enfermedades; tan sólo se han observado algunos episodios de Araña amarilla (Tetranychus urticae) y Mosquito verde (Jacobyasca lybica y/o Empoasca spp.), asociados a periodos de intenso calor, que se han combatido puntualmente con tratamientos focalizados.

En cuanto a la incidencia de racimos afectados por Podredumbre gris (Botrytis cinerea), Podredumbre ácida, (producidas por bacterias tipo Acetobacter y Gluconobacter, y por levaduras tipo Cándida y Kloeckera) y/o Podredumbre secundaria, (Aspergillus niger, Cladosporium herbarum, Alternaria sp, Rhizopus nigricans), se observó en parcelas de Cádiz, Huelva y Málaga, con unas medias provinciales de racimos afectados muy bajas, inferiores al 1% de racimos afectados; destaca la comarca de Antequera Norte, que ha llegado al 3% de racimos afectados.

Foto: Diputación de Málaga