Atrás

Medidas para disminuir la población de Scirtothrips aurantii en arándano

Imagen


En Huelva, el arándano es el segundo berry en importancia por superficie plantada tras la fresa. Durante la campaña 2021-2022 ha ocupado una superficie en torno a las 3.500 hectáreas, lo que supone casi un 7% de incremento respecto a la campaña pasada. Respecto a las variedades cultivadas, aumenta la superficie de las más tempranas, lo que permite acceder al mercado a principios de año.

Desde que a finales de noviembre de 2020 se detectara en la provincia de Huelva la presencia del trips, Scirtothrips aurantii, el arándano se ha convertido en uno de los huéspedes más importantes de esta plaga que también ataca, entre otros, a la frambuesa, cítricos y caqui.

El manejo del arándano en su etapa final de producción es muy importante para su control poblacional. Una vez finalizada la etapa de producción se procede a la poda de este arbusto. En el caso de las variedades más tempranas se inicia en la segunda quincena de mayo, extendiéndose para medias y tardías durante el mes de junio y primeros de julio.

De cara a disminuir población del Scirtothrips aurantii y su dispersión a otros cultivos huéspedes colindantes y evitar el ataque a las nuevas brotaciones y con ello la disminución de producción, se recomienda, justo al finalizar la campaña de recolección y antes de realizar la poda, el control químico de esta plaga en el caso de presencia.

Se recuerda que, a través de la página web de la RAIF se puede consultar el listado actualizado de materias activas autorizadas en Producción Integrada fresa, frutos rojos y cítricos para el control de trips, pudiéndose incorporar, dado el caso, nuevas materias activas o productos fitosanitarios mediante la autorización correspondiente. En cuanto a su control biológico, aún no se tiene suficiente información.