Atrás

Seguimiento de la primera generación de gusano rosado en el cultivo del algodón

4/07/2022

El cultivo del algodón se encuentra actualmente en el estado fenológico dominante de “Botones”; sin embargo, el número de flores y frutos cuajados (cápsulas pequeñas) se ha incrementado de forma importante en la última semana como consecuencia de un excelente desarrollo vegetativo favorecido por las altas temperaturas.

En estos momentos, el gusano rosado (Pectinophora gosypiella), una de las plagas más dañinas de este cultivo, se encuentra en su primera generación, dentro de las flores. En éstas forman los denominados “Farolillos”, donde la larva une la corola con hilos de seda, no produciendo daño alguno, pero si advirtiendo al agricultor de su presencia. Esta semana se han observado los primeros “Farolillos” en el cultivo, detectándose éstos en muy pocas parcelas.

El gusano rosado tiene 3 generaciones y una cuarta incompleta. Pasa el invierno en diapausa dentro de la semilla en rastrojos del algodón, en las desmotadoras o en el suelo, dentro de un capullo. La mariposa empieza a emerger en primavera cuando todavía no hay botones florales. Si la mayoría de los adultos salen cuando el algodón está muy atrasado, morirán, y sólo escaparán los que encuentren un algodón en estado de botones o próximo a ello. En los años de gran coincidencia del vuelo con los órganos florales, esta plaga puede ser mucho más peligrosa.

Con las primeras cápsulas receptivas (frutos cuajados con más de 15-20 días) se hace indispensable el continuo seguimiento de esta plaga; por lo que se aconseja, por un lado, colocar trampas con feromonas para el seguimiento poblacional de la plaga, y por otro, realizar muestreos periódicos en las parcelas más adelantadas (con frutos receptivos), con el objetivo de constatar la presencia o no de larvas dentro de las cápsulas.

Cabe recordar que las primeras cápsulas o frutos serán siempre las mejores, con mayor peso y fibra de mayor calidad, por lo que es muy importante preservarlas del daño infringido por las plagas, para poder obtener el mayor rendimiento posible.

Antes de emplear productos fitosanitarios es conveniente sopesar otras alternativas viables a la hora de combatir las plagas; así como conocer la previsión meteorológica, ya que unas elevadas temperaturas pueden hacer abortar las puestas o matar las larvas recién nacidas, y, en cambio, unas temperaturas suaves favorecer la eclosión de las puestas y un normal desarrollo de las larvas neonatas.

Del mismo modo es aconsejable hacer un inventario de la fauna auxiliar existente en nuestros campos de algodón, esto nos ayudará a planificar una adecuada estrategia de control sobre ésta y otras plagas de este cultivo.

Para más información, consulte el informe fitosanitario de su provincia.